Política

Tensión entre Defensa y la cúpula militar ante el inicio de 60.000 test rápidos en las Fuerzas Armadas

Los cuarteles generales de los Ejércitos alertan de posibles contagios entre los soldados ante la poca fiabilidad de los test serológicos y la existencia de partidas defectuosas compradas en China que fueron rechazadas por las comunidades autónomas

Militar desplegado en labores de desinfección en la 'Operación Balmis'
Militar desplegado en labores de desinfección en la 'Operación Balmis' ET

La decisión del Ministerio de Defensa de realizar 60.000 test rápidos de detección del coronavirus en las Fuerzas Armadas, que ayer adelantó El País, ha incrementado la tensión entre el departamento de Margarita Robles y los cuarteles generales de los tres Ejércitos, ante la posibilidad de que se den contagios entre soldados por la poca fiabilidad de las pruebas que se van a realizar y la existencia de partidas defectuosas compradas en China y que fueron rechazadas por las Comunidades Autónomas, según informaron fuentes militares a Vozpópuli.

Defensa aprobó el pasado jueves la resolución 450/07083/20 por la que se dictan normas para la incorporación a los centros docentes militares de los alumnos del último curso de la Escuela Militar de Sanidad de la Academia Central de la Defensa y de aquellos que deban realizar las prácticas de vuelo correspondientes a sus planes de estudios de formación. Ello conlleva su inmediata reincorporación a las Fuerzas Armadas.

El regreso de los alumnos a las academias militares se realizará teniendo en cuenta las medidas de la orden del Ministerio de Sanidad del 11 de mayo, así como las específicas que elaboró la Inspección General de Sanidad de la Defensa el 27 de abril. Y es aquí donde han surgido las "tensiones y controversias".

La resolución de Defensa indica en su artículo 4.c (ver abajo en el documento al que ha tenido acceso Vozpópuli en exclusiva) que el servicio sanitario de cada unidad militar realizará "un test rápido serológico para detectar el estado inmunitario frente al virus SARS-CoV-2, acompañado de una hoja informativa".

Esta orden contradice a la del Ministerio de Sanidad ya que el departamento de Salvador Illa señaló el pasado día 11 que los test que hay que realizar son los PCR u otros de tipo molecular. En ningún caso se contempla la aplicación de tests serológicos ya que estos últimos no detectan el virus, sino los anticuerpos. Además, al ser test rápidos, su porcentaje de fallo es muy alto, de entre el 40 y 60%.

Este escenario ha provocado "grandes discusiones y polémica" en la última semana entre la Subsecretaría del Ministerio de Defensa, que dirige Alejo de la Torre, y los cuarteles generales de los tres Ejércitos. Incluso ha habido reticencias en los Cuerpos Comunes que dependen del subsecretario, en particular el Cuerpo Militar de Sanidad, según las citadas fuentes.

Sólo se detectan inmunizados

Tanto los Ejércitos de Tierra y Aire como la Armada han advertido a Defensa que los test PCR detectan a los contagiados mientras que los test serológicos, sólo a los inmunizados. Si a los alumnos que regresen a las aulas no se les pasa un test PCR, un contagiado podrá dar negativo en el test rápido ya que los anticuerpos se generan a partir del décimo día de infección. El problema es aún más grave en el caso de los asintomáticos, pues tienen una carga viral capaz de contagiar pero el nivel de anticuerpos suele ser bajo. Por ello, siempre dan negativo en el test rápido.

Entre los cuarteles generales se ha extendido la inquietud de que Defensa quiere dar salida a los 60.000 tests almacenados por la Inspección General de Sanidad "sobre cuya calidad y fiabilidad existen serias dudas", subrayan las fuentes militares. Parte de estos test provienen de las partidas defectuosas compradas en China por el Ministerio de Sanidad y que luego fueron rechazadas por las Comunidades Autónomas. Madrid fue una de ellas.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, a su llegada a IFEMA.
La ministra de Defensa, Margarita Robles, a su llegada a IFEMA. Europa Press

Algunos familiares de estos alumnos han manifestado su "preocupación" por la reapertura de las academias militares ya que si uno de los que regresa está contagiado, es muy posible que el virus se propague al resto. Sobre todo, se mira con lupa a los 58 alumnos de la Escuela Militar de Sanidad que han estado reforzando el hospital Gómez Ulla en las últimas semanas de pandemia.

"Los propios alumnos son conscientes de que han estado expuestos al contagio y que los test serológicos detectan a los inmunizados, pero no a los infectados. Además, si son rápidos son muy poco fiables", subrayan las citadas fuentes a este periódico.

Reincorporación "gradual" del personal

Defensa tiene previsto publicar "de forma inminente" dos resoluciones más de la Subsecretaría para establecer un marco general que garantice la reincorporación "gradual" del personal "de una manera segura y acompasada" con las fases de la 'desescalada', según supo Vozpópuli de fuentes oficiales.

La primera afectará a las unidades adscritas al Ministerio y la segunda, tanto a los los Ejércitos y la Armada, como a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el Estado Mayor de la Defensa (EMAD). "Lo que se pretende es centralizar la 'desescalada' para evitar recaídas y coordinar las diferentes fases desde Defensa", aseguran. Para ello, se habilitará al JEMAD, el general Miguel Ángel Villarroya, y a los JEMES para ejecutarlas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba