A FONDO | HONDA SH 125i ABS

El nuevo Scoopy, más práctico, eficiente y seguro

El scooter más vendido se renueva en profundidad para seguir liderando el segmento. Tiene nuevo diseño, motor de última generación de bajísimos consumos y gana mucho en practicidad al incorporar por primera vez hueco para el casco y en seguridad adoptando el sistema antibloqueo de frenos ABS.

Salió al mercado en 1984 y, desde entonces, se han matriculado en nuestro mercado más de 160.000 unidades en sus diferentes versiones y cilindradas. Pero ahora, con la actual reglamentación del carné de conducir, la versión de 125 cm3 es sin duda el modelo estrella de la gama, un modelo completamente renovado para seguir liderando las cifras de ventas de un sector, el de la motocicleta, en plena crisis.

El popular Scoopy llega ahora como un modelo nuevo, mejorado en muchos aspectos, pero manteniendo la esencia del modelo anterior. Un scooter de rueda alta pero que adopta nuevas soluciones prácticas y tecnológicas para seguir siendo el Scoopy de siempre pero mucho más eficaz y práctico.

De entrada, cuenta por fin con un hueco bajo el asiento en el que hay espacio para un casco integral, algo que han reclamado desde siempre los usuarios de este modelo y que Honda ha atendido en esta nueva versión. Incorpora además una práctica y cómoda pata de cabra lateral, manteniendo el caballete central y la plataforma plana para poder transportar con facilidad objetos de ciertas dimensiones. 

Nuevo motor de mínimos consumos

Una vez a sus mandos, pulsamos en botón de arranque y el motor cobra vida sin apenas darnos cuenta dado su silencioso funcionamiento y total ausencia de vibraciones. Un motor de última generación que Honda ha desarrollado buscando ofrecer la máxima suavidad de respuesta y unos consumos de record. Cuenta con 12 CV de potencia, suficientes para asegurar una buena aceleración desde parado y de llevarnos hasta los 110 km/h de marcador, aunque en zonas interurbanas su velocidad natural y cómoda de crucero se sitúa en los 100 km/h.

En ciudad, se mueve por ello entre el tráfico con enorme soltura, fruto no sólo de su rápida respuesta a baja velocidad, sino también de una dirección de fácil manejo y un radio de giro que permite maniobrar con mucha eficacia. A medida que gana velocidad, sale a relucir el notable aplomo del chasis en forma de una destacada estabilidad, —fruto también de sus llantas de 16 pulgadas de diámetro— permitiendo mantener esas altas velocidades sin problema, aguantando frenadas imprevistas o incluso curvas con mucha confianza en sus reacciones. Además, con la versión dotada de ABS (200€ más que la normal) se gana mucho en seguridad activa.

En una conducción muy urbana con pequeños trayectos alrededor de la ciudad, los consumos del Scoopy 125 se quedan en poco más de 3 l/100 km que, junto a un depósito de más de 7 litros de capacidad, permite disfrutar de una amplia autonomía, por encima de los 200 kilómetros con facilidad. Cuenta entre otras cosas para ello con un sistema de parada y arranque automático similar al de los modernos turismos, y que funciona a la perfección. Al llegar a un semáforo y detenernos, el motor de para y, basta una leve pulsación sobre el acelerador, para que se ponga en marcha sin apenas darnos cuenta.

DATOS COMERCIALES:

Versión: SH 125i ABSPrecio: 3.499 eurosGarantía: 2 años Revisiones: cada 10.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOS

Motor: 1 cilindro, 4T, regrigeración líquidaCilindrada: 125 cm3Potencia máx.: 12 CV a 8.500 rpmPar máximo: 11 Nm a 6.500 rpmTransmisión: Por correa trapezoidalCaja de cambios: Automática de variador continuoVel. máxima: 110 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 8,5 segDimensiones: 2,03 / 0,74 / 1,15 m.Peso en seco: 135 kg.Depósito de combustible: 7,5 litrosConsumo medio en recorrido de pruebas: 3,2 l/100 kmAutonomía máxima: 234 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba