'Caso Tándem'

Villarejo: "Tuve que amenazar al ministro para que le cortara la cabeza a Martín Blas"

El comisario jubilado se jactó de haber conseguido el cese del policía que inició las investigaciones en su contra; en la misma conversación, alardeó de 'levantar el pie' a Aguirre en la acusación por el incidente de tráfico en Gran Vía

La Fiscalía situó al comisario Villarejo detrás de la asociación que evitó el banquillo a Esperanza Aguirre
La Fiscalía situó al comisario Villarejo detrás de la asociación que evitó el banquillo a Esperanza Aguirre

"Tuve que coger y amenazar al ministro para que le cortara la cabeza a Marcelino". El comisario jubilado José Manuel Villarejo se refería al extitular de Interior Jorge Fernández Díaz y a Marcelino Martin Blas, el entonces jefe de Asuntos Internos de la Policía que inició las investigaciones sobre las irregularidades del "clan policial mafioso" liderado por el agente en prisión preventiva. 

El comentario de Villarejo casi pasó desapercibido de no ser por el contexto en el que tuvo lugar la conversación. Era 17 de febrero de 2015 y el comisario discutía con uno de sus socios, Adrián de la Joya. Se quejaba de Javier Iglesias, abogado conocido por defender a excargos del PP -a quien se refieren como El largo-, cuando se jactaba de haberle 'cortado la cabeza' a su enemigo en el Cuerpo Nacional de Policía.

"Vamos, ya te digo. Tuve que coger y amenazar al ministro para que le cortara la cabeza a Marcelino. Es que no cumple nada. Si es que no ha cumplido ninguna de las 300.000 promesas que me hizo, no ha cumplido nada", señaló el comisario sobre Iglesias en una conversación que él mismo grabó y que ha sido incluida en el sumario de la pieza Pit del casoTándem, al que ha tenido acceso Vozpópuli

En abril de 2015, dos meses después de la discusión, el comisario jubilado Marcelino Martín Blas dejó su cargo al frente de Asuntos Internos en abril de 2015. Según consta en la declaración que el mismo realiza en 2016 ante el juez de Madrid Arturo Zamarreño, el Director Adjunto Operativo (DAO) Eugenio Pino no le comunicó el motivo de la destitución. "No me dijo te cesamos por esto, además, él no me cesa, me cesa el director general de la Policía, Ignacio Cosidó", especificó.

Tres años después, Villarejo intentó desde la cárcel madrileña de Estremera suavizar la áspera relación con Martín Blas. En su declaración ante al juez del pasado octubre, a la que tuvo acceso este diario, aseguró  su deseo de tomar un café con el exjefe de Asuntos Internos. El intento conciliador, sin embargo, se vio salpicado por calificativos peyorativos.

"Lo considero un pobre hombre que lo han manejado y que se ha prestado a una serie de cosas que no debería haber hecho, pero a nivel personal no he considerado nunca una guerra, no tengo animadversión contra él, me caía bien, éramos amiguetes, era un tío divertido, hacíamos bromas sobre los chistes de José Mota", dijo sobre Martín Blas.

"Le levanté el pie a la Esperanza Aguirre"

En la misma grabación en la que se escucha a Villarejo jactarse de haberle 'cortado la cabeza' al jefe de Asuntos Internos, el comisario también dejó caer que le levantó el pie a Esperanza Aguirre. Se refería a la actuación de la acusación popular ejercida por Transparencia y Justicia.

Según publicó eldiario.es, la propia Fiscalía de Madrid consideró que la asociación tiene "una clara vinculación" con el exagente, que salvó a la expresidenta de la Comunidad de Madrid de ser juzgada por el incidente de tráfico en Gran Vía, donde dejó su coche mal aparcado para sacar dinero de un cajero.

"Es que no ha cumplido nada. Cuando le cogí y le levanté el pie a la Esperanza Aguirre fue por lo mismo. Porque le dije 'macho, o esto o le levanto el pie'. No me jodas", dijo Villarejo en un fragmento del audio adelantado por El Plural al que ha tenido acceso Vozpópuli.

El 3 de abril de 2014, en la confluencia de las calles de Gran Vía y la plaza de Callao, Esperanza Aguirre dejó su vehículo mal estacionado para ir a sacar dinero a un cajero. La entonces presidenta del PP madrileño fue denunciada por los agentes de movilidad del Ayuntamiento de la capital, que le acusaron además de desobediencia, lesiones y daños.

Transparencia y Justicia ejerció la acusación popular en la causa para juzgar a Aguirre por un posible delito de desobediencia a los agentes de la autoridad. Finalmente, 'levantó el pie' y en enero de 2015 la Justicia acordó el sobreseimiento provisional de las diligencias al considerar que no había quedado probado que desobedeciera a los agentes ni que lesionara a uno de ellos con su vehículo. 

"La gilipollas de la Cospe"

Además de alardear de sus acciones contra Martín Blas y Aguirre, en aquel encendido debate con Adrián de la Joya el comisario espetó los presuntos favores que El largo debe al clan policial mafioso: desde haberle facilitado información privilegiada hasta presentarle a la entonces presidenta del PP.

 "Una puta mierda. Nunca me ha contestado de nada. Desde 2013 que yo le presenté un día, en qué mala hora, a la gilipollas de la Cospe [Dolores de Cospedal] y comenzó a brujulear y no sé qué", insistió el comisario jubilado en una conversación de seis minutos en la que ventiló todo tipo de irregularidades.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba