Empresas

Hacienda expedienta a Coca-Cola ante la sospecha de un fraude de 100 millones

Alega ingeniería fiscal para evitar pagar impuestos en España. El tribunal dependiente de Hacienda considera que la multinacional esconde, en el precio que cobra a las embotelladoras, el valor de la marca asociada a los productos.

Hacienda cree que Coca-Cola no añade el valor de su marca a los contratos con las embotelladoras
Hacienda cree que Coca-Cola no añade el valor de su marca a los contratos con las embotelladoras GTRES

El Tribunal Económico Administrativo (TEAC) ha resuelto abrir expediente a Coca-Cola porque asegura que la multinacional realiza ingeniería fiscal para evitar pagar impuestos en España. Así lo publica el diario Expansión en su edición del viernes tras acceder a un informe del tribunal dependiente de Hacienda. El mismo periódico confirma que a éste le seguirán otros pronunciamientos del ministerio sobre la fiscalidad de la empresa.

En ese informe, el TEAC sospecha que Coca-Cola elude impuestos al esconder en el precio que cobra a las embotelladoras por el concentrado el valor de la marca. A este expediente le seguirán una serie de inspecciones que pretenden el pago de impuestos por retenciones no practicadas de cerca de 100 millones y se dirigirán a las embotelladoras de Coca-Cola en España, casualmente las que están afectadas por un ERE que alcanzará a 1.250 trabajadores.

¿Por qué las embotelladoras?

El Tribunal de Hacienda afirma que las embotelladoras son las que realizan las transacciones con Coca-Cola y deberían haber retenido el impuesto en el momento de pagar a la multinacional y haberlo ingresado en Hacienda, cosa que no hicieron y por eso ahora están siendo investigadas. El TEAC basa su decisión en que Coca-Cola esconde, en el precio que cobra a las embotelladoras por venderles el concentrado del refresco, el valor de la marca asociada a los productos. En España, la venta o cesión de una marca de un no residente tributa por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes en el entorno del 25%.

Frente a esto, Coca-Cola alega que no tributa en España por la cesión de la marca a las embotelladoreas porque, dice, no la vende sino que la cede al amparo de un contrato por el que sus distribuidoras obtienen de forma gratuita el derecho de uso de la marca, es decir, se la regala.

De momento, lo que queda claro es que la Agencia Tributaria pone en práctica una de sus más novedosas directrices para controla la tributación de las multinacionales que realizan una planificación fiscal agresiva, tales como Apple, Microsoft, Amazon, farmacéuticas o algunas empresas del sector textil. Esta decisión de Hacienda trascenderá también a las compras en las que el precio pagado sea superior al de competidores, en compras informáticas, farmacéuticas o textiles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba