Economía

El FMI augura menos crédito y más austeridad para 2014: el gasto público volverá a caer otro 2,9%

La austeridad no ha terminado pese a que el discurso público sí haya virado. Los recortes en el gasto público irán a más en 2014, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional.

El FMI augura más recortes en el gasto público para el año 2014
El FMI augura más recortes en el gasto público para el año 2014 La Moncloa

La austeridad continuará el año que viene. Es la conclusión del Informe de Perspectivas Económicas para 2014 del FMI que, frente a los pronósticos del Gobierno, prevé un crecimiento anémico el año que viene. El PIB español crecerá menos de la mitad de lo que anunciaba el Ejecutivo que cifró ese incremento en un 0,5%. La explicación de ese dato la proporcionan dos elementos que el FMI incluye en el desglose de sus cifras: la caída de la inversión empresarial y la debilidad del consumo interno.

Según las cifras del FMI:

  • El consumo privado no repunta: las políticas de austeridad y la bajada de salarios presentada como "devaluación interna" hará que ese consumo siga cayendo (un 0,4%) frente al comportamiento plano que anuncia el Ejecutivo.
  • Las empresas invertirán menos de lo previsto: El Ejecutivo pronosticaba que entre este año y el que viene las empresas aumentarían su gasto un 7%. El FMI asegura que el crédito en España sigue bajo mínimos y que repuntará, como mucho, un 4%.

El FMI prevé que ambos indicadores se agraven con las políticas de austeridad, incluso previendo un recorte del gasto público menor que el que ha anunciado el propio Gobierno. Hacienda preveía recortar el gasto público un 3,1%. El organismo internacional afirma que ese recorte podría ser menor (del 2,9%) pero que seguirá lastrandos salarios e inversión empresarial. 

La bajada de salarios asoma a España al riesgo de deflación

La estrategia de “devaluación interna” desarrollada por el Ejecutivo seguirá presionando a la baja los precios. Es el diagnóstico del organismo internacional que prevé a corto plazo una inflación cada vez menor. Así, diagnostica que el coste de la vida subirá un 1,3% este año y un 1% el que viene. Sin embargo, a largo plazo el FMI sitúa a España en un “alto riesgo de caer en la deflación”, una caída de precios y salarios sostenida que puede prolongar la recesión. Según el Índice de Vulnerabilidad a la Deflación, sólo Grecia tiene un riesgo superior al de España.

Sin embargo, las previsiones de inflación para este año y el próximo siguen superando el 1,5%. El Fondo estima que la vida se encarecerá un 1,8% este año y un 1,5% el que viene. A largo plazo, sin embargo, España es uno de los países con mayores riesgos de caer en una trampa de liquidez.

La caída del crédito agrava la inversión empresarial

El Fondo denuncia que España es el país de la UE en el que más cae el crédito bancario a las empresas. Ese panorama no cambiará el año que viene, augura el FMI, y ese diagnóstico marca la gran diferencia con el diagnóstico del Gobierno. Sin crédito, el incremento de la inversión empresarial del 7% que pronósticaba el Gobierno no se sustancia y el desempleo se mantendrá en el entorno de los 5 millones de desempleados. Según los cálculos del FMI, la tasa de paro prevista para este año rondará el 27% (26,9%) y para el que viene bajará apenas dos décimas hasta quedar en el 26,7% lo que implica que el número de parados en nuestro país seguirá rondando los cinco millones de desempleados durante los próximos dos años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba