Artur Mas declinó asistir a la recepción una vez más

PP, PSC y Ciutadans celebran la Constitución en Cataluña en un acto histórico y sin precedentes

Cataluña vivió este jueves un episodio histórico. Los máximos dirigentes de PP, Ciutadans y PSC, las tres principales fuerzas constitucionalistas catalanas, se reunieron en una fotografía sin precedentes para brindar por el 35 aniversario de la Carta Magna.

El acto se celebró en la delegación de Gobierno de Barcelona donde la hábil y sagaz delegada, Llanos de Luna, consiguió reunir, en el acto institucional en el Día de la Constitución, a los representantes de los principales partidos catalanes que defienden la Carta Magna y que, por lo tanto, no comulgan con la deriva secesionista que ha emprendido CiU con Artur Mas a la cabeza. Precisamente el presidente de la Generalitat delinó su asistencia al acto, quizás porque no le agrada poner el pie el la delegación del Gobierno, o sencillamente porque no es plato de su gusto el brindar con cava por el compleaños de la Constitución española.

Pere Navarro, por parte del PSC, se sumó finalmente a la celebración -pese a las dudas inicaiales de su partido- en la que estuvieron presentes asímismo Alicia Sánchez Camacho por el PP, Albert Rivera por Ciutadans y José Domingo, quien dirige la asociación ciudadana "Som Catalunya, som España" que ha convocado una gran concentración en el centro de la Ciudad Condal para festejar el aniversario constitucional.

Esta reunión inédita, esta fotografía sin precedentes ha sido el fruto del lento deslizamiento del PSC hacia un territorio cada vez más alejado de la pareja CiU-ERC y, por supuesto, cada vez más distante de los planteamientos de la consulta independentista. Un frente anti-secesionista sin ningún tipo de recorrido electoral pero con una potencia gráfica que ha producido inquietud e irritación en las filas soberanistas. Casi medio centenar de diputados suman los partidos representados en este encuentro histórico. En Convergencia, por este motivo, se sigue con creciente malestar la reorientación de los socialistas hacia las filas más próximas a los postulados que defienden Rivera y Camacho.

Pérez Rubalcaba, tras arduas y largas conversaciones con Mariano Rajoy sobre el particular, es quien ha conseguido ir superando y venciendo las dudas de Navarro sobre la orientación del PSC en esta coyuntura dramática, en la que el socialismo catalán también se juega su supervivencia. El representante del PSC no había asistido a la celebración del 6-D el pasado año, por lo que su presencia en esta edición ha llamado poderosamente la atención hasta transformarse en un hecho de primera dimensión informativa.

Se trata también de un bofetón a las pretensiones de Artur Mas de incorporar a los socialistas catalanes a las filas de quienes persiguen la celebración del plebisicto indepedentista. No obstante, Navarro, una vez concluído el acto, declaró a los medios que la Constitución también se defiende reformándola y no necesariamente asistiendo a manifestaciones como las del 6-D. Es decir, la vía federalista que defiende el PSOE, cuya trayectoria todavía no han explicado porque quizás ni ellos mismos conocen.

Precisamente este jueves el Tribunal Supremo falló en favor de unos padres que reclaman enseñanza vehicular en castellano para su hija. Se trata de una sentencia más del alto tribunal en esa misma línea, que defiende el derecho a recibir la enseñanza en castellano de los escolares que así lo reclamen. Sentencia que una y otra vez la Generalitat ha ignorado sin que haya habido ningún tipo de consecuencias, ni administrativas, ni penales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba