Economía

HSBC paga 38 millones de euros para cerrar una investigación penal en Suiza

El fiscal general de Ginebra aseguró que este caso "demuestra la debilidad de la ley en Suiza sobre la entrada de fondos de origen criminal" en su sistema financiero.

otografía de archivo que muestra el logotipo del banco suizo HSBC en Kings Heath, Birmingham (Reino Unido).
otografía de archivo que muestra el logotipo del banco suizo HSBC en Kings Heath, Birmingham (Reino Unido). EFE

La Fiscalía General de Ginebra anunció este jueves que ha cerrado la investigación penal contra la filial suiza del banco HSBC por blanqueo de dinero, tras llegar a un acuerdo por el que el establecimiento pagará 40 millones de francos (38 millones de euros) a las arcas de este cantón. El fiscal general de Ginebra, Olivier Jornot, dijo que las investigaciones, que empezaron en febrero con la incautación de documentos en los locales del banco, demostraron que hubo un "déficit organizativo en la lucha contra el blanqueo de dinero".

La Justicia suiza identificó cuatro expedientes en los que basó sus investigaciones y pudo determinar que en dos casos se cometieron infracciones. "Hemos llegado a un acuerdo con el banco para que pague 40 millones de francos a Ginebra por los perjuicios causados. La cifra se ha calculado con base en los beneficios indebidos por las operaciones juzgadas más litigiosas", explicó Jornot en una conferencia de prensa. El magistrado quiso poner en contexto la suma acordada y para ello comentó que "es el importe más elevado confiscado en la historia" del Ministerio Público del cantón de Ginebra, según recoge Efe.

"Es muy fácil pedir que investiguemos, pero el problema es la ley que no castiga a los intermediarios que aceptan fondos de origen dudoso", aseguró Jornot

Jornot dijo que este caso "demuestra la debilidad de la ley en Suiza sobre la entrada de fondos de origen criminal" en su sistema financiero. "Es muy fácil pedir que investiguemos, pero el problema es la ley que no castiga a los intermediarios que aceptan fondos de origen dudoso", continuó. Las autoridades de Francia y de Argentina tienen abiertos procesos penales contra la filial suiza del HSBC por evasión fiscal y lavado de dinero procedente de actividades criminales.

El primer fiscal de Ginebra, Yves Bertossa, explicó que desde la incautación de los documentos, su análisis permitió establecer, por ejemplo, que se había violado el deber de los colaboradores del banco de identificar adecuadamente la procedencia de los fondos. Se omitió igualmente la obligación de aclarar situaciones de riesgo y el banco mostró igualmente "incapacidad para detectar transacciones sospechosas", explicó Bertossa. El fiscal explicó que se optó por un acuerdo con el banco en vista de las dificultades previsibles "de encontrar las pruebas del blanqueo del dinero" y ante la "incertidumbre de la respuesta" de las autoridades de otros países frente a eventuales demandas de cooperación judicial.

"Por todo esto decidimos aceptar la solución negociada", dijo Jornot, quien aseguró que la cifra que deberá pagar HSBC es satisfactoria para el poder judicial. La apertura de la investigación en Suiza en febrero siguió a la revelación por parte de un consorcio de periodistas de investigación sobre la forma en que la filial helvética del HSBC era utilizada por evasores de impuestos y criminales para mantener sus fondos a buen resguardo. El escándalo que implica desde 2008 al banco sino-británico, el grupo de su sector más importante de Europa, se originó en la entrega de una lista de clientes a las autoridades francesas por parte de un exempleado, Hervé Falciani. El caso ha tenido repercusiones en todo el mundo, pues personas de los más diversos países y actividades, incluidos políticos y deportistas, figuran en esa lista. Falciani vive en Francia y la Justicia suiza lo reclama para juzgarlo por esa sustracción de documentos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba