Economía

Perplejidad en el seno de la patronal CEOE por la tibieza de Juan Rosell con Cataluña

"Debe recordar que es el presidente de la patronal española y no de la catalana", comentan algunos miembros de CEOE ante las declaraciones del presidente de la patronal sobre el auge del independentismo entre los empresarios catalanes. 

Juan Rosell, presidente de la CEOE.
Juan Rosell, presidente de la CEOE. EFE

El presidente de la CEOE y antaño presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, Juan Rosell, evitó este martes pronunciarse con claridad sobre el referéndum independentista en Cataluña. Y ello ha causado bastante perplejidad entre varios miembros de la Confederación Españolade Organizaciones Empresariales. "Debe recordar que es el presidente de la patronal española y no de la catalana", comentan en privado algunos socios de CEOE.

Al ser interrogado por la opinión del empresariado catalán respecto al independentismo, Rosell reconoció que se ha producido en los últimos dos o tres años un viraje de los empresarios catalanes hacia posiciones más soberanistas. "Igual que los taxistas o futbolistas, los empresarios somos sociedad, la sociedad ha virado y lo mismo han hecho los empresarios", afirmó Rosell.

Es más, cuando un periodista le preguntó qué contestaría a la cuestión del referéndum catalán, escamoteó la respuesta. Y se limitó a señalar que se trata de un tema muy serio en el que los empresarios han de aportar mucha información. "Vamos a tener meses para poder hablar y ver cuáles son las ventajas, los inconvenientes y las contradicciones", sostuvo la cabeza visible del empresariado español.

“Si Cuevas levantara la cabeza. Ha vuelto a ser muy tibio, le pierde el pasteleo y ha desaprovechado la oportunidad de transmitir el mensaje claro y contundente de lo terrible que sería la secesión para la economía española y la catalana. Ya se le recomendó que trasladase su residencia a tiempo completo a Madrid, pero no lo hizo. Rosell cada vez tiene menos apoyos y esto puede debilitarle”, explica una fuente empresarial.

Sin embargo, los más cercanos subrayan que la situación es extremadamente delicada y que Rosell se ha echado sobre sus hombros la responsabilidad de tender puentes, para lo cual resulta esencial no herir sensibilidades en Cataluña. Y en esta misma línea ponen el ejemplo del actual presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, quien hace no mucho dio un discurso en Madrid en el que defendió el pacto fiscal y, sobre todo, el diálogo.

Los defensores de Rosell admiten que en un primer momento quizás reaccionó un poco tarde, pero que su intervención de este martes ha sido bastante calculada y reflexionada, con el objetivo de no desacreditarse en Cataluña de cara a la complicada tarea que tiene por delante: la de ayudar a recomponer las relaciones entre Madrid y Barcelona.

"Es la hora de hacer política con mayúsculas", destacó un Rosell que se manifestó muy preocupado por las tensiones económicas que podrían perjudicar a todo el país y la falta de entendimiento existente entre Madrid y Barcelona.

Rosell declaró además que no se habían detectado ni boicots de productos catalanes ni deslocalizaciones de empresas hacia otros enclaves. “Lo único que sí tememos es la fuga de personas físicas por las alzas de impuestos que se plantean”, aseguró.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba