En Ferraz no se descarta el adelanto de la conferencia política prevista para el otoño

La ‘guerra sucia’ regresa al PSOE: Rubalcaba acusa a Chacón de desestabilizarle como líder del partido utilizando el nombre de Madina

Nadie se fía de nadie y, además, se han perdido todas las referencias. En este clima de desánimo y desorientación cumple Alfredo Pérez Rubalcaba sus primeros 14 meses al frente del PSOE, transitando por un campo minado por aquellos dirigentes que ven con impaciencia cómo continúa la sangría de voto en el momento más bajo de popularidad para el Gobierno del PP.

Los diferentes bandos que se disputan el control del PSOE desde la caída de Zapatero se muestran de nuevo activos ante la sospecha de que Alfredo Pérez Rubalcaba no llegará vivo, políticamente hablando, a las elecciones europeas del año que viene. Su guión de celebrar la conferencia política en otoño, sacar pecho en las europeas y convocar sin improvisaciones las ‘primarias’ para la elección del candidato de 2015, puede saltar en cualquier momento por los aires, en cuanto el andaluz José Antonio Griñán, al frente de la federación más poderosa, dé el pistoletazo de salida.

La llave para desbaratar el guion elaborado por Rubalcaba para la celebración de las 'primarias' sigue en manos del andaluz José Antonio Griñán

En esta medición de los tiempos, ha regresado la ‘guerra sucia’ al partido. Desde la ejecutiva federal que controla Rubalcaba se reconoce que el joven diputado vasco Eduardo Madina ya no le hace ascos a auparse al cartel electoral pero, al mismo tiempo, se acusa a Carmen Chacón de utilizar vilmente su nombre para desestabilizar a la dirección elegida hace 14 meses en el congreso de Sevilla, donde la catalana se quedó a un palmo de la secretaría general, solo por 22 votos de diferencia. A Madina le ha sentado como un tiro verse colocado con tanta antelación en la casilla de salida porque asegura a sus allegados que sus tiempos son otros y nunca iniciará la carrera sin el consentimiento del propio Rubalcaba y el aval de la mayoría de las federaciones del partido. Una misión difícil, aunque no imposible, advierten fuentes socialistas.

Chacón ha salido este jueves en apoyo de Madina haciéndole un flaco favor, pues con ello ha contribuido a engordar los argumentos de quienes la siguen viendo detrás de la operación encaminada al desalojo de Rubalcaba de Ferraz.

En el PSOE se opina que Chacón le ha hecho un flaco favor a Madina porque ha reforzado los argumentos de quienes la siguen viendo detrás de la operación para desalojar a Rubalcaba

Los problemas para el actual líder socialista se acumulan porque en las últimas semanas ha conocido que su delfín favorito, el ex lendakari Patxi López, ha empezado a dar sus primeros pasitos en la política nacional, no solo reconociendo sus aspiraciones a dirigir el PSOE, sino también tomando la temperatura a los distintos aparatos regionales para medir su disposición a cambiar de caballo en plena carrera opositora. Según fuentes socialistas, en estas excursiones que López ha hecho por Madrid, Andalucía, la comunidad valenciana, Extremadura y Castilla-La Mancha, entre otras federaciones, se ha topado con una actitud contraria a proteger a un candidato demasiado vinculado a Rubalcaba. En otras palabras, ha recibido el mensaje de que si aspira a conducir el timón de Ferraz, debe volar por libre, distanciarse del núcleo duro que rodea al actual secretario general y empezar a venderse como la principal referencia del PSE, el que encierra, quizás, uno de los ADN más distinguidos de la familia socialista, heredado de referencias históricas ya desaparecidas como la que en su día fue Ramón Rubial.

Patxi López ha recibido el consejo de que se distancie de Rubalcaba y se venda como principal referente del PSE, que encierra uno de los ADN más distinguidos de la familia socialista 

En el grupo parlamentario socialista se reconoce que lo que falta en estos momentos dentro del PSOE es un “director de orquesta” con autoridad que ponga orden en el partido y aborte las intrigas palaciegas con las que los dirigentes territoriales, por un lado, y los miembros del actual ‘aparato’, por otro, tratan de resolver la impaciencia que provoca la continua sangría de voto en las encuestas, justamente en el momento más aciago para el Gobierno del PP a niveles de popularidad.

En mitad de esta guerra de guerrillas se sitúa el bueno de Ramón Jáuregui, coordinador de una conferencia política que en principio se preveía para el mes de octubre pero que ahora nadie descarta que tenga que adelantarse, tampoco se sabe muy bien para qué ya que la atención de los distintos ‘aparatos’ provinciales y regionales, lejos de centrarse como querría Rubalcaba en el debate de las ideas y en la elaboración de un proyecto alternativo, descansa en una mera pugna de poder y en solventar quien sustituirá a Rubalcaba antes de que el PSOE se arriesgue a quedar en las encuestas en las mismas cotas de voto que la Izquierda Unida de Cayo Lara.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba