Banco Popular La conexión del Pacífico que puede hacerse con el control de Banco Popular

Todas las opciones están abiertas en Popular. La venta es la línea prioritaria, pero la conexión Del Valle-Luksic no tira la toalla de poder hacerse con el control del banco mediante una ampliación de capital en la que hay sobre la mesa 1.500 millones.

Antonio Del Valle y Andrónico Luksic, accionistas de Banco Popular
Antonio Del Valle y Andrónico Luksic, accionistas de Banco Popular

Toda la atención del sector financiero español está puesta sobre Banco Santander, BBVA y Bankia, como candidatos a la fusión con Banco Popular. Pero hay quien recomienda no perder de vista a la conexión del Pacífico: las familias latinoamericanas Del Valle y Luksic, accionistas del banco que tienen todavía algo que decir sobre el futuro de la entidad presidida por Emilio Saracho.

Andrónico Luksic y Antonio Del Valle se conocen. Son dos de las mayores fortunas latinoamericanas. De hecho, sus hijos lideran una de las asociaciones iberoamericanas de empresas familiares. Según fuentes próximas a estos grupos, su coincidencia en el accionariado del Popular es casual, y no hay ningún tipo de operación orquestada.

Sin embargo, otras fuentes financieras consultadas por este medio ponen en cuestión esta postura y señalan que detrás del ofrecimiento que Del Valle hizo a Saracho, de poner 1.000 millones en una potencial ampliación de capital, están también los Luksic. Y no serían 1.000, si no 1.500 millones lo que estarían dispuestos a poner estos dos grupos para sanear las cuentas del Popular y mantener su independencia, al menos temporalmente. De momento es tan sólo el plan B. Pero si las ofertas de Santander y Bankia (y BBVA si se reengancha a la subasta) son bajas, esta alternativa podría reactivarse.

La postura de Del Valle está clara a este respecto. Los accionistas mexicanos tuvieron un papel clave en la salida de Ángel Ron, al que pusieron contra las cuerdas por no apoyarles en la fusión con Banco Sabadell ni dejarles elevar su participación en la ampliación de capital de hace un año. "Yo seré más pobre, pero tú no vas a aguantar la presión de los medios ni de la bolsa", le dijo Del Valle a Ron en una conversación telefónica.

Alternativa a la fusión

Desde entonces, mantiene abierta la puerta a un apoyo financiero millonario a Saracho, que unido a la venta de participadas podría ser un plan para que el grupo salga adelante. La cuestión es si el BCE va a aprobar dicha en vía en lugar de una venta a un grupo mayor en España, dados todos los desafíos que afronta el grupo.

Lo que es una mayor incógnita es la llegada de los Luksic. Estos empresarios chilenos han aterrizado al accionariado en un momento complicado, cuando Saracho ya había tomado el control, pero en medio de rumores de una posible operación corporativa, salida de depósitos y problemas de capital. En el sector financiero es un misterio por qué unos empresarios como los Luksic, con experiencia en banca (controlan el Banco de Chile) llegan a Popular en un momento como éste. Esta fortuna ya ha obtenido buenos rendimientos de entrar en empresas con problemas, como con la Compañía Sudamericana de Vapores, que más tarde fusionó con un grupo alemán.

Sede del Banco de Chile
Sede del Banco de Chile Wikipedia

Fuentes cercanas a Banco Popular ven una jugada conjunta con los Del Valle como la única explicación de esta estrategia de los Luksic. De cumplirse los pronósticos que se barajan en el entorno del consejo –ampliación de capital de 2.500 millones a 0,5 euros por acción de los que Luksic y Del Valle aportarían 1.500 millones- estas dos grandes fortunas se harían casi con un 36% del banco. Actualmente acumulan un 7% entre los dos, teniendo en cuenta que los Del Valle comparten participación con más empresarios mexicanos.

Más allá de su coincidencia en la asociación de empresas iberoamericanas, Luksic y Del Valle tienen otro nexo común en el pasado: sus alianzas con Central Hispano, durante los años 90, que deshizo Emilio Botín tras la fusión con Santander. Central Hispano tenía un 8% del grupo financiero Bital, de los mexicanos Del Valle; y un 50% en el Holding OHCH, en el que los Luksic tenían un 22%.

Oficina de BX+.
Oficina de BX+.

Tras estas alianzas, tanto Luksic como Del Valle han rehecho sus posiciones en el sector financiero. Los chilenos controlan un 51% de Banco de Chile y los Del Valle controlan BX+, en el que tienen de socio a Banco Popular.

La banca no son los únicos intereses comunes de estos dos magnates iberoamericanos, que también tienen exposición al sector de la minería. Los Luksic con Antofagasta y los Del Valle con Mexichem. El tiempo dirá si a los bancos latinoamericanos y a la minería se le unen más intereses comunes, en Banco Popular.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba