El PNV ha atribuido al antiguo jefe del aparato político de ETA Aitor Elizaran la campaña para dejar basuras en los "batzokis" (sedes sociales del PNV) por la gestión del derrumbe del vertedero de Zaldibar, en el que hay dos trabajadores desaparecidos.

"El PNV denuncia públicamente que el exdirigente de ETA Aitor Elizaran ha concebido e instigado la campaña de ataque a nuestros batzokis y acoso a nuestra afiliación, según consta en sus redes sociales", ha indicado el partido presidido por Andoni Ortuzar.

Elizaran publicó ayer en su cuenta de Twitter el mensaje: "Dejemos todos hoy nuestras bolsas de basura en las puertas del batzoki de nuestro pueblo. Yo lo voy a hacer, como protesta, contra estos makarras y por la convivencia. Si estás de acuerdo haz un tuit llamando a hacerlo, o retuitea".

Basura en diez 'batzokis'

Horas después publicó otro tuit, que incluía una foto, con el mensaje "Guk utzi dugu gure zakarra Altzako batzokiaren ateetan, protesta zibiko gisa (Nosotros hemos dejado nuestra basura a las puertas del batzoki de Altza como protesta cívica)".

El PNV ha denunciado que esta madrugada diez "batzokis" de Bizkaia y Gipuzkoa han aparecido con "bolsas de basura y excrementos" y carteles "insultantes y amenazadores" sobre el "trágico" desprendimiento del vertedero de Zaldibar del pasado jueves.

Para el PNV, estos "ataques de tinte fascista y mafioso" se enmarcan dentro de la "campaña de acoso a sus dirigentes y a su afiliación orquestada y alentada por actores políticos reconocibles de la sociedad vasca con motivo del trágico suceso registrado el pasado jueves en Zaldibar".