Empresas

Más de 34.000 alegaciones contra el RD de Autoconsumo colapsan los servidores de Industria

Decenas de miles de inversores y ciudadanos particulares se coordinaron para enviar sus alegaciones contra el RD de Autoconsumo al buzón online de Industria. En una demostración de furza, fueron capaces de colapsar los servidores del Ministerio con la avalancha de mails.

Imagen del colapso del servidor del Ministerio de Industria.
Imagen del colapso del servidor del Ministerio de Industria.

La estrategia del sector renovable para movilizar a inversores empresariales, promotores individuales y ciudadanos sensibilizados con las energías verdes en contra del Real Decreto de Autoconsumo que promueve el Gobierno ha surtido efecto.

El objetivo marcado era colapsar los servidores informáticos del Ministerio de Industria con una avalancha de alegaciones lanzadas masivamente desde mails. En sólo unos días, más de 34.000 alegaciones, con su correspondiente correo electrónico, han llegado a la dirección mail de la Secretaría General de Electricidad del Departamento que dirige José Manuel Soria.

Los servidores no pudieron aguantar y, entre el lunes y martes pasados, el servicio llegó a caerse en varias ocasiones (“El buzón de correo está lleno y no puede aceptar mensajes por el momento. Inténtelo más tarde”), señalan diferentes inversores fotovoltaicos que intentaron mandar el mail y no pudieron (ver foto adjunta).

"El buzón de correo está lleno y no puede aceptar mensajes por el momento. Inténtelo más tarde", decía el mensaje de la Secretaría

Los técnicos de la Secretaría limpiaban las bandejas y recuperaban el servicio, pero horas después, éste volvía a caerse, señalan fuentes conocedoras de cómo se vivió de puertas adentro esta especie de rebelión ciudadano-renovable.

El servicio se colapsó en varias ocasiones durante esos dos días, porque las bandejas de entrada del correo de Industria no digerían la llegada masiva de mails con los textos de alegaciones contra el Real Decreto que, de aprobarse a la vuelta del verano, daría la puntilla definitiva al sector en España.

Porque no sólo llegaron alegaciones de las partes implicadas (inversores, empresas, promotores individuales, patronales, plataformas de defensa de las renovables, ecologistas, asociaciones de consumidores…), sino también de ciudadanos anónimos que se unieron a una iniciativa dirigida a colapsar los servidores, pero sobre todo a denunciar la política antirrenovable del Ejecutivo y a tratar de frenar el proceso de aprobación de la norma, que ha sido sometida a consulta pública.

Es esto lo que ha permitido que cualquier ciudadano, empresa o institución pueda alegar vía correo ordinario o vía mail. “Se abre el periodo de información pública del proyecto (RD de Autoconusmo). Las observaciones podrán remitirse durante el plazo de 15 días hábiles (del 5 al 24 de junio) a contar desde la publicación en el BOE, en la sección de anuncios oficiales, de la Resolución de la Secretaría de Estado de Energía por la que se acuerda la apertura del trámite de audiencia”, señalaba la resolución de Industria.

Movimientos prorrenovables, Plataforma y Fundación, patronales del sector (Appa, Unef…), organizaciones ecologistas, el colectivo de movilización ciudadana Avaaz.org y decenas de colectivos se movilizaron para aprovechar esta consulta pública abierta y torpedear el proceso.

Avaaz.org, bajo el lema ‘NO al impuesto al SOL’, ha sido capaz de conseguir en menos de una semana 176.000 firmas de apoyo en su web para apoyar la iniciativa.

Estas firmas certificadas se presentarán ante Industria para que quede constancia del malestar ciudadano contra el RD.

El plazo de consulta pública terminó este miércoles. El Ministerio tendrá que recibir ahora los preceptivos informes de la CNMC y del Consejo Consultivo de la Electricidad y su intención es sacar adelante la norma antes de que termine la legislatura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba