Economía

VISA se desmarca de las black: señala que sólo Bankia conoce los contratos de las tarjetas

Niega cualquier tipo de relación con la distribución de estos plásticos opacos entre los ex consejeros de Caja Madrid y Bankia. Además, traslada a Andreu, en un escrito, que no tiene los contratos marco de ninguna de las black, competencia exclusiva de la entidad. Se esfuma así la posibilidad de conocer los contratos físicos de estas tarjetas.

Rodrigo Rato, ex presidente de BFA-Bankia e imputado por la Audiencia Nacional por el caso Bankia y las tarjetas 'black'
Rodrigo Rato, ex presidente de BFA-Bankia e imputado por la Audiencia Nacional por el caso Bankia y las tarjetas 'black' EFE

En menos de quince días, se ha esfumado la posibilidad de conocer los contratos marco de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia. Primero fue la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri quien informó al juez Fernando Andreu que no tiene físicamente los contratos marco de las tarjetas opacas tanto de las épocas de Miguel Blesa y Rodrido Rato, así de aquellos anteriores a 1988. Ahora es VISA quien ha transmitido este mismo mensaje al instructor del caso Bankia.

La firma de tarjetas explica al juez en un escrito, al que ha tenido acceso Vozpópuli, que no puede remitir la documentación solicitada (los contratos 'Bussines Plata' y 'Bussines Oro', los contratos anteriores a 1988, así como la tarjeta de Blesa derivado del contrato firmado entre Visa y Caja Madrid de 1994) "al no disponer de ella y carecer de cualquier información relativa a dichos contratos".

En sus explicaciones, Visa argumenta que, pese a que comercializa productos financieros, como tarjetas, sólo mantienen relaciones contractuales con bancos y nunca con personas físicas. De esta manera, la firma traslada a Bankia la responsabilidad de la emisión de las tarjetas black. "Los bancos que distribuyen los productos ofrecidos por Visa Europa Services son los que posteriormente los ofrecen a sus clientes, de tal forma que las relaciones contractuales derivadas de la obtención y uso de cualquier tarjeta de crédito o débito con marca Visa nacen entre el cliente y el banco emisor exclusivamente, sin que Visa Europe Services tenga ninguna clase de participación en las mismas", explica Visa al juez Andreu.

"Visa Europe Services ni emite tarjetas ni tampoco establece el tipo de interés de las tarjetas de crédito y sus condiciones, cuestiones todas ellas que le corresponde a los bancos y entidades financieras, en exclusiva", prosigue.

La firma desarrolla esta argumentación, en su escrito, para acabar negando cualquier tipo de relación tanto con los contratos como con los usuarios de las tarjetas black. "Las partes fueron los titulares de las tarjetas y la entidad bancaria (Caja Madrid y Bankia) que las emitió". Además, Visa informa al juez Andreu que no suscribió ningún contrato marco "ni desde 1988, ni desde fechas anteriores, que regule la emisión de tarjetas de crédito a los consejeros y directivos de Caja Madrid, cuestión que compete en exclusiva a la citada entidad financiera". En este sentido, niega disponer del contrato de la tarjeta de crédito de Miguel Blesa.

Al igual que Visa, Bankia tampoco ha podido aportar a Andreu los contratos físicos de estos plásticos opacos. Sin embargo, el banco nacionalizado sí cuenta con registros informáticos que justifican la existencia de aquellos. Junto a esta información, Andreu también quería conocer los departamentos responsables de la emisión y/o contabilización de dichas tarjetas desde su inicio hasta mayo de 2012, cuando Rato abandonó Bankia.

"Visa Europa ni emite tarjetas ni tampoco establece las condiciones, cuestiones que les corresponde a los bancos y entidades financieras en exclusiva", argumenta la firma

En este sentido, la actual Bankia sí aclaró a Andreu que, bajo la gestión del Director General Financiero, la emisión de las tarjetas y contabilización de sus gastos "se instrumentaban, respectivamente, en el Departamento de Tarjetas y en el Área de Contabilidad" durante la época de Rodrido Rato. En ambos casos, "se trataba de una actuación meramente material, sin que a los citados constase de que se trataba de tarjetas de crédito emitidas al margen del circuito general y ordinario establecido".

Sobre este respecto no se manifestaron los primeros diez ex consejeros de Caja Madrid, beneficiarios de las black, que comenzaron a declarar este lunes ante el juez Andreu. La mayoría aseguraron que hubo un cambio de naturaleza desde la época de Blesa, cuando las tarjetas comenzaron a utilizarse para gastos personales. Incluso, alguno de los imputados, como Pedro Bedía, ha llegado a explicar que desde la dirección de Caja Madrid se le "exhortó" a utilizar la tarjeta ante el poco uso que estaba haciendo de ella.

Este martes deberán comparecer en la Audiencia Nacional los ex consejeros Jesús Pedroche (132.200 euros de gasto con su black); Alberto Recarte (139.900 euros); José María de la Riva (208.900 euros); Antonio Romero (252.009 euros); Ricardo Romero de Tejada (212.216 euros); Estanislao Rodríguez Ponga (255.400 euros); Francisco Baquero (266.433 euros); José Manuel Fernández Norniella (175.400 euros); Mercedes Rojo (199.300 euros) y Virgilio Zapatero (35.977 euros).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba