Según Convivencia Cívica Catalana

El rechazo de Bruselas al referendo de Crimea sienta precedente para la consulta de Artur Mas

"La doctrina expresada por el Consejo de Europa evidencia que la idea de democracia del nacionalismo catalán, basada en el populismo y contraria a la legalidad y la Constitución, no es en absoluto la democracia tal como se entiende en Europa”, expresan desde la Plataforma.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la sesión plenaria del Parlamento catalán.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la sesión plenaria del Parlamento catalán. EFE

La coordinadora Convivencia Cívica Catalana celebra el dictamen emitido este mes por el Consejo de Europa por el cual se declaró ilegal el referendo de secesión de Crimea. Consideran que sienta precedente para evitar cualquier intento de consulta inconstitucional en Cataluña, ya que se establecen importantes principios generales aplicables a cualquier otra consulta independentista que pueda realizarse en un estado miembro.

“El Consejo de Europa remarca que los referendos deben cumplir con el sistema legal de cada país y, en particular, que no pueden realizarse si la Constitución no los permite”, afirman desde la entidad, y recuerdan que la consulta propuesta por el gobierno de Artur Mas “es contraria a la Constitución”, tal y como ha establecido esta misma semana el Tribunal Constitucional.

De hecho, el Consejo de Europa da un paso más al aseverar que la imposibilidad de celebrar un referendo sobre la secesión en un país europeo no contradice en absoluto los estándares de Europa. “Es normal que en las Constituciones de los países europeos no se permita la secesión; sin embargo, es contrario a los estándares europeos la celebración de una consulta que no se realice de acuerdo a la legalidad y a la Constitución”, reza el dictamen.

Desde Convivencia Cívica Catalana consideran “explícita” la condena de Bruselas al hipotético referendo que prepara el gobierno catalán. “Iría en contra de las normas europeas, que promueven la estabilidad institucional y la seguridad jurídica en beneficio de empresas y ciudadanos de Europa. La doctrina expresada por el Consejo de Europa evidencia que la idea de democracia del nacionalismo catalán, basada en el populismo y contraria a la legalidad y la Constitución, no es en absoluto la democracia tal como se entiende en Europa”, expresan.

Margallo encuentra un "paralelismo absoluto"

"Que las Constituciones de los países europeos no permita la secesión no contradice en absoluto los estándares de Europa"

La misma línea de argumentación empleó el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, al asegurar en Bruselas que existe un “paralelismo absoluto” entre el referendo de Crimea y la consulta que pretende hacer el presidente de Cataluña. "Se ha dicho que un referéndum que viola la constitución de Ucrania es ilegal y su resultado no puede ser reconocido internacionalmente. Pues bien, los artículos que aparecen en la Constitución de Ucrania son iguales a los preceptos de la Constitución española y de todas las constituciones del mundo, a excepción de la de Etiopía", aseguraba.

No en vano, existen bastantes similitudes entre la redacción de la Constitución de Ucrania y la de España. El artículo 2 de la Carta Magna ucraniana dispone que “la soberanía de Ucrania se extiende a lo largo de todo su territorio. Ucrania es un Estado unitario. El territorio de Ucrania dentro de su actual frontera es indivisible e inviolable”. Por su parte, el segundo artículo de la Constitución de 1978 recoge que “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles", y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

"Un referendo que viola de forma flagrante una Constitución interna viola por definición la legalidad internacional y no puede producir efectos jurídicos, es decir, no puede aspirar al reconocimiento internacional". Asimismo, ha recordado que el caso de la independencia de Kosovo es excepcional y ligado a un episodio de extraordinaria violencia y de limpieza étnica.

Reforma democrática constitucional y administrativa

El Congreso de Poderes Locales y Regionales del Consejo de Europa pidió este martes a las autoridades ucranianas una reforma constitucional y administrativa "que dote al país de instituciones que recojan un consenso amplio" y que sea acorde con los principios de la democracia regional. Tras el debate de urgencia sobre la situación en Ucrania, alcaldes y diputados regionales de los 47 Estados miembros de la organización paneuropea que participan en la sesión, aprobaron la declaración por 148 votos a favor, 22 en contra y 8 abstenciones.

"Un referendo que viola una Constitución interna viola por definición la legalidad internacional"

Además de no aceptar la validez de la “pseudoconsulta” en Crimea del pasado 16 de marzo, que "viola la Constitución ucraniana", el texto "condena la anexión de Crimea por Rusia en violación del derecho internacional". El Congreso ofreció su apoyo a las nuevas autoridades ucranianas para que "tomen todas las iniciativas para reforzar la democracia en su país y para permitir un diálogo real entre todas las fuerzas políticas".

Además, el Congreso se mostró dispuesto a enviar una misión de observación especial a Ucrania para estudiar la situación del país y la asistencia necesaria para garantizar el funcionamiento democrático de las administraciones locales y regionales. Esa cámara europea entiende que si se eliminan las restricciones constitucionales y legislativas a las que están sometidas las administraciones locales y si se transfieren competencias administrativas a distritos y regiones "se reforzaría la democracia y la cohesión social, económica y territorial".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba