Economía

¿Cuánto te costará un apartamento en primera línea de playa este verano?

El alquiler medio por una semana en la costa sube este 2017 un 9,8% con respecto a 2016. Si se compara con 2014, aproximadamente un 30%. Este año hacerse con un apartamento pasa de los 664€ a los 729€.

Plano de vivienda.
Plano de vivienda.

"Se confirma la tendencia al alza en el coste medio de alquiler para las vacaciones de verano en las distintas playas de nuestros litorales, de forma paralela a la consolidación de la recuperación económica general en España". Esta es una afirmación de José María Basañez Agarrado, presidente de TecniTasa, primera sociedad de tasación independiente de entidades financieras. El verano ya está aquí, además de por las fechas, por las inverosímiles temperaturas que calientan España. Con la temporada estival vuelven las vacaciones y toca elegir un lugar en el que alojarse. ¿Cómo se encuentra el panorama inmobiliario en primera línea de playa?

Vozpópuli ha recogido distintos puntos de vista para comprobar si verdaderamente existe una recuperación económica y si hay mayor demanda de residencia vacacional en la actualidad. Un informe presentado por TecniTasa ofrece los datos y el presidente de esta entidad y el director de Redpiso Valencia, Fernando Balda -inmobiliaria que acaba de abrir un nuevo sector en relación a este tipo de vivienda en la costa-, darán su visión desde la experiencia. 

El alquiler medio por una semana en la costa sube este 2017 un 9,8% con respecto a 2016

Antes, se debe aclarar el concepto de alquiler vacacional. "Al hablar de vivienda, se trata de un piso, un apartamento, pero siempre de uso residencial", cuenta Basañez Agarrado. "Un apartamento turístico es una categoría del uso hotelero, que no puede destinarse a uso residencial permanente, sino que ha de ser destinado a alquiler", añade. Por lo tanto, lo analizado consiste en vivienda vacacional

Si se observa el análisis presentado por TecniTasa, los datos se encuentran en alza. El alquiler medio por una semana en la costa sube este 2017 un 9,8% con respecto a 2016. Si se compara con 2014, aproximadamente un 30%. Este año hacerse con un apartamento para una semana en primera línea de playa subirá 65€, al pasar de los 664€ a los 729€ que supone la media actualmente.

Sin embargo, no todas las líneas costeras suponen el mismo desembolso por parte del huésped. Desde el más económico que ronda los 200€ la semana por un apartamento de 60 m2 en Burela (Lugo), hasta Ibiza, en el que se encuentran apartamentos de 100 m2 por 3.400€ la semana. Aunque la extensión del lugar no es el único aliciente: un apartamento de unos 70m2 saldría alrededor de los 2.300€ la semana. Hace dos años, este no llegaba a los 1.700€.

"En los últimos 10 años hemos asistido a una crisis económica general, producto en parte de una crisis tras lo conocido como la burbuja inmobiliaria", asegura Basañez Agarrado. Añade que ya se empieza a "hacer patente la recuperación". Balda asevera que "la evolución del precio ha sido bastante considerable, llegando, incluso, a duplicar el de los últimos años". Este hecho ha provocado, como afirma, que este alquiler empezase como una opción barata, pero que en la actualidad "se equipara con un hotel" en el caso de uno o dos inquilinos. 

La gente optaba por buscar opciones asequibles para sus vacaciones (...) Al principio surgió como una opción barata, ahora se elige por comodidad o hábito"

No obstante, esta recuperación no es homogénea en todas las zonas. "En algunas la crisis afectó mucho más, en algunos lugares hace ya años que se inició la recuperación, mientras que en otras está empezando e incluso en otras aún no existe", señala. El presidente de RedpisoValencia afirma que el principal propulsor de la aparición de las nuevas modalidades ha sido la crisis. "La gente optaba por buscar opciones asequibles para sus vacaciones y eso conlleva a que a día de hoy la primera opción de las familias sean los inmuebles vacacionales (...) Al principio surgió como una opción barata, ahora se elige por comodidad o hábito". 

TecniTasa hace una división entre zonas de costa. Las islas, el norte, el Mediterráneo y Andalucía. Si la opción es salir de la península pero que el destino sea asequible, la respuesta está en las Islas Canarias. Los precios de alquiler van desde los 300 euros hasta los 550 euros. En el otro lado se encuentra todo lo contrario. Ibiza se ha consolidado como el destino más caro en cuanto a vacaciones y residencia vacacional se refiere. Los alquileres no bajan de los 1.000 euros a la semana y no solo eso, un apartamento en Santa Eulalia de unos 100 m2 ronda los 3.400 euros.

Si se busca huir del calor o disfrutar el clima del mediterráneo, también hay alquileres de todo tipo. El norte tiene desde apartamentos en Asturias por 350 euros, hasta algunas partes de Galicia como Carabuxeira por 1.470 euros la semana. Por el contrario, Cataluña se posiciona como la zona más cara del Mediterráneo con alquileres entre los 1.100 y los 1.600 euros. Lo más económico, en Oliva (Valencia) y en Monfocar (Castellón), entre los 325 y los 350 euros.

Finalmente, el sur sigue siendo demandado. Las residencias vacacionales pueden ir desde los 450 euros en zonas malagueñas como Algarrobo, Fuengirola o Estepona, hasta los 1.600 euros en la costa gaditana de Sotogrande.

Desde Redpiso tienen una visión más global de cómo ha afectado este tipo de alquiler al mercado inmobiliario en general. "Ha incidido positivamente, puesto que muchos inversores compran pisos para transformarlos en viviendas turísticas", cuenta. No obstante, añade, ha provocado "un aumento del precio debido a que esta modalidad ofrece un alquiler diario con el que obtienen mayor beneficio". Según Balda, la consecuencia es que se reduzca la oferta de alquileres mensuales. "Por ello, el precio se ve aumentado en algunos sitios por encima del 15%. Aumenta la demanda, pero disminuye la oferta", concluye. 

Airbnb, ¿enemigo vacacional?

La plataforma es bien conocida por la inmensa oferta de alquiler de apartamentos en lugares turísticos. José María Basañez Agarrado habla de este tipo de redes: "La aparición de plataformas informáticas específicas para alquiler cuyo uso cada vez se va generalizando, son un medio más y de gran importancia". "Pueden ser utilizadas de forma simultánea junto a medios tradicionales o ser sustitutivo", añade.

Fernando Balda afirma que ha sido la "revolución en el alquiler" lo que ha provocado el "nacimiento de plataformas como Airbnb, Windu o Kigo". La clave de su éxito es "su publicidad y facilidad de manejo", lo que ha "penetrado en la población más joven". Esto ha conseguido que esta modalidad de alquiler vacacional "se multiplique por mil". 

Todo parece indicar que el uso de las plataformas informáticas inmobiliarias se irá extendiendo y generalizando"

Para Basañez Agarrado, estos medios contribuyen de "manera notable" al acercamiento entre oferta y demanda o "entre propietario e inquilino". El presidente de TecniTasa tiene una versión optimista de esta revolución inmobiliaria: "Supone una gran ayuda para dar a conocer y para conocer las distintas ofertas de alquileres".

El presidente de la entidad utiliza un símil para hablar de plataformas como Airbnb. "Todos recordaremos cómo operábamos antes comprando y vendiendo cosas en Bolsa: primero presencialmente, luego dando órdenes por teléfono al broker y, finalmente, directamente desde nuestro móvil". "Todo parece indicar que el uso de las plataformas informáticas inmobiliarias se irá extendiendo y generalizando", concluye.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba