Un clan napolitano compraba hachís a yihadistas a través de un marroquí detenido en Fuengirola

Un arrepentido desvela los negocios de la Camorra con Al Qaeda en la Costa del Sol

El exmafioso desvela que un marroquí detenido en España en febrero le alertó a él y a otros capos tanto de los atentados de Madrid como de los del 11-S. El presunto islamista fue extraditado en marzo a Italia, donde está acusado de suministrar toneladas de hachís a la Camorra a través de una ruta que partía de Marruecos y utilizaba España como zona de paso. 

Imagen facilitada por la Guardia Civil de Moulay Idriss tras su detención.
Imagen facilitada por la Guardia Civil de Moulay Idriss tras su detención. GUARDIA CIVIL

Biagio di Lanno, uno de los últimos mafiosos que ha comenzado a colaborar con la Justicia italiana, ha confesado que el principal proveedor de hachís de la Camorra (mafia napolitana) es Al Qaeda y que, además, negocian la compra de los alijos en la Costa del Sol. El arrepentido, integrante del clan Polverino, ha señalado como hombre de contacto con los yihadistas a Moulay Idriss M.A., Armando, un marroquí de 34 años que el pasado 17 de febrero fue detenido por la Guardia Civil en los alrededores de la mezquita de Fuengirola (Málaga) a petición de las autoridades de Roma. Entonces, su captura fue presentada por el Ministerio del Interior español como la caída de un simple mafioso. Ahora Di Lanno ha desvelado el papel de Armando como presunto integrante de la red de 'narcofinanciación' del terrorismo islamista que se permitió el detalle de alertar a los mafiosos italianos de que se iban a cometer los atentados del 11-S en Nueva York y del 11-M en Madrid.

Un mafioso presumió de haber compartido mantel con un islamista que sabía lo que iba a pasar el 11-S y el 11-M

Según su declaración, a la que los investigadores italianos dan plena credibilidad y a cuyo contenido ha tenido acceso Vozpópuli, Idriss acudió a un encuentro en 2001 en Nápoles con el propio Di Lanno y otros dos integrantes del Clan Polveino, Sabatino Cerulo y Angelo d'Alterio, para negociar la venta de una partida de hachís. El presunto islamista acudió a la cita acompañado con otro ciudadano de origen árabe al que presentó, para sorpresa de los anfitriones, como "uno de los que se van a matar". Pese a ello, la conversación se centró en la adquisición del estupefaciente hasta que el marroquí detenido hace cuatro meses por la Guardia Civil recibió una llamada de teléfono de alguien con el que comenzó a hablar en español. Al finalizar la misma, Idriss comentó a los italianos que en breve "sucedería algo con aviones". Meses después se produjo el atentado de las Torres Gemelas . Di Lanno recuerda en su declaración que Cerulo presumió entonces de haber compartido mantel con un islamista que estaba al tanto de lo que iba a ocurrir.

La detención de Moulay Idriss -que llevaba viviendo de modo estable en España desde 1999 aunque residía largas temporadas en Italia y Holanda, según su propia declaración- se produjo después de que las autoridades italianas emitieran el miércoles 15 de febrero una orden de detención europea por los delitos de tráfico de drogas e integración en organización criminal. Dos días después y dentro de la Operación Ferry Boat/Romel 11, agentes del Grupo de Huidos de la Justicia, de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, lo localizaban y detenían a las puertas de la mezquita de Fuengirola cuando acudía a rezar. Una vez que las autoridades españolas confirmaron que se había producido el arresto, la policía italiana inició una redada en Nápoles y otras ciudades italianas que terminó con la captura en pocas horas de otras 23 personas, todas ellas supuestas integrantes de una trama de la Camorra que hacía llegar a Italia, a través de España, la droga que les vendía presuntamente el ciudadano marroquí.

Con el carné de los juzgados por los atentados de Madrid

Lo que, sin embargo, la orden europea de detención italiana no detalló es que los Carabinieri consideraban a Armando algo más que un traficante 'al por mayor'. Según fuentes cercanas a la investigación, las autoridades de Roma destacan en sus informes que en 2002, cuando aún no era buscado por la policía de este país, Moulay Idriss fue detectado en un control de carreteras en posesión de un carné de conducir que estaba a nombre de Abdilah el Fadual el Akil, una de las personas que años más tarde fueron juzgadas en España por su presunta relación con los atentados del 11-M y que, tras ser condenado en primera instancia por la Audiencia Nacional, fue finalmente absuelto por el Tribunal Supremo.

En España, 'Armando' ya había sido detenido en tres ocasiones, pero nunca se le ligó con actividades terroristas

En España, sin embargo, a Moulay Idriss nunca se le ha ligado con actividades terroristas. De hecho, las tres detenciones previas que constan en su ficha policial están relacionadas con un delito de tráfico de estupefacientes, otro de lesiones y uno más de falsificación de documento, cometidos todos ellos entre los años 1999 y 2009. En dos de estos arrestos, eso sí, aparecía fichado con un nombre falso, el de Rachid Echemlali Rahmadi, la identidad de un amigo suyo que supuestamente también utilizaba durante sus estancias en Italia y Holanda. Pese a ello, en los tres últimos años no constaban nuevos arrestos. De hecho, Armando había iniciado ya los trámites para solicitar el permiso de residencia y se había asentado con su mujer y sus tres hijos cerca de Marbella. Durante los interrogatorios en España, Idriss negó cualquier relación con Al Qaeda e insistió en que su familia tenía muy buenas relaciones con la familia real del país magrebí.

Un mes después de su arresto, fue extraditado a Italia, donde permanece encarcelado. Allí, la Justicia le acusa de suministrar toneladas de hachís a la Camorra a través de una ruta que se iniciaba en Marruecos. Desde allí, los alijos cruzaban el estrecho de Gibraltar en barco y, antes de llegar a las costas españolas, los fardos de droga previamente impermeabilizados eran arrojados al mar para que más tarde fueran recuperados por buzos. Una vez en tierra, el hachís era ocultado en coches con dobles fondos preparados previamente en un taller mecánico de Nápoles. A bordo de estos vehículos, el estupefaciente era trasladado por carretera por un grupo de conductores de nacionalidad polaca comandados. Los investigadores italianos calculan que la Camorra adquiría a través de Moulay Idriss cerca de media tonelada de hachís al mes.

El refugio español del 'capo dei capi'

La importancia de España para este clan de la mafia napolitana queda aún más de relieve en la detención, a comienzos del pasado mes de marzo, del máximo jefe del grupo, Giuseppe Polverino, Pepe, en Jerez de la Frontera (Cádiz). El capo dei capi, que fue detenido junto a su lugarteniente, Raffaele Vallefuoco, llevaba años ocultándose en España, entre Tarragona, la Costa del Sol y la provincia de Cádiz. La justicia italiana considera a Pepe Polverino el mayor importador de hachís en Italia. Sus proveedores, ahora se sabe, era nada menos que un grupo ligado a la mismísima Al Qaeda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba