Politica

Báñez, Ayllón y De la Serna, los irreductibles del 'sorayismo', le dicen 'no' a Casado

Casado da un vuelco a sus equipos en Congreso y Senado. Fernando Martínez Maíllo, mano derecha de Rajoy en Génova, entra en la dirección del grupo parlamentario. Dolores Cospedal presidirá Exteriores

Maíllo en el 19 Congreso PP
Maíllo en el 19 Congreso PP Javier Martínez

El nuevo líder del partido anunció la nueva estructura de los grupos en los que se incluyen algunas novedades en aras de esa cohesión. Soraya Sáenz de Santamaría asistió al encuentro, lo que no hizo el jueves al comité ejecutivo celebrado en Barcelona. Tuvo que abandonarlo antes del final porque salía de viaje. José Luis Ayllón, su mano derecha, quien rechazó incorporarse a la directiva de Casado, no estuvo presente. Forma parte de los 'irreductibles del sorayismo', como la exminsitra Fátima Báñez o Íñigo de la Serna.

Fernando Martínez-Maíllo, excoordinador general del PP, entra en la dirección del grupo parlamentario que prside  Dolores Montserrat, en un paso más en aras de la integración.Será uno de lossiete portavoces adjuntos designados en esta reestructuración. Casado ha repartido cargos y sillones entre el sorayismo más significado.

Cristóbal Montoro presidirá la comisión de Energía, Teófila Martínez será vicepresidenta de Estado Autonómico, junto a Rafael Merino. El exministro Mendez-Vigo y el exvice portavoz parlamentario, Carlos Rojas, también sorayistas, entran en las áreas de Educación e Inmigración, respectivamente. 

"El congreso se acabó, ahora está el partido y todos estamos en él y  todos formamos parte de él", ha manifestado Maíllo tras conocerse su nombramiento. El antiguo coordinador general participó en forma discreta en la campaña de Santamaría, pese a que formalmente debería haber mantenido una actitud neutral. "No soy 'sorayo', yo hablo por mí mismo", comentó al ser preguntado sobre la incorporación de miembros del equipo de la exvicepresidenta. 

El nuevo líder del PP sigue en su empeño de cerrar heridas, 'coser' los desgarros de las primarias y sumar rivales a su causa. Las comisiones y portavocías del Congreso y Senado han sido el segundo paso en este empeño. Un reparto de cargos secundarios y simbólicos entre los restos del 'sorayismo' para encajar todas las piezas del puzzle. "No habrá corrientes internas" ya advirtió Casado. "Aquí no hay corrientes, sino opiniones distintas", respondió este jueves Celia Villalobos, del grupo rival, al entrar en Génova, donde se reunieron todos los parlamentarios popualres.  

"Esfuerzo sin precedentes"

Rafael Hernando, exjefe del grupo, que se incorporó a la dirección del partido, seguirá en el grupo parlamentario con un puesto simbólico y asistirá a los maitines de los lunes en la sede nacional.A su entrada en Génova señaló que Santamaría "es un activo imprescindible del PP y que siempre lo seguirá siendo".Rafael Catalá, quien fuera titular de Justicia, presidirá la comisión de Interior.

El canario Guillermo Mariscal y la valenciana Belén Hoyo, dos de los más estrechos colaboradores de Casado, se suman también a la dirección del grupo parlamentario. El histórico Javier Arenas ha sido defenestrado de la dirección general del grupo en el Senado aunque entra en el comité de Dirección, una especie de bolsa de compensaciones. José Luis Barreiro, el exjefe dde filas en la Cámara Alta será el presidente de la comisión de Ciencia.

Javier Maroto, el número tres de la formación, habló de que se va a hacer "un esfuerzo sin precedentes" en aras de consolidar la unidad de la formación. Una aseveración que despertó enormes expectativas entre buena parte de los asistentes al cónclave parlamentario, que estaban a la espera de conocer la conformación de ambos grupos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba