Nacional

La infanta Cristina se acoge al privilegio de bajar en coche hasta la puerta del juzgado de Palma

La infanta Cristina se ha acogido al privilegio de entrar hasta la puerta del juzgado de Palma en coche. Ha llegado a las 9:46 de la mañana y ha comenzado a declarar a las 9:58 horas. La medida fue reclamada por la propia Zarzuela alegando "motivos de seguridad". El interrogatorio será también especial: su testimonio sólo se grabará en audio a solicitud de la hija del Rey. El juez Castro ha autorizado esa medida que no ha tomado para los otros 42 imputados alegando que nadie más la ha demandado.

Decenas de periodistas esperaban la llegada de la Infanta Cristina a los juzgados de instrucción de la capital balear.
Decenas de periodistas esperaban la llegada de la Infanta Cristina a los juzgados de instrucción de la capital balear. EFE

La infanta Cristina se ha acogido al privilegio de entrar hasta la puerta del juzgado de Palma en coche. La secuencia de entrada desde que ha bajado del coche oficial que la ha conducido hasta la puerta apenas ha durado 10 segundos. Doña Cristina ha llegado a las 9:46 de la mañana y ha comenzado a declarar a las 9:58 horas. La medida fue reclamada por la propia Zarzuela alegando "motivos de seguridad". El interrogatorio será también especial: su testimonio sólo se grabará en audio a solicitud de la hija del Rey. El juez Castro ha autorizado esa medida que no ha tomado para los otros 42 imputados alegando que nadie más la ha demandado.

La hija del Rey ha optado por no hacer el "paseíllo" y el coche que la escoltaba la ha dejado en la puerta del juzgado de Palma. Vestida de negro, Doña Cristina ha dado los buenos días al bajar del coche y ha dicho que está "bien" a su abogado, Jesús María Silva, que ha salido a recibirla. Doña Cristina ha accedido inmediatamente al interior del edificio sin cruzar el escánner y el control de entrada.

La infanta no ha cruzado el escánnner y el detector de metales

Los asesores de la infanta tomaron la decisión de que no caminara por la rampa del juzgado como hizo su marido, Iñaki Urdangarín, hace unos días. Oficialmente alegan "motivos de seguridad", aunque en la práctica Doña Cristina ha evitado también una secuencia de vídeo que apenas ha durado 10 segundos bajo la fórmula que ha escogido.

El juez José Castro ha dictado un receso en el interrogatorio a las 12:38h. de diez minutos en el que la infanta podrá descansar en una sala adjunta al salon de vistas.

Un interrogatorio con "apagón digital"

El cuestionario a la infanta sólo se grabará en audio a petición de la hija del Rey. Castro ha autorizado esa medida que no ha regido para ninguno de los otros 42 imputados alegando que nadie más la ha solicitado. Esa grabación de audio, según fuentes del equipo de seguridad del juzgado de Palma, "se está registrando adecuadamente".

La grabación se está captando correctamente

El instructor justifica sus medidas con el argumento de que se pretendeevitar la filtración del contenido de las palabras de la hija del Rey mientras se produce su declaración. Así, ha impuesto no sólo la prohibición de que las cámaras del juzgado la graben en vídeo como se ha hecho con los demás imputados salvo Iñaki Urdangarin. En una providencia que hizo pública el martes, Castro "prohíbe terminantemente que persona alguna acceda al interior del edificio portando terminal telefónico, tablets, ordenador portátil o cualquier otro dispositivo apto para la captación de imágenes o sonidos”. Además ha establecido un nuevo y peculiar sistema que está siendo comunicado a los abogados.

  • Para empezar, cuando lleguen al tribunal, cada uno de ellos tendrá una bolsita de plástico transparente “con la anotación del nombre de cada depositante” . En ellas deberán abandonar teléfonos, iPads, ordenadores o grabadoras.
  • A continuación, sólo podrán introducir en la sala carpetas con papel impreso y libretas con anotaciones por escrito. No se les permitirá consultar internet con ningún tipo de dispositivo electrónico.
  • Una vez que comience el interrogatorio, los abogados sólo podrán mostrar a la Infanta pruebas por escrito. Eso significa que si alguno quiere mostrarle las facturas o los gastos de la Visa Oro presuntamente irregulares que recogía la UDEF en sus informes, deberá llevar una copia impresa de los cientos de folios que componen esos informes. Sólo en casos extraordinarios en los que sea necesaria una prueba electrónica, ha comunicado el juez, se permitirá activar el ordenador del juzgado previa autorización del magistrado.
  • El único momento en que los abogados podrán conectarse a internet o consultar sus móviles será durante los posibles recesos. El juez establece que sólo podrán acceder a ellos durante los recesos “a condición de que antes de la reanudación de la diligencia se devuelva”.

El protocolo que el juez ha establecido dificulta el cuestionario, denuncian algunos de los abogados de la acusación a los que la infanta no tiene intención de responder.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba