según la previsión de funcas

El precio del petróleo y los bajos tipos disparan el optimismo: el PIB podría crecer un 2,4% en 2015

La Fundación de Cajas de Ahorro revisa al alza sus previsiones, que sitúa en el 1,4% este año y en el 2,4% en 2015. Advierte, sin embargo, que estas previsiones obedecen a factores transitorios: los bajos tipos de interés de la deuda y la fuerte caída del precio del crudo, que permitirán aumentar la renta disponible para los consumidores.

Carlos Ocaña, director general de Funcas
Carlos Ocaña, director general de Funcas Europa Press

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) ha revisado al alza su previsión de crecimiento para 2015 hasta el 2,4% gracias a los bajos tipos de interés y a la caída del precio del petróleo, factores transitorios que no deben llevar a engaño y que no serán extrapolables a 2016. Junto a la mejora de dos décimas calculada para el próximo ejercicio, Funcas prevé asimismo que el PIB de 2014 se eleve una décima porcentual con respecto a su previsión anterior y crezca el 1,4%. Para el cuatro trimestre de 2014, los cálculos de Funcas apuntan a un crecimiento de la economía de un 0,5% o que incluso alcance el 0,6%.

Faltan muchos ajustes y reformas que hacer en España y la crisis no se ha acabado todavía, advierte Funcas

"Veo riesgo de caer en la complacencia", ha declarado el director de Coyuntura y Estadística de Funcas, Ángel Laborda, que ha asegurado que esta mejora no debe llevar a engaño porque se debe a efectos transitorios, faltan muchos ajustes y reformas que hacer en España y la crisis no se ha acabado todavía. Sin embargo, Funcas alerta de que estas perspectivas se pueden ver penalizadas por la situación de Grecia, el enfriamiento de las economías emergentes o la inestabilidad política en España, bien sean las tensiones independentistas en Cataluña o los riesgos derivados de los resultados electorales.

Factores transitorios

La revisión al alza presentada para 2014 y 2015 obedece a varios factores transitorios que pueden tener un efecto dilatado en el tiempo, según su director general, Carlos Ocaña. Por un lado, los tipos de interés de la deuda serán más bajos de lo esperado y la fuerte caída del precio del crudo permitirá una ganancia de renta disponible para los consumidores, así como una reducción en los costes de producción.

Los cálculos de Funcas se han llevado a cabo con base en un precio del petróleo de 73 euros/barril, rebaja que permitirá un ahorro de 10.000 millones en la factura energética -el 1% del PIB- y que podría acelerar el crecimiento de la economía entre 5 y 8 décimas porcentuales a largo plazo. También contribuirá a las mejoras macroeconómicas la rebaja del IRPF y, en menor medida, la depreciación del euro frente al dólar.

"La crisis ha sido tal, que la mejora de los indicadores no se percibe en la calle"

Con todo ello, las previsiones de Funcas son más optimistas que las del Gobierno. A comienzos de noviembre, el ministro de Economía, Luis de Guindos, reiteró el objetivo de crecimiento del 1,3% del PIB para 2014 y consideró moderadas las previsiones para 2015 que apuntaban a un crecimiento del 2%.

En cuanto al déficit público, Funcas espera una rebaja desde el 5,5% esperado en 2014 al 4,6% en 2015 y, a pesar de este descenso, la deuda pública continuará aumentando y se situará en el 102,6% del PIB el próximo año.

El empleo mejorará más de lo previsto, un 0,9% en 2014 y un 2% en 2015, lo que se traducirá en la creación de 140.000 y 330.000 puestos de trabajo. Con ello, la tasa de paro se situará de media en el 22,5% anual en 2015 y cerrará este año en el 24,4%, con una reducción que se deberá más a la creación de empleo que a la disminución de la población activa.

Sin embargo, "la crisis ha sido tal, que la mejora de los indicadores no se percibe en la calle", ha añadido Laborda. Así, tras perderse 3,9 millones de empleos durante la crisis, un 19% de los existentes, España ha recuperado algo menos del 6%, ha añadido Laborda, quien considera que es mejor que se cree empleo a tiempo parcial y no muy bien pagado a que no se cree. De cara al objetivo de crear empleo, Funcas ve necesario que los salarios no crezcan, al igual que los precios. Así, calcula que el IPC va a seguir en tasas mensuales negativas.

Repunte del consumo

Las mejoras para el próximo año afectarán a los principales componentes de la economía. Funcas espera que el consumo privado crezca un 3% frente al 2,3% en 2014, y que la inversión en bienes de equipo aumente el 6,9%.

Además, la inversión en construcción crecerá en términos anuales un 1,8% por primera vez después de siete años de ajuste. Una mejora que se dejará notar tanto en la vivienda como en la construcción residencial y que pone de manifiesto que "la burbuja parece que ha tocado fondo".

También confía en que el consumo de los hogares crezca un 2,3% este año y el 3% en 2015; que las exportaciones intensifiquen su crecimiento; que las importaciones moderen el suyo y que el déficit de las Administraciones Públicas descienda hasta el 4,6% del PIB.

Funcas cree además que la deuda del sector privado no financiero seguirá reduciéndose hasta situarse a cierre de 2015 en torno al 167% del PIB; que el endeudamiento de las familias se acercará a la media de la zona euro; que mejorará la financiación o que la balanza por cuenta corriente quedará equilibrada este año. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba