Deportes

¿A qué juega Alonso? Se cabrea con quienes "venden excesivas expectativas", pero él anuncia "muchas mejoras"

Fernando Alonso pidió a los impacientes que apaguen la tele, luego echó la culpa a la prensa y finalmente él mismo asegura que "lo peor ya ha pasado".

Fernando Alonso, en el circuito de Silverstone.
Fernando Alonso, en el circuito de Silverstone. EFE

Fernando Alonso vive una etapa de madurez y serenidad, así que no le importa reconocer que lo que hace cada fin de semana ante cientos de cámaras y micrófonos de todo el mundo es una especie de actuación teatral. Este fin de semana en Gran Bretaña se le ha ido un poco la mano. Porque ha dicho cosas contrapuestas y encima, como en los viejos tiempos, le ha echado la culpa al mensajero. A la prensa.

Así, nada más bajarse del coche el español comentó su décimo puesto y el primer punto del año que suma en su regreso a McLaren Honda: "Es el primer punto de este proyecto, que vengan muchos más", señaló el bicampeón del mundo (2005 y 2006), aunque destacó el esfuerzo que tuvo que hacer desde el inicio de la prueba.

"Hemos tenido que sudar, porque desde la primera curva tuvimos algún problemilla con los Lotus, que se enzarzaron en una lucha bastante agresiva, y también los McLaren tuvimos un contacto. Me llevé la mejor parte porque pude continuar, y gracias al coche de seguridad me pude unir al grupo sin perder tiempo", relató Alonso.

"Tampoco acabar décimo es acabar bien. Queremos ser campeones del mundo y eso requiere un trabajo y una disciplina enormes hasta el año que viene"

El piloto asturiano explicó que intentaron "arriesgar" al comenzar la lluvia al ser de los primeros en poner los neumáticos intermedios, pero como tardaron en desatarse las precipitaciones tuvieron problemas para conservar esas ruedas sobre asfalto mayoritariamente seco.

"Un punto es bueno para la moral del equipo, para todos los que trabajan día y noche. Otras veces lo merecimos más, como en Barcelona o en Mónaco. Hoy quizás no nos lo merecíamos tanto, pero al final con la lluvia lo conseguimos", añadió.

El piloto de McLaren reconoció que no fue una carrera tan "divertida" como para los pilotos de la cabeza, aunque tuvo el "picante" de la lluvia y la incertidumbre que ésta motivó. "Habrá carreras más divertidas", agregó.

Pese a la satisfacción por el resultado, Alonso no se conformó con el décimo lugar, y reiteró que aspirar a volver a ser campeón del mundo. "Tampoco acabar décimo es acabar bien. Queremos ser campeones del mundo y eso requiere un trabajo y una disciplina enormes hasta el año que viene".

"El equipo está concentrado siguiendo un plan concreto de trabajo. Las próximas carreras llegaran mejoras, no lo veremos porque penalizaremos, pero la intención es acabar el año a otro nivel, y que estar en estos puestos sea la normalidad y no una noticia", agregó.

Fernando Alonso también quiso matizar la interpretación que se hizo de las declaraciones de este sábado, en las que pidió que nadie se frustre por los malos resultados, y dijo: "Lo que no podemos hacer es frustrarnos, el que se frustre que apague la tele hasta el año que viene o encienda en Japón o México. Van a llegar peores carreras que ésta, el plan es que sean peores, que nos penalicen".

Según Alonso, estas declaraciones no se entendieron correctamente, ya que eran una llamada a no vender "excesivas expectativas". Y lo explicó a su manera, dándole un toque final a la prensa: "No se entendió el mensaje. No quiero decir que apaguen el televisor. Vendrán carreras como éstas, pero peores también, porque el coche no va a cambiar de la noche a la mañana. Si se vende demasiadas expectativas, no se van a cumplir. Que nadie se frustre, que nadie se canse, que nadie tire la toalla porque en el equipo no lo estamos haciendo. Si alguien no puede aceptar este tiempo, que no vea la tele. Eso no vende, y ese titular vendía mucho más".

"Vamos a ver muchas mejoras en los próximos meses. Un motor más potente y con piezas extra que iremos cambiando en las carreras que menos nos benefician... pues empezará otra etapa"

Alonso espera que el parón de tres semanas hasta el Gran Premio de Hungría, que se disputará del 24 al 26 de julio, será "importante" para evolucionar más el coche, además de que el Hungaroring les beneficia más. "Hungría no tiene tanta recta, nos beneficia un poco más. Pero no podemos esperar que vayamos a estar con los primeros. Será parecido a aquí, luchando por pasar la Q1, y arañar algunos puntos".

Esa apelación exigente a la prudencia casa mal con la entrevista emitida por Antena3 minutos antes del comienzo del GP de Gran Bretaña. Porque en ella, Alonso sí que "vende expectativas" como nunca antes lo había hecho. Para muestra, sus frases más destacadas:

"Lo peor ya ha pasado. Seguro".

"Vemos la situación de una manera un poco más general. Estoy contento de cómo van las cosas y por eso la tranquilidad en el equipo. Todo lo que se está haciendo es coherente y pensamos que estaremos bien en el futuro".

"La verdad es que la fiabilidad ha sido muy baja hasta ahora; algunas veces hemos tenido mala suerte, como con el accidente de Austria. Tenemos que poner un esfuerzo extra en esto".

"Es una cuestión de paciencia. Estamos pasando las dificultades lógicas que pasaron todos en el primer año. En el primer año es normal entre comillas todo lo que nos pasa. Tenemos que mejorar a marchas forzadas".

"Vamos a ver muchas mejoras en los próximos meses. Un motor más potente y con piezas extra que iremos cambiando en las carreras que menos nos benefician... pues empezará otra etapa. Tenemos esperanzas; todo el equipo piensa que en la última parte de año las cosas van a cambiar mucho".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba