Nacional

El 'escándalo Bárcenas' pasa factura al PP: el ritmo de afiliaciones cae un 80% en apenas cuatro meses

Los populares registran en el último cierre computado alrededor de 865.000 militantes, según fuentes de Génova. Desde el 20 de febrero hasta finales de junio sólo incorporan a su censo 546 simpatizantes al mes. En los tres años anteriores, pese al 'caso Gürtel', dicha cifra mensual ascendió a 2.969 de media. Con todo, las revelaciones de su ex tesorero y los recortes del Gobierno no provocan en sus filas la sangría de afiliados que sufre el PSOE.  

Militantes y simpatizantes del PP, congregados ante la sede de Génova, celebran la victoria de Rajoy en las generales de 2011.
Militantes y simpatizantes del PP, congregados ante la sede de Génova, celebran la victoria de Rajoy en las generales de 2011. GTres

La gráfica de afiliaciones que los populares manejan en Génova ya acusa las revelaciones del ex tesorero del PP Luis Bárcenas en los últimos meses sobre una supuesta financiación ilegal en el seno del partido. El dato más actualizado que se conocía al respecto era el ofrecido por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, el pasado 22 abril, cuando cifraba la militancia del PP en 862.000 personas durante una intervención en el IV Foro de Alto Nivel de Partidos Políticos China-Europa, que se celebró en Suzhou (China). Ello, dijo la número dos de Génova, prueba que “el repaldo de nuestros ciudadanos no sólo ha sido mayoritario en las últimas elecciones generales, sino que somos el partido con mayor número de afiliados de toda Europa”. Sin embargo, esa tendencia alcista con la que llegó el PP a los comicios del 20 de noviembre de 2011 no es la misma que la registrada en la actualidad.

El partido que sustenta al Gobierno no ha perdido militantes tras el revuelo generado por su ex tesorero, pero ha dejado de sumar buena parte de los que incorporaba antes

En concreto, Cospedal se refirió así a los 862.815 militantes que tenía el partido a 20 de febrero de 2013. Según ha podido saber Vózpopuli de fuentes de Génova, el último cierre computado que maneja la dirección popular data de finales de junio y la cifra ronda los 865.000 simpatizantes inscritos en el censo de la formación. El incremento, por tanto, ha sido de apenas 2.185 incorporaciones en cuatro meses. O lo que es lo mismo: 546 al mes y 18 diarias. El ritmo de afiliaciones ha caído un 80%. Lejos quedan los 2.969 afiliados al mes (99 al día) registrados de media entre enero de 2009 y febrero de 2013, periodo en que el partido, pese al estallido del caso Gürtel, pasó de 750.000 militantes a 862.815. Así, ganó cerca de 113.000 afiliados en el cuatrienio donde la formación logró su mayor cuota de poder en España en lo que se refiere a gobierno en instituciones a nivel nacional, autonómico y municipal.

El espacio de tiempo que va de febrero a junio de este año ha coincidido con importantes hitos en la cronología del caso Bárcenas. Por ejemplo, el 25 de febrero, el juez Pablo Ruz prohibía al ex tesorero salir de España tras haber reconocido que no tuvo 22 sino hasta 38 millones en Suiza. Ese mismo día, Cospedal aseguró que el finiquito del ex gerente, hoy en prisión, se trató de una indemnización “en diferido". 

Cuatro meses después, con informaciones diarias sobre las cuestas de Bárcenas en paraísos fiscales; alusiones a supuestas donaciones ilegales en el PP; referencias a presuntos sobresueldos en B de sus dirigentes; y continuas exigencias de la oposición para que Mariano Rajoy diera explicaciones en el Parlamento, el 20 de junio Ruz preguntaba al fiscal anticorrupción si llamaba a declarar a Cospedal y a sus antecesores en la secretaría general del PP Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos. Un paseíllo hacia el juzgado que tuvo lugar finalmente la pasada semana.

Lejos quedan los 2.969 afiliados al mes (99 al día) registrados de media entre enero de 2009 y febrero de 2013, periodo en que el partido pasó de 750.000 militantes a 862.815

Con todo, en el PP son optimistas y valoran positivamente la cifra de afiliados que aún mantienen. "Somos el único partido que ha crecido en número de militantes en un escenario de crisis económica”, recalcan fuentes populares. Y ello pese a que el ritmo de afiliaciones, en comparación con años anteriores, sí ha descendido notablemente. El partido que sustenta al Gobierno no ha perdido militantes tras estallar el escándalo Bárcenas, pero ha dejado de sumar buena parte de los que incorporaba antes. Para darse de baja en el partido es necesario comunicarlo a la sede correspondiente y no basta con dejar de abonar las cuotas. No obstante, el pago de las mismas es obligatorio para participar en cualquier proceso de elección interna.

Por su parte, el PSOE sí presenta números negativos. El pasado abril, 15 meses después de que el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, se pusiera al frente de Ferraz, la hemorragia era de 40.000 afiliados. Tal y como informó Vozpópuli, esta pérdida ascendía a 60.000 si se tomaba como punto de partida el inicio de la crisis económica con José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba