Sanidad

Los investigadores, decepcionados con el plan de choque de Sánchez: "Han perdido una oportunidad de hacer las cosas bien"

Consideran que el Gobierno ha perdido una "buena oportunidad" de cambiar las cosas, ya que este plan de choque apenas recupera el nivel de inversión que había en 2010

El laboratorio del CNB donde se trabaja para lograr una vacuna contra el SARS-COV-2.
El laboratorio del CNB donde se trabaja para lograr una vacuna contra el SARS-COV-2. Sinc | Álvaro Muñoz

Este jueves, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó durante un acto en la Moncloa su bautizado como "Plan de Choque para la Ciencia"tras la pandemia de la covid-19, dotado de 1.056 millones de euros a repartir entre los próximos dos años.

El plan era muy esperado por una comunidad científica maltratada durante años por los recortes, la falta de financiación y la pelea burocrática. Y como era de esperar, ha decepcionado a gran parte de los investigadores, que esperaban un poco más. "Al menos ha reconocido que tenemos un problema, pero este plan está muy lejos de ser suficiente", explica en una conversación con Vozpópuli el doctor Xosé Bustelo, presidente de la Asociación Española de Investigación contra el Cáncer (ASEICA).

Y es que a pesar de las buenas intenciones del Gobierno, las partidas que se han anunciado este jueves siguen estando muy lejos del 2% de media que se destina a la investigación en Europa. Por otro lado, son muchos los investigadores que consideran que gran parte de este plan no es más que un "parche" que no hace frente a los problemas estructurales que sufre la ciencia, que van más allá del dinero.

El plan, anunciado en un evento este jueves sin periodistas y con la presencia de grandes personalidades de la ciencia y varios ministros, incluye un total de 17 medidas que se agruparán en tres ejes fundamentales: potenciar la investigación biosanitaria a través del aumento de fondos al Instituto de Salud Carlos III y así poder hacer frente de manera más efectiva a futuras "crisis sanitarias"; una reforma de la ley de ciencia para poder retener el talento español y evitar la fuga de cerebros a otros países y un reforzamiento del sistema industrial de ciencia a través del aumento de la colaboración público privada.

Para ello, se repartirán un total de 1.056 millones de euros entre 2020 y 2021. En particular, en torno a 396 millones se administrarán este año, frente a los 660 millones restantes que lo harán en 2021. La pregunta, no obstante, es cuándo se ejecutarán estas partidas y si plantean subir la financiación de los presupuestos del Estado en innovación e investigación, una reclama histórica de la comunidad científica.

Han perdido una gran oportunidad de hacer las cosas bien. Es una buena noticia, sí, pero estamos celebrando que con estos cambios nos situamos a nivel de financiación a la altura de 2010, lo cual no sé si habría que celebrarlo"

La reacción generalizada entre los científicos ha sido de decepción ante las medidas. Si bien aplauden la iniciativa y consideran que es una buena noticia que el Gobierno apueste por la ciencia, quedan muchos agujeros sin tapar y dudan de que vaya a suponer un cambio a largo plazo. "No sabemos cómo se va a materializar", explica Bustelo.

No soluciona el "problema estructural" de la ciencia española

En ese mismo sentido se ha manifestado la presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), Perla Wahnón. A través de un comunicado, la científica ha explicado los motivos por lo que, si bien celebra la iniciativa del Gobierno, considera que no es suficiente para solucionar el "problema estructural" que sufre la ciencia en nuestro país.

"Este tipo de planes y acciones, aunque son necesarios, no debe hacernos olvidar que continúa habiendo problemas estructurales en la ciencia. Estas acciones, ayudarán, sin duda, en algunos aspectos concretos, pero ni mucho menos solucionan los problemas profundos que sufre la ciencia y que no son solo una cuestión de financiación”, explica Wahnón. "Han perdido una gran oportunidad de hacer las cosas bien. Es una buena noticia, sí, pero estamos celebrando es que con estos cambios nos situamos a nivel de financiación a la altura de 2010, lo cual no sé si habría que celebrarlo", denuncia por su parte el doctor Bustelo. 

Durante su intervención en la presentación del plan de choque, Sánchez aseguró que el objetivo de las medidas era hacer frente a los problemas "más urgentes" del colectivo científico. No obstante, dentro de la comunidad no lo ven así. "Como plan de choque no funciona. Lo importante era resolver los problemas más acuciantes, no lanzar bombas de racimo a muchos focos y no solucionar ninguno", explica el doctor Bustelo, que critica cómo se ha repartido el dinero, tal vez de manera demasiada "dispersa". 

Wahnón también ha criticado que se destine tanta financiación a la biomedicina y se deje un poco de lado las demás especialidades, si bien considera que es comprensible en el contexto actual. "A falta de un análisis en mayor profundidad, desde COSCE consideramos que a corto plazo las aportaciones a biomédicas son comprensibles, pero no debe olvidarse el resto de la ciencia, y así se lo he hecho saber al presidente del Gobierno en la presentación de esta mañana”, establece la investigadora. 

"Los investigadores estamos ahogados, llevamos mucho tiempo sin financiación y con recortes y eso es algo que hasta el Gobierno reconoce", explica al tiempo que tacha de "tímidas" las medidas y lamenta que no hayan ido más allá de una inyección de inversión.

En redes sociales también han sido muchos los investigadores que han manifestado su decepción con las medidas propuestas por el Gobierno. Es el caso de Adriana Mañas, investigadora en biología molecular: "Ni siquiera se menciona la posibilidad de simplificar la burocracia. ¿De qué te sirve que te den más dinero si luego no te dejan gastarlo? ¿Cómo investigamos si la mitad de nuestro tiempo se va en papeleo", se lamenta a través de su perfil de Twitter esta investigadora, expatriada en la Universidad de Lund, en Suecia. 

"Partidas encubiertas"

Por otro lado, otro de los puntos que más críticas ha provocado dentro de la comunidad ha sido la inyección de ingresos a la industria del automóvil y la aeronáutica, dos de las 17 medidas incluidas en el plan de choque. Para Bustelo, estas partidas son "financiaciones encubiertas" a empresas.

Por otro lado, también señala que los otros 508 millones anunciados por el Gobierno en préstamos con condiciones especiales a empresas innovadoras.  "Sabemos por experiencia propia que en torno al 70% de estos préstamos nunca llegan a materializarse", lamenta el presidente de ASEICA. 

Por último, uno de los puntos que destacan tanto Cosce como ASEICA es la falta de medidas específicas destinadas a la Agencia Estatal de Investigación, cuyo rol en la financiación de proyectos ha sido ampliamente criticada por muchos científicos. Bustelo destaca que nada dentro del plan recoge alguna medida para acabar con los efectos negativos que ha tenido el cambio del calendario de proyectos de la AEI, que ha dejado a muchos investigadores sin ocho meses de financiación, tal y como publicamos en este diario.

Para Wahnón mientras no haya una agencia independiente y un Pacto por la Ciencia, España corre el riesgo de que "estas soluciones sean solamente coyunturales". Es por eso que, según ha anunciado, "La Cosce presentará en breve un análisis en profundidad" de las medidas del Gobierno y también sobre las líneas de trabajo que ellos mismos proponen. "En resumen, la sinfonía suena bien, pero todavía hay muchas notas disonantes que estropean la melodía", concluye por su parte Bustelo. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba