Empresas

Los nuevos acreedores de Rivero y Soler se alían en Francia para comprar toda su deuda

El fondo Blackstone y la entidad financiera canadiense Caisse de Depot du Quebec han decidido ir finalmente de la mano en la compra de la cartera de deuda en poder de los acreedores de las sociedades de Joaquín Rivero y Bautista Soler, que se encuentran en concurso de acreedores. Hasta el momento, entre ambas se han hecho con casi dos tercios de la deuda que han ido comprando a los antiguos bancos acreedores. El objetivo del pacto es hacerse con el 100% de la deuda para posteriormente ejecutar la garantía, consistente en un paquete del 31% del capital de la inmobiliaria francesa Gecina. Aunque, eso sí, por el momento cuentan con el veto impuesto por los jueces encargados de llevar el concurso de las instrumentales españolas.

Joaquín Rivero trata de frenar las intenciones de sus nuevos acreedores
Joaquín Rivero trata de frenar las intenciones de sus nuevos acreedores

Blackstone y Caisse de Depot du Quebec han dado un paso más para tratar de ejecutar a los empresarios españoles Joaquín Rivero y Bautista Soler y hacerse con su participación en la inmobiliaria francesa Gecina. El fondo de inversión y la entidad financiera canadiense, que han ido comprando a los acreedores de Rivero y Soler las carteras de deuda comprometida con las sociedades instrumentales de los españoles, han suscrito un pacto parasocial por el que se comprometen a ir de la mano en este proceso hasta que se hagan con el 100% de la deuda.

Desde hace unos meses, los acreedores de las sociedades de Rivero y Soler (Alteco y MAG Import, respectivamente) están vendiendo la deuda asociada a estas instrumentales, que presentaron el pasado año concurso de acreedores al no fructificar con éxito las negociaciones para la refinanciación de un préstamo sindicado de algo más de 2.100 millones de euros.

Blackstone y Caisse de Depot du Quebec se han hecho ya con el 64,5% de la deuda a través de diversos acuerdos que han ido alcanzado con los antiguos acreedores de Rivero y Soler y su objetivo es llegar al 100%, para lo que han decidido coordinar su actuación.

De esta forma, mientras antes cada entidad negociaba por su cuenta, ahora se han comprometido a no adquirir ningún activo más de deuda relacionada con estas sociedades fuera del pacto que han establecido.

La meta final es hacerse con la práctica totalidad de la cartera de deuda y exigir su amortización inmediata o bien la ejecución de la garantía que sostiene el sindicado: ni más ni menos que casi el 31% del capital de Gecina, valorado a precios actuales de mercado en cerca de 1.700 millones de euros.

Bloqueo judicial

Los antiguos acreedores de Rivero y Soler también quisieron hacer efectiva la ejecución pero se encontraron con sendos autos de los jueces que se ocupan de los concursos de acreedores de Alteco y MAG Import en los que se impedía la ejecución de la prenda habida cuenta de que es el principal activo de las sociedades, aquello con lo que cuentan para hacer frente a sus respectivos pasivos.

Ante esta situación, parte de las trece entidades financieras que formaban el núcleo de acreedores de Alteco y MAG Import han ido vendiendo su deuda a Blackstone y Caisse de Depot du Quebec, con un significativo descuento.

Con su nueva alianza, ambas entidades tratarán de volver a la carga y hacerse con las acciones de Gecina en poder de los empresarios españoles.

De esta forma, el fondo y el banco canadiense ratifican ante el supervisor de los mercados franceses que actúan de forma concertada, como en su día hicieron precisamente Rivero y Soler con los paquetes de acciones que controla cada uno, provenientes del canje de acciones que poseían en Metrovacesa por las de la inmobiliaria gala, en el marco de los acuerdos de separación de la compañía española firmados en febrero de 2007.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba