Sanidad y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud han decidido administrar la vacuna de AstraZeneca a mayores de 65 años, al no encontrar la Agencia Europea del Medicamento (EMA) relación directa con los casos de trombosis detectados.

Hasta ahora, Sanidad estaba administrando la vacuna de AstraZeneca a trabajadores esenciales menores de 55 años como bomberos, Fuerzas de Seguridad del Estado y docentes, entre otros. También a trabajadores sanitarios que no trabajan en primera línea y, posteriormente, a la población general de entre 45 y 55 años.

La campaña de vacunación con este fármaco, paralizada durante dos semanas, se reanuda este miércoles por decisión unánime del Consejo Interterritorial de Salud del pasado 18 de marzo, según EFE.

La AEMPS ya informó entonces de que se detallarán en el prospecto del fármaco esos efectos adversos, se modificará la ficha técnica y se trasladará una guía a profesionales sanitarios.

En el último Consejo y según informó la presidenta de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas, no se encontraron evidencias científicas que relacionen como efecto secundario directo los efectos de trombosis, si bien tampoco se puede descartar el papel de la vacuna en esos eventos.

Efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca

Por ello, la AEMPS ya informó entonces de que se detallarán en el prospecto del fármaco esos efectos adversos, se modificará la ficha técnica y se trasladará una guía a profesionales sanitarios con síntomas que les puedan alertar. 

Madrid pide elevar más la edad

Por su parte, la Comunidad de Madrid, tal y como ha podido saber 'Vozpópuli', pedirá que se administre la vacuna de AstraZeneca a personas mayores de 65 años, aunque todo apunta a que, finalmente, se mantendrá la petición de Sanidad de vacunar hasta dicha edad.