Empresas

Hacienda reclama 56.000 euros a la petrolera de la familia de Cañete por el Impuesto de Sociedades

El Fisco discrepa con Petrolífera Dúcar, presidida por el ministro hasta febrero de 2012, por el Impuesto de Sociedades de 2007. En 2012 la empresa ya logró imponer su criterio frente a la Agencia Tributaria por una inspección relativa al ejercicio 2002.

Miguel Arias Cañete y Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo.
Miguel Arias Cañete y Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. EFE

La Agencia Tributaria y Petrolífera Dúcar, la empresa dedicada al almacenamiento de combustibles en el Estrecho de Gibraltar que el actual ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, presidió hasta febrero de 2012, han chocado por el Impuesto de Sociedades del ejercicio 2007.

Según explica Dúcar en las últimas cuentas cerradas, las de 2012, que la empresa ha depositado recientemente en el Registro Mercantil de Ceuta, la Agencia Tributaria realizó ese año “una comprobación limitada del Impuesto de Sociedades correspondiente al ejercicio 2007 levantando un acta por importe de 56 miles de euros, la cual ha sido objeto de recurso ante el TEAR”, el Tribunal Económico Administrativo Regional, “por no estar conformes con los criterios de la Administración”.

Dúcar, que disfruta de una bonificación del 50% en el Impuesto sobre Sociedades por tener el domicilio fiscal y realizar sus operaciones en Ceuta, confía en que se acabe imponiendo su criterio frente a Hacienda por esa pequeña cantidad en disputa (56.771 euros), como de hecho ocurrió en 2012 con otro litigio fiscal que databa del año 2002 y que “a 31 de diciembre de 2012”, explica, “se ha resuelto a favor de la sociedad”.

En concreto, el 27 de febrero de 2007 se inició una inspección por parte de la Agencia Tributaria sobre Dúcar que en este caso tenía por objeto “una comprobación parcial por la deducción por inversión del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2002”.

El 4 de noviembre de 2010, el Tribunal Económico Administrativo “resolvió a favor de la sociedad, anulando el acta, debiendo reanudar las actuaciones de inspección”, aunque la sociedad mantuvo una provisión por este concepto por importe de 990 miles de euros “que revirtió en 2010”. Además, la empresa pudo recuperar un aval de 1,304 millones que había depositado por este concepto y que “ha sido devuelto en 2012 al fallar el Tribunal a favor de la Sociedad”.

La empresa se desvinculó del 'bunkering' diez días después del nombramiento de Cañete como ministro

Dúcar, que en 2012 seguía teniendo como primer accionista a la patrimonial holandesa Havorad BV, vinculada a la familia de Cañete y propietaria del 45% del capital, se desvinculó del polémico negocio del 'bunkering' o venta de combustible para buques en el Estrecho de Gibraltar apenas diez días después del nombramiento del político jerezano, su entonces todavía presidente, como ministro.

En concreto, el 1 de enero de 2012 Dúcar cesó “en la actividad de bunkering que venía desarrollando en ejercicios anteriores” tras la obtención de la licencia para realizar esas operaciones por parte de uno de sus clientes. Con ello “hemos podido rescindir de mutuo acuerdo el contrato de suministro y reducir los riesgos inherentes a esta actividad”, explica la empresa, que desde entonces ha visto reducido su negocio al alquiler de sus almacenes de combustible en Ceuta a sus clientes, las petroleras Cepsa y Vilma Oil.

El propio Cañete, que en febrero de 2012 fue sustituido por su cuñado Miguel Domecq en la presidencia de Dúcar, explicó el pasado 29 agosto en el Congreso que Dúcar, de la que el ministro mantiene de forma directa una pequeña participación del 2,5%, “no hace operaciones de ‘bunkering’”. “En este momento y desde que yo soy ministro no realiza actividad alguna en la bahía de Algeciras ni en Gibraltar. No tiene gasolineras flotantes, no tiene gabarras, y su negocio no es más que almacenar combustible por cuenta de terceros”, dijo.

El abandono de esa actividad propició un desplome de la facturación de la empresa del 96%, hasta 4,6 millones de euros, aunque también permitió reducir los gastos de explotación de Dúcar más de un 98%, por los menores costes de aprovisionamiento. Con ello, el beneficio se redujo un 30%, hasta 1,6 millones de euros, que la empresa destinó íntegramente a dividendos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba