Malestar en el Consejo General de Dentistas por la disparidad de criterios entre las comunidades auitónomas para la vacunación frente al coronavirus de un sector que agrupa a 40.000 profesionales. Quejas por la discriminación que se está dando entre quienes trabajan en la sanidad pública o privada. También por las vacunas de "dos categorías" en alusión a las de Pfizer o Moderna y la de AstraZeneca. Y escepticismo en cuanto a los plazos marcados por el Gobierno: "Decir que en verano va a estar vacunada un 70% de la población, es falso", asegura a Vozpópuli el doctor Óscar Castro Reino, presidente de la organización colegial.

Desde Murcia, donde ejerce, el doctor Castro apunta al Ministerio de Sanidad. Señala que debería unificar esos criterios para que cada comunidad autónoma no actúe de una manera e interprete a su antojo las directrices marcadas por el departamento. "Nos estamos encontrando comunidades donde ya se ha vacunado a todos los dentistas -Murcia y Melilla, precisa- y al personal de las clínicas, y otras donde ni se ha empezado. El Estado debe velar porque se unifiquen criterios, lo que no puede ser que según nazcas en Cataluña o en Murcia, te apliquen un protocolo determinado", se queja el presidente de la organización colegial.

Según una carta remitida por el Consejo a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se están dando situaciones de discriminación en el caso del sector privado. En algunas regiones sólo han tenido acceso a las vacunas los sanitarios que trabajan en la sanidad pública, como el propio Óscar Castro, que ya ha recibido sus dosis. "Es un concepto absolutamente político hacer diferencias entre las dos sanidades. Sanidad sólo hay una", censura el doctor Castro.

Alto riesgo de contagio

"No es admisible ni razonable que haya discriminación en el acceso a la inmunización entre los sanitarios, ya que la posibilidad de infección es idéntica en su ejercicio profesional. Somos el único país de la Unión Europea donde existen profesionales de la sanidad privada aún sin vacunar", indica el doctor Castro en su misiva a la ministra.

"Trabajamos muy cerca del paciente, que está sin mascarilla, y aunque contemos con toda la protección, puede ser potencialmente contagioso. Por eso deben estar vacunados ellos y nosotros

El presidente del Consejo recuerda el alto riesgo de contagio en consulta: "Trabajamos muy cerca del paciente, que está sin mascarilla y, aunque nosotros contemos con todos los equipos de protección, en un momento dado ese pacientes puede ser potencialmente contagiosos. Por eso deben estar vacunados ellos y nosotros", señala.

Grupo prioritario

Es más, Óscar Castro recuerda que, en la Estrategia de vacunación diseñada por el Ministerio de Sanidad, los odontólogos, como colectivo sanitario y sociosanitario, deben figurar dentro de los grupos prioritarios para inmunizarse, pero, insiste, se están dando situaciones de inequidad por eso su petición de que adopte un criterio legislativo unificado, para que todos los territorios lleven a cabo idénticos protocolos.

En el caso de los ondontólogos, figuran en el grupo 3, que incluye a los trabajadores de ámbito hospitalario y de Atención Primaria, personal de odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla más de 15 minutos.

Nuevos grupos prioritarios

Según ha dado a conocer este mismo martes el Ministerio de Sanidad, tras los sanitarios de primera línea, los siguientes en recibir la vacuna de AstraZeneca serán trabajadores esenciales como policías, bomberos, personal de emergencias, protección civil y forestales, el Ejército o docentes. Asimismo, se amplía el grupo de sanitarios y sociosanitarios en segunda línea que incluirá a fisioterapeutas y otros trabajadores de asistencia.

El Consejo insiste en que, en su caso, se acelere el proceso y se les vacune "de forma prioritaria y análoga en todo el país", así como que tengan acceso a aquellas vacunas con mayor capacidad de inmunización. El doctor Castro critica que a unos grupos se les ponga una vacuna que, como las de Pfizer o Moderna han presentado una eficacia cercana al 95% y a otros, la de AstraZeneca, con menor eficacia, reseña, y además, con condiciones por la edad. "No puede ser que Sanidad reparta vacunas de dos categorías", afirma el presidente de la organización colegial.

"El Ministerio no sólo tiene que poner los medios, sino tener vacunas sin suficientes para toda la población. No puede ser que a unos sí y a otros no", apostilla. Además, se muestra mucho menos optimista que el Gobierno respecto a que, de cara al verano, esté inmunizada una gran parte de la población española. "Decir que será un 70% en esas fechas, es falso", asevera.