Economía

De Guindos cree que el futuro se presenta "mucho mejor" que hace un año

El titular de Economía está convencido de que Bankia será capaz de devolver las millonarias ayudas que ha recibido, pero también de que el resto de entidades nacionalizadas, CatalunyaBanc y Novacaixagalicia, podrán hacerlo.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, cree que "el futuro se presenta mucho mejor que hace un año" y que si se siguen disipando las dudas sobre el futuro del euro y se ponen en valor las reformas "la prima de riesgo convergerá claramente por debajo de los 300 puntos". En una entrevista con Efe, De Guindos ha resaltado que hoy por hoy "ni estamos más cerca ni más lejos de lo que se denominaba el rescate", porque "los fundamentos de la economía española son sólidos" y el Tesoro "podrá hacer frente a las volatilidades y las situaciones de incertidumbre que se puedan producir a corto plazo".

A pesar de que sus estimaciones de caída de la economía en 2013 (0,5 % del PIB) son más optimistas que las de los organismos internacionales, el ministro considera que el perfil del año en curso "va a ser positivo". Y ha dejado claro que, tal y como la propia CE ha dicho, en 2013 no se necesitarán más ajustes, aunque en el programa de estabilidad que el Gobierno deberá presentar a Bruselas a finales de abril se recogerán las medidas para los dos años siguientes.

El planteamiento del Gobierno es intentar hacer compatible la reducción ineludible del déficit público con la promesa de que la subida del IRPF se revertiría en 2014, ha recordado De Guindos en la entrevista, previa a su participación en un EFE:Encuentros.

Para ello, cuenta con que el crecimiento de la economía el año próximo, unido a una mejoría en el entorno económico internacional, tendrá un impacto positivo en la consolidación presupuestaria y el empleo. También está convencido de que la evolución de los intereses de la deuda pública serán más favorables por una mejor percepción internacional del país.

El impacto en esta imagen de los casos de corrupción en el partido que sustenta al Gobierno o en el entorno de la Casa Real "no es positivo", ha admitido el ministro. Pero al mismo tiempo ha opinado que "no es una cuestión" para los inversores internacionales, ya que en los numerosos contactos que mantiene con ellos no ha tenido "muchas preguntas" sobre el tema.

"Creo que tienen la percepción de un gobierno estable, que sigue comprometido con las reformas y que tiene muy claro lo que tiene que hacer", en especial tras el "cambio importante" que a su juicio ha supuesto la batería de medidas contra la corrupción presentadas por el presidente del Gobierno en el debate sobre el estado de la nación.

Para De Guindos, al margen de la "volatilidad" del día a día, puesta de manifiesto en la "sobrerreacción" inicial ante los resultados de las elecciones italianas, la tendencia a medio plazo es la convergencia y la reducción de tipos de interés de la deuda pública española.

El pasado viernes la prima de riesgo, diferencial con el bono alemán a diez años, cerraba en 368 puntos, tras haber repuntado por encima de los 400 durante la semana por la inestabilidad fruto de los inciertos resultados de las elecciones del país transalpino.

En cuanto al déficit, a pesar de una eventual relajación de Bruselas, ha garantizado que en 2013 se llevará a cabo una "importante" reducción adicional sobre el 6,7 % con el que acabó 2012 (excluyendo otros 3,2 puntos de PIB de las ayudas a la banca). Para 2014 y 2015, "ya con crecimientos positivos", el Gobierno tiene prevista una bajada adicional del desequilibrio entre ingresos y gastos de las administraciones públicas.

La previsible relajación del objetivo de déficit, que se produciría antes del verano, podría ser posible aunque España haya terminado 2012 cuatro décimas por encima de lo marcado, ya que sí ha cumplido con la reducción pactada de déficit estructural (3,5 puntos de PIB).

Noticias como la reducción de los desequilibrios, la situación de la banca española, y la mejora de la balanza de pagos son "señales inequívocas", ha concluido el ministro, de que la economía española se dirige hacia unas mejores condiciones de financiación que anticipan la futura recuperación.

Bankia y el resto de nacionalizadas devolverán las ayudas

Luis de Guindos está convencido de que Bankia será capaz de devolver las millonarias ayudas que ha recibido, pero también de que el resto de entidades nacionalizadas, CatalunyaBanc y Novacaixagalicia, podrán hacerlo. De Guindos defiende la idea expresada por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, de que el grupo podrá devolver la inyección de fondos públicos recibidos, pero no será la excepción.

A juicio del ministro, los más de siete millones de clientes de Bankia pueden estar hoy "mucho más tranquilos que hace unos meses por la extraordinaria solvencia y liquidez de la entidad".

Ello, unido a un equipo de gestión "muy profesional, que conoce lo que tiene que hacer" y una estructura de gobierno corporativo "sin ningún tipo de influencia política", le hace confiar en que Bankia podrá reintegrar los fondos recibidos "en breve plazo".

Pero además, De Guindos ha augurado que los otros dos bancos en manos del Estado, CatalunyaBanc y Novacaixagalicia Banco, "también serán capaces de hacerlo", aunque hasta el momento ninguna entidad de las que ha acabado siendo subastadas haya devuelto un solo euro.

El titular de Economía ha destacado que la situación actual de estas tres entidades en manos del Estado es mejor que en el pasado por la ayuda europea recibida en condiciones muy favorables, pues el interés ronda el 0,5 %, a un plazo "muy largo" (12,5 años) y con un periodo de carencia de diez años.

De Guindos ha recordado que España recibió para sanear su sistema financiero y poner en marcha Sareb, el denominado "banco malo", una línea de crédito de unos 40.000 millones de euros, pero su coste equivale a aproximadamente el que tienen actualmente unos 5.000 millones de deuda española a diez años.

Ha sido un préstamo muy favorable para sanear las entidades, mejorar su gestión, conseguir que vuelvan a ser rentables y finalmente privatizarlas y con esos retornos España podrá devolver ese préstamo a sus socios europeos, ha resumido el ministro. En su opinión, lo mejor del año pasado es que hoy "no existe ningún sistema bancario en Europa con el grado de transparencia de España" y ello se ha logrado a pesar de que cuando De Guindos asumió su cargo había "numerosas incertidumbres y los rumores corrían como la pólvora".

En estos momentos el sistema español es "muy transparente" y ha puesto de manifiesto que es capaz de hacer frente a circunstancias "extremadamente difíciles" y en los casos de los que no han podido, se les ha puesto "mucho capital" y se les ha librado de la exposición al riesgo promotor inmobiliario.

El ministro ha destacado especialmente el esfuerzo en provisiones hecho por el sector financiero fruto de los dos reales decretos para sanear el riesgo inmobiliario y que han lastrado los resultados de la banca española, que este año mejorarán.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba