Economía

Ofensiva de Hacienda para desmontar el victimismo fiscal de Cataluña

Hacienda ha dado el pistoletazo de salida a una serie de estudios que ponen en evidencia el victimismo fiscal de Artur Mas: desde las opiniones de las propias Comunidades a las nuevas balanzas fiscales de Ángel de la Fuente, pasando por el informe de la recientemente creada Autoridad Fiscal Independiente, que a su vez puede abrir la puerta a la creación de un banco malo de deuda autonómica.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro Archivo

Hacienda ha dado el pistoletazo de salida a una serie de estudios que ponen en evidencia el victimismo fiscal de Artur Mas: desde las opiniones de las propias Comunidades a las nuevas balanzas fiscales de Ángel de la Fuente, pasando por el informe de la recientemente creada Autoridad Fiscal Independiente, que a su vez puede abrir la puerta a la creación de un banco malo de deuda autonómica.

La Generalitat de Cataluña sigue erre que erre con la idea del expolio fiscal. Hace tan sólo unos días publicó que el déficit fiscal de Cataluña con España ascendió en 2011 a los 15.006 millones de euros.

Sin embargo, el consejero Mas-Collel sólo pudo parir esas cifras artificialmente, a fuerza de reducir gastos del Estado en Cataluña e hinchar los ingresos. Así, la Generalitat no contabiliza, por ejemplo, todo el déficit en el que el Estado central incurre para sufragar las prestaciones por desempleo o las pensiones de los catalanes. Tampoco cuenta los fondos europeos. Y además minusvalora los desembolsos en intereses de la deuda, Defensa, Exteriores y una multitud de organismos sitos en Madrid.

Por si todo esto no fuera poco, por el lado de los ingresos, el govern en cambio se apunta el IVA que abonan los ciudadanos de otros territorios cuando compran productos catalanes, el IRPF de no residentes o las cotizaciones de los empleados de una empresa catalana fuera de Cataluña. En definitiva, Mas y compañía hacen un uso muy espurio de los números.

Desmontar los cálculos de la Generalitat

No obstante, Hacienda ya ha dado los primeros pasos para desmontar los cálculos de la Generalitat. En primer lugar y a modo de aperitivo, la semana pasada se conocieron, plasmadas en un informe, las distintas opiniones de las Autonomías sobre el actual sistema de financiación. Y si bien Madrid defendía que era la que más aportaba seguida de Cataluña, los guarismos que recogían la mayoría de las Comunidades apuntaban hacia otra cosa. En términos de financiación por habitante, cuatro regiones suelen salir en estos estudios como las peor paradas: Valencia, Murcia, Baleares y Andalucía. Algo que no es de extrañar, puesto que todas estas afirmaciones se basan siempre en los mismos informes elaborados por Ángel de la Fuente, BBVA e IVIE, los trabajos más rigurosos confeccionados al respecto.

Cuatro regiones suelen salir en estos estudios como las peor paradas: Valencia, Murcia, Baleares y Andalucía

Y en los próximos días Hacienda publicará las nuevas balanzas fiscales, que básicamente pretenden medir si los servicios públicos están bien financiados o no en una Comunidad utilizando el criterio de la población ajustada. Éste mide cuánto cuesta prestar un servicio en función de la población ajustada por la edad o la dispersión geográfica. De acuerdo con este parámetro, cuanto mayor es la población, más se usan los hospitales. O si hay muchos jóvenes, entonces se gasta más en Educación.

Por no hablar de que el coste a la hora de prestar un servicio se dispara si la población se encuentra muy desperdigada. Una vez se tengan en consideración todos estos factores, en estas nuevas balanzas diseñadas por el experto Ángel de la Fuente quedará claro que Cataluña no aparece peor que el resto y, por lo tanto, se desmitificará el llamado expolio fiscal. Es más, en estas nuevas balanzas saldrá que País Vasco y Navarra están sobrefinanciadas con respecto al resto.

Y el tercer hito a seguir en los próximos días será el examen que aplicará la Autoridad Fiscal Independiente a los planes de reequilibrio financiero de las Comunidades incumplidoras con las metas de déficit. La entidad que preside José Luis Escrivá emitirá informes sobre Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Navarra, Aragón y Castilla-La Mancha. Y ahí se espera que la Autoridad Fiscal resalte que la deuda de algunas Comunidades alcanza cotas insostenibles, un hecho que algunas fuentes señalan como el principio de la negociación y creación de un futuro banco malo que absorbería esos excesos y descargaría a Autonomías como Cataluña de unos gastos financieros asfixiantes. O al menos ésa es la idea que baraja el jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal.

 La comunidad catalana precisará unos 4.300 millones de euros entre septiembre de 2014 y finales de 2015

No en vano, incluso con la asistencia del FLA, en lo que llevan de año las Comunidades han aumentado su gasto en intereses alrededor de un 15 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Y, por último, el ministro Montoro continuará recordando que el Estado ha brindado a Cataluña la financiación que no le daba el mercado. Entre el Fondo de Liquidez y el Pago a Proveedores, el Gobierno central habrá prestado a la Generalitat unos 30.000 millones al cierre de 2014. Y según los datos extraídos de Bloomberg, la cosa no se quedará ahí: la comunidad catalana precisará unos 4.300 millones de euros entre septiembre de 2014 y finales de 2015 sólo para cubrir vencimientos de deuda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba