Finanzas

Los motivos del golpe bursátil a la banca catalana a pesar del cambio de sede

Banco Sabadell y CaixaBank vuelven a ser los valores del Ibex que más sufren tras los comicios catalanes. Ambas entidades obtenían ganancias superiores al 30% antes del 1-O y, desde entonces, recortan un 4-7%

Sede de CaixaBank en Barcelona.
Sede de CaixaBank en Barcelona. EFE

La caída de la acción de los bancos catalanes que se ha producido en la jornada del pasado 22 de diciembre guarda relación con su fuerte exposición en Cataluña. Sabadell y CaixaBank se desplomaron más de un 3% tras las elecciones en las que el independentismo salió reforzado. 

El resultado que han dado las urnas ha dejado en evidencia la importancia que tienen ambas entidades en la región. El banco dirigido por Gonzalo Gortázar tiene una exposición consolidada en Cataluña de 77.000 millones de euros. Esto representa un 29,4% de la exposición interna del grupo y un 26,4% de su exposición total (incluida la extranjera), según un informe de Société Générale. 

El Sabadell, por otra parte, tiene una exposición consolidada inferior, pero elevada, de unos 32.000 millones de euros (16,4% de la exposición total y un 26,5% de la exposición interna).

Ante estas cifras, es lógico que las entidades hayan visto desaparecer su buena racha bursátil. Caixabank subía cerca de un 35% desde el comienzo de año hasta el 30 de septiembre (última jornada antes del referéndum). Asimismo, la entidad dirigida por Jaime Guardiola ganaba algo más de un 33% en el mismo periodo. Desde entonces, ambos bancos se encuentran en número rojos, aunque en el año siguen con claras ganancias. CaixaBank pierde un 7% (desde el 1 de octubre hasta el 22 de diciembre) y Sabadell recorta más de un 4%.

Otros factores

No obstante, cabe destacar que ésta es la tónica generalizada en la entidades financieras españolas. El conflicto catalán ha detonado la caída del sector, pero no ha sido el único culpable. El BCE manteniendo lo tipos y la caídas de los márgenes han pesado más que las buenas noticias obtenidas por el sector con la batalla de las IRPH y la última reunión de Basilea, en la que se ha decidido aflojar las tuercas regulatorias. 

Los otros bancos del Ibex 35 (Santander, BBVA, Bankia y Bankinter), han seguido un recorrido muy parecido al de sus 'hermanos catalanes', aunque de una forma menos traumática

El Santander ganaba en el primer periodo (con una ampliación de capital de por medio) un 21,12%. En el segundo intervalo, la acción se ha decantado por los números rojos y pierde un 4,3%, hasta la fecha. El BBVA sigue esta misma tónica, con una subida del 20,07% en el primer escenario y un retroceso del 3,6% en el segundo. Bankia, por otra parte, es la entidad con menos oscilación, a pesar de poner el Frob a la venta un 7% del banco. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ganaba un 1,54% y ahora pierde un 1,64%. El único que se libra de la sangría es Bankinter, aunque por muy poco. El banco dirigido por Dolores Dancausa se revalorizaba un 7,63% hasta el uno de octubre y ahora reduce esa subida hasta un 0,43%. 

CaixaBank es la entidad del Ibex que más cae desde el 1-O

Las entidades pueden ser vulnerables al aumento del malestar económico y esto les afectaría a la solvencia de los prestatarios e implicaría el deterioro de la calidad de los activos. También existe el riesgo de que vuelva a extenderse el nerviosismo en la red, aunque tanto CaixaBank como Sabadell explican que ya se han recuperado gran parte de los depósitos perdidos a comienzos de octubre.

Lo consiguieron gracias a que dieron un paso al frente y fueron de las primeras grandes empresas en cambiar su sede social. Este movimiento, según Société Générale les aseguraba continuar operando bajo el marco regulatorio europeo, ante una eventual salida de Cataluña de la UE.

Ganan los independentistas, pierden los bancos 

Algunos expertos ya habían adelantado a Vozpópuli que este escenario era posible. Era evidente que la banca iba a ser la más perjudicada al corto plazo, aunque los experto consideran que esta caída no se prolongará en el tiempo y no será tan traumática como las sufridas tras el referéndum. Consideran que el sector bancario es muy volátil y que tienen la misma facilidad para los recortes que para las ganancias. No obstante, el rumbo que tome la política catalana marcará en el medio y largo plazo la renta variable española. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba