El creciente endeudamiento público se come los ajustes soportados por familias y pymes, según el BCE

España recortará a la mitad su gasto público en sanidad, paro y pensiones hasta 2060 si obedece a la troika

El Banco Central Europeo lanza un ultimátum el Gobierno: el ajuste del sector público es "inevitable" porque el aumento de la deuda pública pesa ya más que los recortes a los que se ha sometido a familias y empresas. 

Las políticas de austeridad recortarán los gastos sociales a la mitad si España acata las políticas de la troika. Es el cálculo del Banco Central Europeo que asegura que los “gastos relacionados con el envejecimiento”, la terminología utilizada para englobar los gastos públicos en sanidad, paro y pensiones, caerán a la mitad gracias a las políticas de recorte en todos esos capítulos.

Sólo en Grecia el ajuste será mayor, según los cálculos del BCE. España ha cumplido, hasta el momento, con todo el catálogo de ajustes que plantea la troika: “ajustes en la receta de medicamentos, recortes en la duración de los subsidios de desempleo y reordenación de la remuneración de los empleados públicos”.

El impacto, según la simulación que realiza el BCE en su último análisis de los países que han necesitado ayudas de la UE, estima que el mayor impacto de los recortes comenzará a notarse a partir de su quinto año de entrada en vigor.

De hecho, el BCE simula cuál puede ser el impacto de una rebaja de salarios del 10% (frente al 7% que ya ha registrado nuestro país) y concluye que el crecimiento en el PIB y el mayor incremento en las exportaciones comienza a notarse a partir de esa fecha. 

El ajuste del sector público, "inevitable" a corto plazo

El Banco Central Europeo lanza, además, un ultimátum al Gobierno: el ajuste del sector público es imprescindible porque el aumento de la deuda pública peas ya más que los recortes a los que se ha sometido a familias y empresas.

El organismo denuncia que el aumento de la deuda pública está siendo “especialmente significativo en España e Irlanda”. El Gobierno español calcula que la deuda pública seguirá creciendo y saltará este año desde el 84,2% del PIB hasta el 91,4%. Según el ministerio de Economía, esa deuda seguirá aumentado en los próximos tres años hasta alcanzar el 96,2% en 2014; el 99,1%, en 2015 y el 99,8% en 2016.

El BCE excusa los primeros repuntes del endeudamiento público pero no el resto de la tendencia. En su boletín mensual, asegura que el aumento de la deuda refleja, “al menos inicialmente, los intentos de estabilizar la economía adoptando políticas fiscales anti-cíclicas (…) combinadas con una caída pronunciada de los ingresos”. Sin embargo, advierte, ese régimen es insostenible a largo plazo. Según los cálculos del regulador, para que ese nivel de deuda caiga hasta un 35% en el plazo de 15 años, España necesitaría una balanza de pagos positiva del 3% cada año durante todo el periodo.

“La caída más pronunciada en el endeudamiento de los hogares se ha vivido en Irlanda, España y, en menor medida, Portugal”, afirma el BCE

El banco central concluye que han sido fundamentalmente los hogares y empresas las que han recortado su endeudamiento, frente al mayor agujero de las cuentas del Gobierno. “La caída más pronunciada en el endeudamiento de los hogares se ha vivido en Irlanda, España y, en menor medida, Portugal”, afirma el BCE . Sólo el Gobierno aumenta su posición deudora, según las cifras del banco central frente a las reducciones que registran tanto los bancos como las empresas y hogares que han invertido sus posiciones desde que explotó la burbuja inmobiliaria. De hecho, el BCE afirma que los particulares y sobre todo las pequeñas y medianas empresas han soportado un “ajuste significativo” desde que se rompieron lo que califica como “tendencias insostenibles vividas hasta 2007”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba