En el último capítulo de este jueves en 'La isla de las tentaciones 3', Lucía pudo ver por fin cómo se las gasta su novio Manuel con el que lleva tres años de relación. Después de echarse a llorar cada vez que sonaba la alarma de la luz de las tentaciones, porque temía que fuera "su Manué' el pecador infiel, la joven pudo confirmar que sus sospechas eran ciertas.

Aunque en un principio se había quedado más tranquila tras ver que la tentadora de su pareja, Stefany, se liaba con Jesús, novio de Marina. Cuando le pusieron sus imágenes se quedó en shock. Primero vio a Manuel hablando con Stefany y diciendo que aunque a Lucía le duela, iba a mirar por él. Minutos después se le vio tonteando con Stefany, dándolo todo, hasta acabar besándose.

"Yo no me lo esperaba", señaló Lucía. "No tiene dos dedos de frente, no me quiere y es su naturaleza. No piensa en nadie, nada más en lo que tiene entre las piernas. No me quiere. Venía aquí harto de llorar, qué pena, pobrecito. 'Vengo aquí a que confíes en mi porque tú no confías en mi'. De vergüenza. Él no se merece ni esto de mi. Ya llorará, pero que llore lo que he llorado yo y más".

Lejos de venirse abajo, como había hecho en varias ocasiones en la casa, se mostró fuerte y decidida a olvidar a Manuel y romper con él. "Yo sí que no voy a llorar más, es patético, ya me lo había demostrado antes pero ahora más", haciendo alusión a la anterior vez que el gaditano le puso los cuernos antes de entrar en la isla, algo por el que él lloraba una y otra vez lamentándose. Lo mismo que hizo al día siguiente de liarse con Fiama y Stefany, arrepintiéndose. Un sentimiento que se le pasa en cuanto ve aparecer a la canaria y se la come a besos.

Lucía y las demás, alucinadas al ver a Manuel besándose con Stefany.

"Esta casa es lo más cerdo que yo he visto en mi vida"

Después, en el siguiente vídeo de 'LIDLT 3' se vio la reacción de Manuel al ver que Fiama era la nueva tentadora, cayéndosele la baba. Minutos después, subía la temperatura entre ambos tonteando y bailando hasta acabar comiéndose la boca con la canaria a escondidas.

La reacción de todas las novias fue de sorpresa total. Se llevaron las manos a la cabeza y sus bocas no podían estar más abiertas. "Estoy flipando" o "qué asco" se escuchó decir a varias. "Esta casa es lo más cerdo que yo he visto en mi vida", señaló Marina, para después preguntarle: "Con una persona así quieres tú pasar el resto de mi vida? Esto te ha servido para abrirte los ojos, vamos".

Por su parte Clara, novia de Raúl, le aconsejaba: "Ya no vas a perder más años con él, que sufra si tiene que sufrir y ni le apoyes ni le ayudes en nada".

La reacción de Lucía y las demás novias al ver la doble infidelidad de Manuel.

La reacción inesperada de Lucía

Lucía manifestó su enfado y malestar tras la deslealtad de Manuel. "Yo sabía que era un mierda". Mientras, a Marina se le escuchó decir: "Me están entrando ganas de llorar hasta a mi".

La reacción de la joven fue totalmente inesperada, lejos de volverse loca y que le entrara un ataque de celos como el que protagonizó Melyssa, Lucía nos sorprendió actuando con serenidad y madurez, aunque no paraba de repetir que todo lo que había visto le daba asco y vergüenza y que todo le parecía patético.

La cara de Lucía tras ver a Manuel con Stefany.

"Me ha vuelto a humillar y me siento una porquería"

"Me siento que me ha vuelto a humillar y me siento una porquería, pero a la vez siento que él es más porquería que yo. Porque yo valgo mucho mas que él y yo no le he faltado el respeto en mi vida, y ahí es dónde va a quedar él y dónde voy a quedar yo".

Después apostilló: "Es un caliente, asqueroso. Que haga lo que quiera".

Manuel se besa con Stefany y con Fiama en la misma noche.

"No quiero ver más imágenes porque sé el personaje que tengo al lado"

Tras ver la doble infidelidad, Lucía ya tuvo bastante y aunque Sandra le dijo que había más imágenes, esta pidió no ver nada más. "No quiero verlas por favor, pero quiero saber si se ha estado acostado con alguien, lo quiero saber. No estoy preparada para verlo, no quiero".

Después ante las cámaras explicó: "No quiero ver más imágenes porque la siguiente imagen ya me la conozco porque ya se el personaje que tengo al lado".

Lucía se quita el anillo y pulseras que le regaló Manuel.

"Yo no quiero nada que tenga que ver con esa mierda de persona"

Luego Lucía se marcó un 'Rosito'. Se quitó las dos pulseras y el anillo que le había regalado Manuel, rompiéndolas y las tiró al suelo dando por finalizada su relación. Sandra Barneda le preguntó entonces qué estaba haciendo. "Me quito todas las mierdas que tenga colgadas de él, dos pulseras y un anillo, que no valen para nada. Porquería yo en mi cuerpo no quiero".

Entonces recogió las joyas del suelo y las lanzó a la hoguera: "Yo no quiero nada que tenga que ver con esa mierda de persona".

Después mostró su enfado y desilusión por haber perdido tanto tiempo con él. "Ya he perdido tres años de mi vida, perdidos a la basura totalmente pero no voy a perder más. Todavía tengo tiempo, que soy joven. No tengo nada que hacer con un tío así, vamos".

Lucía lanza a la hoguera las joyas que le regaló Manuel y da por finalizada la relación.

La presentadora le dijo a Lucía: "No hay más imágenes para ti porque tú lo has decidido". La joven respondió: "He vivido tres años en una mentira y no voy a perder un minuto más con una persona tan despreciable como esa".

A pesar de que Lucía se había mostrado como una de las concursantes con carácter más fuerte y de las más impulsivas, mantuvo la calma y su reacción inesperada fue muy aplaudida. Ahora habrá que ver si se deja llevar por el despecho y se venga de Manuel liándose con algún tentandor o disfrutar al máximo de todo sin estar con ninguno.