Empresas

Vips 'culpa' de sus números rojos a las subidas de impuestos del Gobierno

El grupo de restauración de capital mexicano, con cinco marcas de referencia en España (Starbucks, Vips, Ginos, Fridays y The Wok) prefiere ser prudente ante la anunciada recuperación del consumo pero se declara a punto de volver a los beneficios tras la crisis.

Fue una acusación sibilina, pero firme. Grupo Vips se ha visto impactado en 2014 por las medidas fiscales del Gobierno para recaudar más que han afectado a las empresas y por situaciones contables. El impacto ha sido de 8 millones de euros, sin los cuales el grupo de restaurantes hubiera retornado a los beneficios en 2014, que sin embargo ha cerrado con pérdidas de 3,2 millones de euros. En 2013, el grupo ya perdió 2,4 millones y acumula de esta forma cuatro ejercicios con números rojos. El ebitda sí ha crecido, hasta más de 20 millones, mientras que el beneficio antes de impuestos es de 600.000 euros.

Los pluses que se dan a los trabajadores pasaron a cotizar, lo que supuso más de 4 millones de gasto para una empresa con 8.000 empleados

"Nos ha afectado mucho la subida de cotizaciones sociales, no subida de tipos sino de cosas que no cotizaban, que aprobó el Gobierno en diciembre de 2013 y se fue poniendo en marcha durante 2014. De no ser por una decisión fiscal que no tiene nada que ver con nosotros hubiéramos aumentado el 60% el ebitda del año anterior. Es un cambio legal que afecta a los que tienen unidades propias, como nosotros, y no tanto a otros competidores. Pasó a cotizar el plus de transporte -que no lo había hecho nunca- y otra serie de cosas que antes estaban exentas. Si el plus a una persona era, por poner un ejemplo, 40 euros, teniendo en cuenta que tenemos 8.000 empleados propios, pues nos hemos ido a 4 millones y pico de euros de mayor coste de seguridad social", ha asegurado Enrique Francia, consejero delegado del grupo, quien ha dicho que es una "pena esta situación, porque de presentar un ebitda de 25 nos quedamos en 21 y no es debido a nosotros sino a decisiones externas".

Otros grupos que hacen competencia de Vips tienen mucha mayor incidencia de franquicias, y por tanto no han de hacerse cargo de estos costes.

Además de estos cuatro millones, otro golpe contable para la compañía han sido los créditos fiscales. Al reducirse el tipo fiscal del 30% al 25% y tener la empresa créditos fiscales, han tenido que 'depreciar' esos créditos fiscales para no recuperarlos al 30% sino al 25%. "Esto es un ajuste extraordinario de otros 4 millones de euros que hacen que el resultado sea negativo, en total son ocho millones de mayor resultado neto si no fuera por incrementos fiscales".

"Esperamos este año volver a los números negros finales", ha asegurado Francia.

Sin excusas

No obstante, la compañía ha presentado sus resultados como "buenos" teniendo en cuenta que su tesorería es de 26 millones de euros y que apenas tienen deuda. "Hemos cancelado en febrero de este año el crédito sindicado que teníamos desde 2006 y eso nos ha generado una fortaleza financiera gracias a los esfuerzos del personal y de las negociaciones con los bancos. Los esfuerzos ambiciosos en su momento nos han permitido llegar con fortaleza a estos momentos y superar la crisis".

Vips consiguió reducir sus gastos de personal un 3,9% pese a aumentar su plantilla, pero está por ver que pueda volverlo a hacer en 2015

El grupo de restauración ha pasado unos años muy duros pero ahora parece ver la luz, aunque descarta hablar de superoptimismo como lo hace el Gobierno. "Lo que hemos pasado nos obliga a ser prudentes ahora porque en cualquier momento la recuperación se podría truncar". La reforma laboral ha sido bien aprovechada por la empresa, que consiguió reducir sus gastos de personal un 3,9% en 2014 a pesar de que aumentó la plantilla un 0,4%. Las ventas, por su parte, han subido un 1,6% hasta los 319 millones.

Además, un 25% de los empleados de la empresa ha recuperado el 1 de enero de 2015 entre el 5% y el 8% de su sueldo. Se trata de cargos intermedios que aceptaron recortarse el sueldo cuando "el sector se estaba hundiendo en España" en 2012. Esto podría suponer otro impacto importante para la compañía este año, que verá posiblemente aumentados su coste de personal, de 126 millones de euros el año pasado.

Crecimiento con franquicias

El escenario de consumo fuera del hogar que se abre a partir de ahora es, según los responsables de Vips, muy distinto al que entró en la crisis. "La competencia ha aumentado y especialmente en restauración organizada crecerá. Nuestro plan es abrir unos 50 establecimientos por año en los próximos años". Con competencia nueva como FoodBox o la clásica de Restalia, pero un consumidor que sale menos entre semana y concentra sus 'lujos' para viernes, sábados y domingos, la batalla será feroz. En contra de lo que ha hecho hasta ahora, Vips quiere ahora crecer con franquicias, que repartan el riesgo y con unos precios asequibles, crecer sobre todo en ciudades "de 100.000 habitantes para arriba donde entran 3 o 4 unidades de nuestras marcas" y dejando de lado Madrid, muy explotada.

El grupo ha recuperado tiendas en 2014 respecto a 2013, pasando de 26 a 43 franquicias (de Vips, VipSmart, Ginos y Starbucks) y recortando las propias de 3010 a 299. Los precios aproximados para que un emprendedor invierta en nuevas franquicias son los siguientes: "Un VipSmart entre 275.000 y 325.000, un Ginos en el entorno de 350.000-400.000 euros y un Vips de 450.000 a 500.000 euros".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba