Nacional

Rajoy dejará el núcleo duro de la reforma laboral abierto a enmiendas de patronal y sindicatos

 Fuentes gubernamentales explican que el núcleo duro de la reforma irá incluido en un real decreto ley que estará vigente en cuanto se publique en el BOE. Con posterioridad, será sometido a la convalidación en el Congreso de los Diputados, donde el PP espera contar, como mínimo, con el apoyo de CiU. Este paquete contiene las nuevas modalidades de contratación, una definición más precisa de las causas del despido objetivo y la flexibilidad que se introducirá en las empresas mediante el cambio, bastante radical y ambicioso, de la negociación colectiva.

Una vez que el real decreto supere la convalidación en el Congreso, será tramitado como proyecto de ley, previsiblemente por el procedimiento de urgencia. Esto quiere decir que los plazos que rigen, habitualmente de dos o tres meses, para que la reforma definitiva vea la luz, se reducirán a la mitad. El objetivo, explican las mismas fuentes, es conseguir que las medidas entren de inmediato en vigor, enviar un mensaje de firmeza y de compromiso a los mercados y, al mismo tiempo, dejar la puerta abierta a empresarios y sindicatos para que, en una última oportunidad, introduzcan posibles mejoras en los cambios legislativos. Esto lo tendrán que hacer a través de las enmiendas que presenten los diferentes grupos. IU y el PSOE defenderán, probablemente, las posiciones sindicales, mientras que CiU encauzará las demandas de la patronal.

Mediante este procedimiento legislativo, el Gobierno evitará la imagen de una reforma impuesta, de un ‘decretazo’, aunque los aspectos fundamentales de la reforma entrarán en vigor en el corto plazo. Es, sin duda, una estrategia para quitar margen a los sindicatos y dificultarles la posible convocatoria de una huelga general, el escenario más temido por Javier Arenas antes de las elecciones andaluzas del 25 de marzo. El equipo económico del Gobierno es consciente también de que la reforma laboral por sí sola no creará empleo y que el horizonte para que el mercado de trabajo empiece a moverse es bastante dilatado debido a la contracción económica que se prevé para este año y el que viene. Rajoy reconoció ayer en el Congreso que durante este año el empleo no levantará cabeza.

Las áreas de la reforma en las que sí se ha producido acuerdo entre UGT, Comisiones y CEOE, sobre todo las que afectan a la lucha contra el absentismo laboral, las mutuas de trabajo y la formación, serán incorporadas directamente a un proyecto de ley y, por lo tanto, también podrán ser enmendadas por los grupos parlamentarios con mayor holgura ya que su entrada en vigor no será tan inmediata.

De la importancia que da el Ejecutivo a esta reforma y de su interés en que sea bien acogida entre los inversores internacionales dice mucho el hecho de que vaya a ser el jefe de la Oficina Económica, Álvaro Nadal, quien vaya a dar explicaciones sobre su contenido a los medios extranjeros acreditados en Madrid.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba