Después de cinco años Kiko Rivera ha vuelto a 'Sábado Deluxe' para aclarar las últimas acusaciones que se han vertido sobre su persona. El pasado miércoles 14 de octubre, 'Sálvame' desveló una supuesta conversación íntima y subida de tono entre el hijo de Isabel Pantoja y Techi, una de sus exnovias.  

Casado con Irene Rosales, el cantante ofrecía su ayuda a su expareja tras conocer el mal momento por el que estaba pasando. Pero el tono de los mensajes fue lo que dejó sorprendidos a todos los colaboradores: "Siempre seré el que te pone a 80.000 revoluciones y a 20 uñas", le decía Kiko muy picantón. 

Kiko Rivera

Kiko Rivera, muy arrepentido

"El único culpable de todo lo que está pasando soy yo. Igual que te digo que lo de Techi y Chabeli es mentira, reconozco que he roneado y hablado por mensajes con la camarera de la discoteca hoyo. Ella consiguió mi teléfono y empezamos a hablar por WhatsApp. Fueron mensajes de varios días, pero esto es algo antiguo. Fue en un tiempo en el que mi mujer y yo discutíamos mucho porque ella pasaba mucho tiempo con su madre enferma. Fue un bache tras salir de 'GH VIP' en el que no teníamos relaciones sexuales", ha revelado el cantante. 

"Mi mujer descubrió los mensajes en mi móvil. Nos sentamos a hablar y le pedí disculpas. Irene es lo mejor que me ha pasado en la vida y me siento culpable por no haber sido el hombre que debía. Me ha costado muchos meses que me perdonara, le he tenido que demostrar mucho. Me ha perdonado, pero me siento muy mal", ha dicho el hijo de Paquirri.

"Irene le contó a mi madre mis deslealtades porque tienen una relación estupenda. No sé si todo esto viene de que tengo la autoestima muy baja. Estoy en un momento de mi vida muy jodido y no me atrevo a hablarlo con ella. No me quiero y no tengo ganas de nada", ha dicho cabizbajo. 

"Si Irene no estuviera a mi lado igual no estaría vivo y cuando estuve tan metido en las drogas tuve miedo de perderla", ha explicado sobre sus adicciones. "Él ha cometido sus fallos, pero eso es cosa de mi marido y mía. Y que no diga que llevo cuernos porque yo cuernos no llevo, porque no soy ningún animal. Escribí a esa chica con la que se mandaba mensajes para que se alejara de mi matrimonio", dijo Irene en 'Viva la vida' sobre la supuesta infidelidad de su marido. 

Irene Rosales y Kiko Rivera

Las adicciones de Kiko 

Su primer contacto con la noche comenzó antes de cumplir la mayoría de edad. El cantante reconoció que en un bolo en el que le contrataron sintió que tenía independencia económica y pudo hacer frente a sus gastos sin ayuda de nadie. Sin embargo, esto supuso el inicio de su mala vida, pues fue en ese instante cuando probó por primera vez la cocaína.

"He preferido dejar de trabajar en la noche para no caer en las tentaciones. Sigo teniendo dependencia de las drogas. Hay noches que no puedo dormir y hasta lloro", ha revelado el hijo de Isabel Pantoja. "Estoy triste, decepcionado y no soy feliz con lo que he conseguido en mi vida profesional", ha confesado muy triste.