Empresas

Gas Natural y Abertis serán los siguientes: preparan los planes para abandonar su sede en Cataluña

Las dos grandes compañías del entorno de La Caixa seguirán los pasos de Banco Sabadell y Caixabank ante el clima de incertidumbre generado por el proceso secesionista impulsado por la Generalitat. La decisión será comunicada en los próximos días.

El presidente de Gas Natural, Isidro Fainé, y el CEO, Rafael Villaseca, durante la última junta de accionistas
El presidente de Gas Natural, Isidro Fainé, y el CEO, Rafael Villaseca, durante la última junta de accionistas Toni Albir

Los próximos días seguirán siendo el escenario de un éxodo de grandes empresas desde Cataluña, inmersa en un proceso secesionista que amenaza con no dejar títere con cabeza. Los pasos emprendidos por Banco Sabadell, cuyo anuncio de cambio de sede social se hizo oficial este jueves, y de Caixabank, que se hace público este viernes, serán seguidos de inmediato por Gas Natural y Abertis, otras dos corporaciones pertenecientes al entorno de La Caixa.

Fuentes del mercado señalan que aún no hay fecha prevista para tomar la decisión definitiva pero adelantan que ambas compañías ultiman los preparativos para convocar sus respectivos consejos de administración de forma extraordinaria y urgente con el fin de proceder a cambiar su sede social y abandonar así Cataluña, algo que podría producirse en el entorno de los próximos quince días.

Se da la circunstancia de que tanto Gas Natural como Abertis tienen a Criteria, sociedad de inversión controlada por La Caixa, como primer accionista. Precisamente, la entidad que preside Isidro Fainé (que también es el presidente de Gas Natural) igualmente es el principal socio de Caixabank, cuyo consejo de administración se reúne con carácter extraordinario este viernes para adoptar la decisión de dejar su histórica sede social en Barcelona y cambiarla, probablemente por la de Palma de Mallorca.

El motivo del cambio en todos los casos sería el mismo: evitar que clientes y accionistas se vean afectados por los acontecimientos en torno al proceso secesionista impulsado por la Generalitat de Cataluña, precipitado por la celebración de un referéndum ilegal el pasado domingo y la amenaza de una declaración unilateral de independencia prevista, en principio, para el próximo lunes.

La celebración del pleno del Parlamento, en el que está previsto trasladar los resultados de la consulta y proceder a la consiguiente declaración, ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional aunque, a vistas de lo sucedido con el referéndum, existe un amplio convencimiento de que la proclamación de independencia acabará por tener lugar.

Trámite exprés

"No hay fecha predeterminada para apretar el botón pero en cuanto se tome una decisión en firme, convocar a los consejos de administración y hacerla formal es un trámite que se puede resolver en horas", apuntan las fuentes.

Y aún más si se confirma la aprobación este viernes por parte del Gobierno central de un decreto que haría posible que el cambio de sede de las compañías no tuviera que contar con el visto bueno de la junta general de accionistas. Una posibilidad que ya se recogía en la reforma de la Ley de Sociedades de Capital, aunque dicha normativa daba prioridad a lo que señalaran los estatutos de cada empresa, lo que podría dificultar el cambio de sede de forma urgente.

En el caso de Abertis, la compañía se encuentra inmersa en una situación especial, toda vez que el pasado mes de junio la italiana Atlantia lanzó una OPA por el 100% de su capital, operación que está pendiente de aprobación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, ACS prepara una posible contraoferta, como admitió formalmente al organismo supervisor el pasado 21 de julio y confirmó hace dos semanas, aunque hasta la fecha no ha presentado propuesta alguna.

La Caixa marca los tiempos

Un escenario que no impedirá el cambio de sede, impulsado por La Caixa. "Dependerá de lo que suceda en el consejo de Caixabank, en el que todo apunta a que se aprobará el cambio de sede. Abertis espera la decisión que tome su accionista de referencia".

Mientras, Gas Natural celebró su consejo de administración ordinario el pasado miércoles, en el que figuraba como principal punto del orden del día examinar las ofertas presentadas por su negocio en Italia, cuya venta se formalizará en los próximos días. En esa reunión no se trató ningún asunto relacionado con un cambio de sede.

No ocurrirá lo mismo en los próximos días, cuando la gasista escriba un capítulo más en un proceso de fuga que no parece tener fin.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba