Automoción

El innovador Espace de Renault, en su quinta generación, en marzo y desde 31.000 euros

Monovolumen con cierto aire de SUV. El novedoso Espace se presenta con nueva personalidad... y con un notable salto tecnológico. Desarrollado desde una hoja en blanco, mucho más ligero y eficiente estrena, entre otras cosas, sistema de dirección a las cuatro ruedas.

La cuarta generación del Espace llevaba ya más de una década en el mercado y, aunque con continuas actualizaciones y mejoras en todos los aspectos, no dejaba de ser un modelo ya veterano, sobre todo frente a muchos de sus rivales actualizados en los últimos años. Por ello, Renault llevaba ya tiempo desarrollando la quinta generación de su más emblemático monovolumen, con ventas muy marginales en los últimos años canibalizadas en cierta medida por modelos como el Grand Scénic, no demasiado alejado en sus virtudes del actual Espace pero más accesible económicamente.

Así, Renault ha desarrollado este nuevo Espace dotándolo de todo lo necesario para alejarlo en todos los aspectos del Grand Scénic, una especie de monovolumen de gama alta, casi de lujo, para quienes busquen la máxima practicidad desde un modelo muy avanzado en todos los sentidos. Mide, de entrada, 4,85 metros, casi la misma longitud que la versión larga del anterior Espace y, a pesar de ser más bajo, la nueva plataforma ha permitido ganar espacio libre al suelo. Por dentro, ofrece de serie cinco plazas, dejando la tercera fila como opción (715 euros) y, ambas, se pueden plegar -se puede realizar a través de la pantalla del sistema multimedia o pulsando un botón situado en el lateral de cada asiento- y extraer para dejar un volumen de carga de hasta 2.040 litros. Con la configuración de cinco plazas el maletero tiene una capacidad de 660 litros. El portón se puede abrir automáticamente al pasar el pie por debajo el paragolpes posterior para facilitar la carga.

El cuadro de instrumentos cambia en relación al anterior Espace, ahora de agujas en una pantalla TFT y con sistema «Head Up Display» que proyecta información relativa a la conducción sobre el parabrisas. y los faros de ledes son de serie. Adopta, además, la segunda generación del sistema multimedia «R-Link», con una pantalla táctil de casi 9  pulgadas que permite manejar elementos como el equipo multimedia o el navegador, y que dispone de funciones como los modos de conducción, los ajustes eléctricos de los asientos delanteros o el acceso a aplicaciones de la tienda online «R-Link Store».

Bajo el capó monta un novedoso motor dentro de la marca, aunque basado en el conocido bloque “Energy dCi 130”. Cuenta con dos turbocompresores en lugar de uno, de dimensiones pequeñas el menor de ellos para facilitar una mejor respuesta en la sobrepresión a muy bajo régimen acompañado de otro más grande para proporcionar elevados valores de potencia a alto régimen de giro. Rinde 160 CV de potencia y está asociado a un cambio automático de doble embrague de seis velocidades.

La opción diesel más asequible es el conocido dCi de 130 CV y cambio manual, mientras que para quienes busquen mayores prestaciones y la suavidad y refinamiento de un motor de gasolina, la opción será el TCe de 200 CV, también con cambio automático, pero de siete relaciones.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

Espace dCi 130 CV: 30.950 euros

Espace dCi 160 CV Twin Turbo EDC: 37.750 euros

Espace TCe 200 CV EDC: 36.050 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba