Economía

"Vencidos y humillados": denuncian el entreguismo de la CEOE al Gobierno para mejorar el Sistema de Formación

"La CEOE tenía pactado el derribo del modelo formativo para trabajadores en activo con el Gobierno". Así lo asegura José María López Bourio, presidente de la Asociación gallega de empresas de tecnologías de información y comunicación, criticando que el Ejecutivo les haya tenido seis meses negociando para después no incluir ni una sola de sus propuestas sobre el Sistema de Formación. Tras aceptar este "trágala", "está todo perdido definitivamente". "Era la crónica de una muerte anunciada", sentencia.

El presidente de la CEOE, Joan Rosell, junto con la ministra de Empleo, Fátima Báñez
El presidente de la CEOE, Joan Rosell, junto con la ministra de Empleo, Fátima Báñez Archivo

Una reforma en pleno agosto. "Las cosas no se hacen así", advierte de primeras José María López Bourio, presidente de la patronal gallega que agrupa a las empresas del sector de tecnologías de información y comunicación (AGESTIC), quien sin ningún tipo de pudor cataloga como 'operación derribo' las negociaciones mantenidas en los últimos meses entre la CEOE y el Gobierno y que desembocarán en poco tiempo en la firma de los V Acuerdos Nacionales de Formación Profesional para el Empleo.

"Todos estos meses de negociación sobre la reforma del Sistema de Formación han sido en vano. Una patraña, una maniobra de distracción y de entreguismo al Gobierno para las gentes de buena fe", critica, después de que la semana pasada el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con el visto bueno de los agentes sociales, aprobara esta reforma por unanimidad en el seno del patronato de la Fundación Tripartita ante la tesitura de que la convocatoria de este año no saliera adelante en caso contrario.

Y añade: "La CEOE ha enviado a unos excelentes negociadores a 'quemarse' durante muchos meses de reuniones con el Gobierno a sabiendas de que no le interesaba un acuerdo favorable a los argumentos documentados que presentamos las organizaciones". "Ahí es donde CEOE debería haber dicho al Ejecutivo que si quería hacer una reforma en esta línea, que lo hiciera solo, que si quiere hacer las cosas por decreto, que las haga. Tengamos un poco de dignidad, por favor", reclama López Bourio.

"CEOE tendría que haber dicho al Gobierno que no le gustaba la reforma y que la sacaran ellos en solitario"

El empresario gallego se muestra "disgustado a nivel personal" y critica que organizaciones empresariales y sindicatos se hayan convertido en cómplices de "esta infamia". "La Secretaría de Estado de Empleo y el Servicio Público de Empleo (SEPE) no han aceptado ni una sola de las posiciones de CEOE y pese a todo, CEOE y los sindicatos han votado a favor. La patronal ha perdido la batalla porque no ha habido ni negociación, todo ha sido una farsa. Así que, además de vencidos, humillados. La CEOE ha renunciado a sus principios en favor de determinados intereses", zanja al respecto.

Tal y como adelantó 'Vozpópuli' el pasado mes de mayo, el Ejecutivo 'popular', embarcado en su particular escapada hacia las elecciones generales de 2015 ha estado inmerso en la búsqueda de un gran pacto de rentas con patronal y sindicatos a costa de cesiones en la Formación, un negociado clave para el mantenimiento de la estructura de los agentes sociales pero al mismo tiempo muy cuestionado por los escándalos y su escasa efectividad.

Llegados a este punto, López Bourio rompe una lanza a su favor asegurando que "el Gobierno se ha aprovechado de los escándalos y de que la CEOE no haya sabido defender que nosotros no éramos los culpables". Y así, añade que "donde está el fraude es en las Comunidades Autónomas y en políticas de desempleo, en formación continua es mínimo".

La Formación, presa fácil

Por tanto, la Formación ha sido la pieza de cambio para que la semana pasada se alcanzara una suerte de desacuerdo pactado con el que el Gobierno "cerrará un ciclo en el que se ha quedado sólo tomando medidas y que marcará el fin de la resistencia de los sindicatos a la reforma laboral". Y todo pese a que hace apenas tres semanas, el presidente de CEOE, Joan Rosell, 'declaraba la guerra' al Ministerio de Empleo amenazando con dejar de pagar loss 1.900 millones de los fondos de formación continua.

Poco le ha durado a Rosell el dejar la pistola sobre la mesa.

"Ha cedido por intereses, es una regresión, retrocederemos más de veinte años", reprocha López Bourio recordando una vez más que "lo que ha hecho el Gobierno es detraer de nuestros fondos todo el dinero que puede para sus propias políticas" pese a que hasta siete sentencias del Tribunal Constitucional establecen que los 0,7 puntos de cotizaciones que aportan empresas y trabajadores han de dedicarse exclusivamente al reciclaje de los empleados mientras Empleo ha hecho de su capa un sayo y los ha destinado a su conveniencia, sobre todo a la formación de parados. 

Puntos negros de la reforma

"En primer lugar, lo que más chirría es la apropiación por parte del Gobierno de la mayoría de los fondos dedicados a formación continua para hacer sus propias políticas", dice el presidente de AGESTIC en referencia al hecho de que Estado y Comunidades Autónomas se queden con nueve de cada diez euros recaudados para destinarlos prioritariamente a cursos ocupacionales dirigidos a personas desempleadas y sin control alguno. Sólo 33,7 millones de los 180,4 destinados a financiar las Convocatorias de 2014 han financiado realmente la formación de personas ocupadas.

"No nos hagas estar seis meses negociando si a la hora de la verdad no vas a aceptar absolutamente nada", critica el gallego

El segundo punto negro es "el exceso de intervencionismo y burocratización hasta límites insospechados" mientras apunta un tercero: "El modelo que lleva a cabo el Gobierno no responde a las necesidades de las empresas españolas". "Por querer controlarlo todo han creado un modelo inoperante", censura.

"La Administración está haciendo un juego muy sucio", prosigue López Bourio. "No se trataba de salvar los muebles con virutas, se trata de principios y de defender un modelo". Sin embargo, "tras aceptar este 'trágala', todo estará perdido definitivamente, era la crónica de una muerte anunciada", sentencia respecto al sistema formativo en camino, que "no es lo que las organizaciones quieren ni lo que las empresas necesitan para tener trabajadores bien formados".

"Todo va a cambiar"

Pese al oscuro panorama que él mismo dibuja, el empresario gallego confía en que "todo va a cambiar" e incluso se atreve a bromear diciendo que "si hace falta me presentaré a presidir la CEOE". "Creo en lo que estoy defendiendo", concluye.

A la espera de ver si su candidatura prospera, las próximas acciones que tiene previstas son reunirse en septiembre con distintas organizaciones para decidir si impugnan los Presupuestos Generales del Estado de 2013 "en base a las sentencias del TC que dicen que hay un carácter finalista de las cuotas mientras el Gobierno las ha desviado a otras cuestiones", decidir si impugnan también esta convocatoria de agosto e intentar buscar un modelo de formación en el que "quien paga, manda".  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba