Empresas

Hacienda estrecha el cerco sobre constructoras e inmobiliarias en busca de irregularidades

Las inspecciones fiscales a compañías relacionadas con los sectores inmobiliario y constructor se han reproducido a lo largo de los últimos meses. Compañías como ACS, Ferrovial, Colonial o Metrovacesa, entre otras, están siendo investigadas por Hacienda en lo concerniente a ejercicios inmediatamente posteriores al inicio de la crisis y al estallido de la burbuja inmobiliaria. El departamento que dirige Cristóbal Montoro se ha centrado especialmente en la liquidación del impuesto de sociedades.

Hacienda estrecha el cerco sobre constructoras e inmobiliarias en busca de irregularidades
Hacienda estrecha el cerco sobre constructoras e inmobiliarias en busca de irregularidades

Las inmobiliarias y constructoras cotizadas sienten más cerca la presión del Ministerio de Hacienda, que ha intensificado las inspecciones sobre determinadas liquidaciones de los ejercicios inmediatamente posteriores al inicio de la crisis. Entre las afectadas por el celo del departamento que dirige Cristóbal Montoro se encuentran ACS, Colonial, Metrovacesa o Ferrovial.

En general, las empresas tienen abiertos a inspección los cuatro últimos ejercicios fiscales. Sin embargo, las pesquisas de Hacienda con empresas de los sectores relacionados con el ladrillo van más allá. Una de las grandes compañías en las que Hacienda ha puesto el foco es ACS. La compañía que preside Florentino Pérez está siendo inspeccionada por la liquidación del impuesto de sociedades entre 2006 y 2008 y, además, por el IVA de 2008.

Colonial es otra de las compañías que Hacienda está investigando por sus declaraciones fiscales del ejercicio 2006. En el caso de la inmobiliaria con sede en Barcelona, las inspecciones están relacionadas con dos de sus filiales, denominadas Entrenúceos y Dehesa de Valme.

Ambas se integraron en Colonial cuando fue adquirida por Inmocaral, capitaneada por Luis Portillo. Inmocaral llevó a cabo una ampliación de capital para llevar a cabo la operación y Portillo la suscribió con aportaciones no dinerarias, entre las que incluyó los terrenos que poseía en su natal Dos Hermanas e instrumentales que estaban bajo su control, entre ellas Entrenúcleos y Dehesa de Valme.

Precisamente, la adquisición de Colonial por parte de Inmocaral y la posterior integración de ambas se realizó durante los años 2006 y 2007, que ahora están siendo objeto de investigación por parte de Hacienda.

Entre las inmobiliarias tampoco se libran de las inspecciones fiscales empresas como Metrovacesa, Realia y Quabit. La primera de ellas tiene bajo investigación la liquidación del impuesto de sociedades correspondiente al año 2008, lo mismo que le sucede a las otras dos. Sin embargo, Hacienda amplía la búsqueda de irregularidades en Quabit, ya que también tiene bajo inspección el IVA y las retenciones de 2008 y el impuesto de sociedades de 2007. En todos estos casos, la sociedad cotizada aún operaba bajo las denominaciones de Astroc y Afirma.

Bajo el foco de la inspección de Hacienda también está Ferrovial, con la liquidación de varios impuestos correspondientes al ejercicio 2008, que no se encuentra entre los cuatro últimos que permanecen abiertos de oficio. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba