Nacional

Draghi debuta en el BCE con una rebaja de tipos

La llegada del hasta ahora gobernador del Banco de Italia a la presidencia del BCE se ha traducido en una bajada no esperada de los tipos de interés oficiales en un 0,25%, hasta el 1,25%. Se produce en plena cumbre del G20, donde a las enormes incertidumbres económicas y financieras se le añadía el desafío del Gobierno heleno de convocar un referéndum sobre el segundo plan de rescate de la Unión Europea.

La llegada del hasta ahora gobernador del Banco de Italia a la presidencia del BCE se ha traducido en una bajada no esperada de los tipos de interés oficiales en un 0,25%, hasta el 1,25%. Se produce en plena cumbre del G20, donde a las enormes incertidumbres económicas y financieras se le añadía el desafío del Gobierno heleno de convocar un referéndum sobre el segundo plan de rescate de la Unión Europea.

En el comunicado de la rueda de prensa posterior al encuentro del consejo del BCE se justifica, desde un punto de vista económico, la bajada de tipos de interés. Desde el lado de la inflación el planteamiento es diametralmente opuesto al último consejo presidido por Jean-Claude Trichet. Donde se decía que "es esencial para la política monetaria mantener la estabilidad de precios en el medio y largo plazo", ahora se afirma que "aunque es probable que la inflación permanezca por encima del 2% durante algunos meses, se espera que la tasa de inflación a lo largo del 2012 se sitúe por debajo del 2%".

Respecto al crecimiento económico, al igual que en el comunicado de prensa anterior, “se espera que el crecimiento económico real sea muy moderado en la segunda mitad de 2011”. Se señala específicamente que “se están materializando riesgos a la baja previamente identificados, como reflejan la evolución desfavorable de los datos obtenidos de la últimas encuestas”. Se refiere a la evolución negativa de las últimas encuestas sobre sentimiento de consumidores y empresarios.

Además, “los riesgos a la baja en las perspectivas económicas para la zona Euro se confirman en un entorno de alta incertidumbre. Estos riesgos a la baja están vinculados con una intensificación adicional en las tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros, en el área Euro y a nivel global, así como el potencial de que estos efectos acaben trasladándose a la economía real. Los riesgos a la baja también está relacionados con el impacto de precios de energía todavía altos, presiones proteccionistas, y la posibilidad de una corrección desordenada de los desequilibrios globales”.

El BCE continúa con la barra libre de liquidez: “la provisión de liquidez y operaciones de refinanciación continuarán para asegurar que los bancos de la zona Euro no estén sometidos a restricciones de liquidez”. También se afirma en relación a la barra libre y a la compra de bonos soberanos periféricos por parte del BCE que “todas las medidas heterodoxas de política monetaria durante el período de tensiones financieras son, por definición, de naturaleza temporal”.

La bajada de tipos de interés, no esperada por los mercados, pone de manifiesto, en definitiva, que el riesgo de la economía europea no está en la inflación, sino en una nueva recesión económica que confirmaría un escenario de doble W, o doble recesión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba