Cultura

León de la Riva alquila a las empresas la biblioteca del Museo Patio Herreriano por 10 € la hora

Es uno de los museos más hermosos de la ciudad, con una colección magnífica. Y sin embargo toca alquilar los espacios públicos -específicamente la biblioteca- a empresas privadas para rentabilizar. León de la Riva, el alcalde de Valladolid, no ve nada malo en ello. Para él podría ser peor: la biblioteca pudo haber cerrado.

Una imagen de los espacios que se ofertan en la Web http://www.roofcoworkingmph.com.
Una imagen de los espacios que se ofertan en la Web http://www.roofcoworkingmph.com.

El Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano, inaugurado en 2002 y que cuenta con un magnífico complejo expositivo en el claustro del monasterio de San Benito, en Valladolid, ha decidido alquilar parte de su biblioteca y centro de documentación como oficinas de trabajo empresariales.

El anuncio fue hecho, a bombo y platillo, este miércoles. La medida forma parte del denominado Roof Coworking, un espacio permanente que pretende "potenciar la innovación". Según describió el Museo a través de un comunicado, se trata de un "espacio común de trabajo, para autónomos y pequeñas empresas". Pretende crear "nuevas relaciones profesionales".

De ahora en adelante, aquellos que no tengan oficina propia podrán alquilar un espacio en la cuarta planta del museo. Hay distintas tarifas. Desde un bono de 10 ó 20 horas -con coste de 100 euros uno; 175 el otro-, lo que equivale a un importe, por hora, de entre 10 y 12 euros. Las otras dos tarifas disponibles -una en horario de tare, pro 150 euros al mes- y otra de Jornada completa, por 195 euros al mes. 

Según León de la Riva, podría ser peor

"La obligación de la administración es la de rentabilizar el patrimonio que tiene. Otra cosa es que la biblioteca se hubiese cerrado, lo cual no va a ocurrir", ha precisado el alcalde de la capital, Francisco Javier León de la Riva, al detallar este "nuevo servicio del MPH", un centro de titularidad y gestión municipales.

Con la etiqueta de "espacio de emprendimiento", el Museo ha pasado a ser algo así como un centro empresarial a la carta. La institución ha salido al paso. Esta convivencia "no desvirtúa la naturaleza del museo" como centro de exposiciones, lugar de formación y espacio divulgativo en torno al arte contemporáneo, ha aclarado su directora, Cristina Fontaneda, partidaria de abrir el museo vallisoletano "a todo tipo de tendencias".

Pueden alquilar el espacio quienes lo deseen, "siempre que san legales y no vengan a poner una bomba", dijo el alcalde.

Diseñadores gráficos, arquitectos, gestores culturales es el perfil profesional pretendido para esta iniciativa, aunque también pueden alquilar plazas cualquier tipo de sociedad, empresa o creador autónomo, "siempre que sea legal y no vengan a poner una bomba", ha matizado con ironía el alcalde. La directora del Museo ha garantizado la normal convivencia, "porque no van a entrar en conflicto", entre las plazas de la biblioteca abiertas al alquiler y el uso de la biblioteca y centro documental por parte de estudiosos e investigadores del arte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba