Nacional

La Iglesia valora sus servicios a precio de mercado: 1.889 millones en bautismos, bodas y comuniones

La intensidad pastoral es igual al tiempo dedicado a la pastoral “por los agentes” dividido entre el número de habitantes. La operación resultante es de 56 minutos por habitante. Y lo que cuesta este esfuerzo a la Iglesia supone 39,30 euros por cada fiel. Este cálculo tan singular figura, entre otros muchos del mismo pelaje, en la última memoria económica publicada por la Conferencia Episcopal para justificar los 223 millones de euros que ingresó del Estado en 2009 a través del Impuesto sobre la Renta. No hay datos posteriores porque la jerarquía eclesiástica, incumpliendo los acuerdos firmados por España y la Santa Sede en 1979, tiene pendientes de publicar las memorias correspondientes a 2010 y 2011.

Lo más chocante del documento es la traducción económica que hacen sus autores sobre las actividades que realiza la Iglesia. Más de 300.000 bautizos al año, casi 250.000 primeras comuniones, 91.00 bodas, otras tantas confirmaciones y más de cinco millones de eucaristías. ¿Cuánto cuesta esta actividad litúrgica? Pues, a juicio de los contables de la Conferencia, si todas estas actividades, sumadas a las catequesis, fueran contratadas a precios de mercado, los 223 millones que se ingresan vía IRPF no darían ni para pipas…Se necesitarían 1.889 millones de euros. Conclusión de los redactores de la memoria: “Esto indica que la gratuidad de los recursos y la eficiencia de su uso, supone que cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como más de dos veces y media (2,42) en su servicio equivalente en el mercado”.

Después de este alegre ejercicio de trasladar algo tan serio como las bodas, las eucaristías o los bautismos a una actividad típicamente mercantil, la Conferencia informa en su última memoria del papel que desempeña la Iglesia en España como foco de atracción turística. Y explica el sentido de la Semana Santa, las 15 procesiones consideradas de interés turístico internacional, las comunidades agraciadas por ello y, en letras negritas, los 240 millones de euros que se embolsa Sevilla y los 42 que ingresa Córdoba por estas celebraciones de carácter religioso. Y volvemos a la economía pura y dura: “Realizando una estimación de lo que supondría un agregado a nivel nacional (celebraciones de interés turístico nacional e internacional), la cifra resultante se situaría entorno a los 830 millones de euros”, sentencia la memoria.

El coste total que para la Iglesia supone la actividad pastoral suma, según el documento, casi 782 millones de euros, cifra que incluye el pago a casi 19.000 sacerdotes y el mantenimiento de las 22.833 parroquias, entre otros gastos. Solo en Seguridad Social, se le van más de 20 millones. Las instituciones de la Santa Sede, como el óbolo de San Pedro o el tribunal de Rota, salen por el ojo de lacara: casi 400.000 euros al año.

El contenido de la memoria y la falta de presentación de las correspondientes a 2010 y 2011 suscitan algunas dudas que Vozpópuli no pudo ayer resolver. “Por la tarde no hay Gabinete de Prensa y no funcionamos con móviles”, advirtió el telefonista de la Conferencia Episcopal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba