Nacional

El Plan imposible de Fomento: el AVE llegará a toda España en 2024

El Proyecto de Infraestructuras y Transporte que Ana Pastor entregó a Bruselas implica un recorte del 1,35% al 0,9% del PIB, pero no un parón a la alta velocidad, que conectará todas las capitales de provincia excepto Ceuta, Melilla y las islas.  

Presentado la semana pasada, un día antes que los Presupuestos Generales, el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi) pretende “establecer un escenario inversor estable y sostenido” en carreteras, puertos, aeropuertos para el decenio que viene. El Pitvi, cuyo recorrido va del presente 2012 al 2024 es el sustituto popular al Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (Peit, 2005-2020), lanzado por Maleni Álvarez y espoleado por Pepiño Blanco, predecesores socialistas de la actual ministra de Fomento, Ana Pastor. También supone una cura de austeridad a las grandes infraestructuras: del 1,35% del PIB este año se pasa al 0,9% para 2013.

Un parón inversor en toda regla con el que Fomento persigue ser “coherente con la política económica y de consolidación fiscal del Gobierno”. También busca el PP no reincidir en situaciones como las que se han dado últimamente, como el respaldo millonario a la alta velocidad no solo en crisis sino incluso en años de fiscalidad contractiva (2010, primer ajuste de Zapatero), un impulso que ha hecho que España ostente el dudoso honor de contar con la segunda red mundial de líneas de AVE, solo por detrás de China. La partida de ferrocarriles para 2013 será de 3.779 millones de euros, un 40% menos. Y aun así, el Pitvi contempla que todas las capitales de provincia de la Península tendrán su estación de alta velocidad en 2024

Así lo pone de manifiesto la propuesta que Fomento le ha hecho llegar a Bruselas, concretamente a la Red Transeuropea de Transporte, creada por el Parlamento Europeo en 1996. Como se ve en el mapa de la parte superior, una red imposible de líneas de alta velocidad conectará cada recodo peninsular dentro de 12 años. Y, si con el frenesí inversor los AVE ya se inauguraban con retraso, no es difícil imaginar lo que ocurrirá con esta propuesta.

El dibujo quita el hipo: no solo se aprecia la conexión Madrid-Galicia, un trayecto que, según el Gobierno, llegará en 2018; en el Pitvi, hay ramales que desembocan en Ávila o Soria, toda la cornisa Cantábrica aparece unida por la alta velocidad y también el corredor Mediterráneo; existe, además, la conexión con Portugal, ¡y se cuenta con tres entradas a Francia! (la i griega vasca, Aragón y Portbou).

“El plan que nos presentó la ministra el pasado jueves fue muy bonito”, ironiza un diputado del PSOE presente en la Comisión de Fomento. “Lo que ocurre es que no dio ninguna cifra relevante, no dio soluciones al parón del transporte de Mercancías y nos presentó un bosquejo de la futura alta velocidad utópico, con AVE hasta en Motril”.

En otros foros y blogs del sector, la crítica es similar. “Nace con un defecto que lo invalida absolutamente”, reza un post, en alusión a los posibles escenarios macro que plantea el  Pitvi. “No se sabe lo que va a costar, porque detrás de todos los números y escenarios, lo que cuenta es que, si la economía va bien, entonces se invertirá el 0,94% del PIB; y si va mal, el 0,89%”. Entre una y otra coyuntura, la diferencia de inversión puede estar en 12.000 millones de euros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba