CAE A NIVELES DE HACE 26 AÑOS

Las cifras confirman el año 'terrorífico' para las ventas de coches: caen un 13,4% pese al PIVE

El ministro José Manuel Soria lo apuntó hace unos días con este calificativo, y este miércoles las cifras oficiales lo confirman: las ventas de coches han cerrado por debajo de las 700.000 unidades, una cifra que coloca al mercado a finales de los años ochenta.

Las cifras confirman el año 'terrorífico' para las ventas de coches: caen un 13,4% pese al PIVE
Las cifras confirman el año 'terrorífico' para las ventas de coches: caen un 13,4% pese al PIVE

Las mayor parte de las previsiones apuntaban a que las ventas de automóviles cerrarían el año por encima de las 700.000 unidades animadas, en parte, por el reciente plan de ayudas públicas a la compra del vehículo (PIVE, los 1.000 euros que ofrece el Estado en cada operación). Pero finalmente, dicho plan ha sido imcapaz de empujar el mercado y las ventas totales del año han caído un 13,4%, hasta 699.589, una cifra que coloca al mercado en los años ochenta. 

Poniendo el foco en diciembre, el mes cerró con una caída del 23%, en línea con las previsiones más realistas y logró vender 51.197 coches. Por canales, las ventas a particulares en diciembre han descendido un 17,3%, totalizando 29.503 unidades. El resultado acumulado muestra un total de 337.948 unidades y un descenso acumulado del 12,9%.

Por su parte, el canal de empresas ha caído un 37,6% en el mes de diciembre con un volumen de 16.080 unidades. En el período Enero-Diciembre, este canal registra un descenso del 19,4 % con un volumen total de 224.980 unidades. Por su parte, el canal de alquilador ha registrado un incremento importante en el mes, con un total 5.614 unidades y un crecimiento del 11,6%. En 2012, las compras de empresas de renta a car caen un 3,2% y totalizan 136.661 unidades matriculadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba