El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; su vicepresidente, Oriol Junqueras, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, instarán al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a negociar la celebración del referendo el 1 de octubre, indicaron jueves a Efe fuentes diplomáticas europeas.

Así se pronunciarán en una carta conjunta que prevé publicar este viernes un medio europeo, en la que pedirán a Rajoy no cerrarse al diálogo y disposición para negociar todavía la celebración de esa consulta sobre la independencia de Cataluña, que ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

Colau aseguró este jueves que en la ciudad de Barcelona "se podrá participar" en el referendo y que se podrá hacer "sin poner en riesgo institución ni servidores públicos".

Desde Bruselas, la Comisión Europea mantiene que una eventual Cataluña independiente pasaría a ser un territorio externo a la Unión Europea (UE) y debería solicitar de nuevo la adhesión si quisiera volver a formar parte del bloque comunitario.