Deportes

Lo que no consiguieron Hacienda y los políticos con Samper lo consiguen los socios del Murcia

Un par de días ha durado la revuelta de la masa social ante Jesús Samper, dueño del Real Murcia, equipo que, bajo su mandato, sigue peleado con la Agencia Tributaria, con la Seguridad Social, con la clase política de la ciudad y, hasta este lunes, con sus propios aficionados. Y estos le han vencido. La primera derrota en los despachos del mandamás madrileño en tierras murcianas desde que tomó las riendas del club a finales del siglo pasado.

La culpa de la pelea esta vez la tuvieron los precios del 'play-off', fase a la que ha accedido contra el pronóstico de una temporada low cost; fichas muy bajas, plantilla confeccionada sobre el reloj y mandato teledirigido desde Madrid, sede de sus oficinas. Y es que el domingo, un día después de certificar su posición en la tabla, se reunió con sus colaboradores para dar forma a una fase de ascenso en la que ni él mismo creía. Así determinó que las entradas oscilaran entre los 12 y 35 euros para los abonados –alrededor de 8.000, aunque la media de asistencia de la campaña apenas sobrepasó los 7.000-, y 25 y 70 euros para los no socios. Cantidades similares a las que se han pagado en Murcia en las últimas visitas de la Roja.

El dueño del Murcia rectificó bajando los precios  para el 'play-off' de ascenso a Primera alrededor de un 40%, casi al mismo nivel que Sporting y Córdoba

Las redes sociales y foros pimentoneros comenzaron a encontrarse en un punto de ebullición que ha llegado a quemar a Samper. Sobre todo cuando compararon precios con los otros tres clubes implicados en la pelea, sorprendiéndose, sobre todo, de la decisión de Las Palmas que cobrará a sus abonados entre 1, 3 o 5 euros en función de su edad, y a los que no tienen carnet entre 12 y 35. Por eso, rectificó bajando los precios alrededor de un 40%, casi al mismo nivel que Sporting y Córdoba. 

La medida, tomada el lunes a última hora, permite soñar con una entrada similar a la del pasado sábado contra el Castilla, con casi 17.000 espectadores, la mejor de la temporada, pero lejos de alcanzar los más de 31.000 que tiene de capacidad la Nueva Condomina. Subir a Primera puede que sea la única salvación posible de cara a la supervivencia de un club que, pese a salir de la Ley Concursal en 2010, no ha cumplido con el plan previsto de pagos pactado en 2009 para dar viabilidad del club. Y para ello, el apoyo de la afición al equipo el domingo será fundamental. Un equipo que ya perdido a su primera pieza para el próximo curso, su técnico Velázquez, firmado por el Betis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba