Empresas

El nuevo contador de la luz, el gran hermano que vigila en nombre de las eléctricas

Es el nuevo gran hermano: el contador inteligente vigilará los comportamientos de consumo y el patrón de vida de los consumidores, dando a las eléctricas una valiosa información comercial. Serán un 40% más caros y sus mediciones serán más ajustadas y en tiempo real.

Un técnico coloca los contadores inteligentes de un grupo de viviendas.
Un técnico coloca los contadores inteligentes de un grupo de viviendas. Endesa

Los nuevos contadores inteligentes de la luz son un dechado de virtudes. Frente a los antiguos e imprecisos contadores analógicos, los que ahora están instalando las eléctricas de forma progresiva en su base de clientes permiten una lectura precisa y en tiempo real del consumo, así como la discriminación horaria para poder aplicar el coste de la energía según el momento en que es consumida, ya sea en hora punta o valle.

Pero es tal la precisión de estos nuevos aparatos, que permiten el control remoto sin la necesidad de la visita del técnico y el seguimiento en tiempo real, que las compañías eléctricas dispondrán de una valiosísima información que podrá ser usada con intereses comerciales, alertan los expertos.

El contador informará a las compañía eléctrica de qué hábitos de consumo hay en la vivienda, cuánta gente come en casa (encendido de la vitro o el horno), cuántas lavadoras se ponen a la semana y si el fin de semana se sale de viaje o se permanece en la vivienda, entre otros muchos datos.

La eléctrica tendrá un perfil exacto del consumo de una familia, cuánto cocinan, cuándo están en casa, si salen o no el fin de semana, a qué hora se levantan...

"Es como una especie de gran hermano, porque la eléctrica podrá hasta saber qué marca de electrodomésticos y su potencia se usa en la casa y con su vigilancia en tiempo real podrá establecer estadísticas con perfiles de consumo de la familia. Es una valiosa información susceptible de ser utilizada de forma comercial por la compañía eléctrica", señala un experto consultado.

Las organizaciones de consumidores han alertado de que habrá que vigilar muy de cerca el uso que se pueda hacer de los datos personales de los clientes. Algunas de ellas, como Facua, va más allá y avisa de que "los nuevos contadores de la luz elevan el riesgo de robos al revelar si el piso está vacío. Estos equipos de medida tiene una luz led que parpadea a una velocidad proporcional al nivel de consumo eléctrico. Al estar visibles, cualquiera que entre en el edificio puede deducir a qué horas del día no hay nadie en el piso o si la familia se ha marchado unos días (un parpadeo muy lento denotaría que sólo está funcionando el frigorífico".

A la vista de los problemas que se pueda derivar del uso de los datos personales de los clientes, la Comisión Europea está estudiando la posible introducción de nuevas normas para garantizar la total protección de estos datos.

La Comisión Europea está estudiando la posible introducción de normas más estrictas que garanticen la protección de los datos personales de los clientes con contador digital

Pero no es este el único problema derivado de la llegada de los nuevos contadores, que pese a estar llena de ventajas trae aparejado una subida del recibo. Y es que el alquiler de los nuevos aparatos, cuya instalación es costeada por la eléctrica, será un 40% más caro que el de los antiguos. Los de discriminación horaria costarán 0,81 céntimos al mes frente a los 0,54 euros que se pagan ahora, mientras que los que sean con telegestión tendrán un precio de 1,15 euros, si bien el cliente podrá comprar su propio contador si así lo desea.

Según un informe de la CNMC, la subida del coste mensual del contador para el cliente será de entre el 27% y el 35%, si bien ésta será compensada con una importante reducción de costes en el futuro.

Las eléctricas se gastarán 4.000 millones en renovar el parque de 28 millones de contadores analógicos y el cliente pagará un 40% más por el alquiler mensual de estos nuevos aparatos

Según los datos del sector, habrá que cambiar unos 28 millones de contadores analógicos, lo que tendrá un coste del entorno de los 4.000 millones de euros que asumirán las eléctricas hasta el 31 de diciembre de 2018, fecha límite para al renovación de todos ellos.

Para este 2014, se prevé que el 35% del parque esté renovado (unos 9 millones de aparatos). Endesa es la compañía que más avanzado lleva el proceso, al tener ya instalados 4,5 millones de contadores sobre un total de 11 millones.

A finales de este año se habrán cambiado unos 9 millones de contadores, siendo Endesa la compañía que más avanzado lleva el proceso, con 4,5 millones ya instalados

Las compañías eléctricas van a presentar alegaciones al informe de la CNMC, porque consideran que el precio del alquiler de los aparatos debe ser más alto, máxime ahora que el Ministerio de Industria y Energía ha decidido establecer un nuevo sistema de precios de la energía en lugar de las polémicas subastas. Desde el 1 de abril, el precio de la luz se establecerá por horas y por días, pero los contadores ya en funcionamiento tienen instalado un software que sólo discrimina tres periodos horarios: valle, punta y supervalle.

El nuevo sistema de fijación de precios que sustituirá desde el 1 de abril a las subastas obligará a reprogramar los contadores digitales ya instalados, porque sólo discriminan tres periodos horarios

Según el sector, para que los contadores se puedan adaptar al nuevo sistema tendrán que ser reprogramados para hacer un seguimiento de horarios y precios durante las 24 horas del día.

El contador inteligente, además, evitará la arbitrariedad y los posibles abusos en la facturación que las compañías hacen con las lecturas estimadas. Ahora no habrá margen de error en esas lecturas digitales y en tiempo real, con lo que el sistema será más transparente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba