Economía

Schäuble sobre Rajoy: "en cuanto baja la prima no se preocupa por las reformas"

Los ministros de Finanzas del eurogrupo dejan sin resolver quién soportará la deuda generada por el rescate bancario y amenazan con más recortes en España si no se cumple con las metas de déficit. El titular germano de Finanzas afirma en privado que es mejor que la financiación siga cara para alentar el ajuste en los países del sur. 

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, se lo ha expresado muy claro a varias autoridades europeas en una reunión privada en Berlín: “Con la prima de riesgo baja nadie se preocupa de las reformas y la competitividad. Durante años los costes salariales subieron en todas partes de Europa excepto en Alemania”.

Es decir, a los germanos les interesa que los países de la periferia sigan teniendo tipos altos para que así continúen aplicando reformas estructurales. “Hemos recorrido más de la mitad del camino en lo que respecta a los ajustes nacionales”, declaró hace escasos días Klaus Regling, el presidente del fondo europeo de rescate, bautizado como Mede.   

O lo que es lo mismo: todavía queda la mitad de la tortura. Ésta es la explicación por la que Alemania ha vuelto a meter presión al Gobierno español y, de repente, ha dado marcha atrás respecto a la unión bancaria y los acuerdos del Consejo Europeo de junio. Entonces se aceptó que el fondo permanente de rescate pudiese recapitalizar directamente a las entidades sin que el salvamento bancario perjudicase a la deuda estatal.

Pero ahora Berlín cree firmemente que los países del sur han vuelto a remolonear con los primeros indicios de relajación en el mercado. Y entre ellos, el Gobierno de Mariano Rajoy. En el eurogrupo de ayer, los tudescos advirtieron de la necesidad de medidas adicionales si España no se ceñía a sus compromisos de déficit. A la entrada de la reunión de ministros de Finanzas de la UE, Schäuble insistió en que nuestro país no precisa un rescate, tan sólo una ayuda con la banca y continuar con las reformas. Por el momento, los alemanes quieren que España intente evitar la petición de asistencia y ahorrarse más disgustos en casa.   

“Nuestra estrategia para la crisis surge efecto más de lo que se percibe. La mayor preocupación es que algunos países en dificultades no tengan la fuerza política para mantener hasta el final el rumbo doloroso pero eficaz de las reformas, lo cual sería una catástrofe”, manifestó Regling.  

De ahí que Luis de Guindos explicase en el eurogrupo que España tenía la firme intención de cumplir con las reformas y el objetivo de déficit. Pero que sería muy difícil a menos que se den nuevos pasos para asegurar la irreversibilidad del euro. El ministro español comunicó a sus pares que la recuperación de la economía española, imprescindible para poder reconducir las cuentas, se antoja harto complicada si no se calman los mercados.

Sin embargo, “los alemanes están demostrando ser muy capaces de poner la prima de riesgo española en el nivel que quieran”, admite una fuente comunitaria. 

El eurogrupo de ayer aprobó la entrada en vigor del Mede, dotado con 700.000 millones de capacidad de endeudamiento y sin carácter preferente frente a otros acreedores. No obstante, dejó sin resolver la cuestión de si España podrá librarse de la deuda contraída para llevar a cabo el rescate bancario y traspasársela al Mede.

Los alemanes siguen apretando las tuercas pese a que el eurogrupo destacase la profundidad de las reformas españolas. Parece evidente que no las consideran suficientes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba