Caso Villarejo

La oposición de Guinea Ecuatorial reconoce que recibió financiación de Florentino Pérez

El Partido del Progreso de Severo Moto admite que el presidente de ACS les ayudó económicamente "de forma puntual" ya que han pasado "momentos difíciles en el exilio", pero rechazan haber llegado a un pacto de no agresión con Gabriel Mbega, uno de los aspirantes a suceder al dictador Teodoro Obiang

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

El Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, liderado por el opositor Severo Moto, ha reconocido que el presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, financió a esta formación política, según se indica en un comunicado oficial difundido en un blog de los exiliados políticos de este país africano en España.

De esta forma, la oposición a la dictadura de Teodoro Obiang Nguema confirma una parte del contenido del denominado Informe King por el que el comisario José Manuel Villarejo pactó cobrar 5,4 millones de euros al entorno de Teodoro Obiang Nguema, conocido como Teodorín, uno de los principales aspirantes a suceder a su padre, de 76 años.

En concreto, la formación liderada por Severo Moto admite que el Partido del Progreso ha tenido buenas relaciones con Florentino Pérez: "Por el hecho de que su esposa, Pitina, creció en Guinea Ecuatorial y que existía buena amistad con la familia Moto. También hemos de reconocer que en momentos difíciles del exilio, Florentino Perez nos ayudó económicamente de forma puntual".

No hay pacto

Sin embargo, los opositores rechazan que sea cierto otro aspecto del informe King de Villarejo. En concreto, en lo relativo a que Severo Moto habría llegado a un acuerdo de no agresión con Gabriel Mbega, el principal rival de Teodorín, cuyo clan habría financiado los trabajos de Villarejo.

"Ni el Partido del Progreso, ni su presidente Severo Moto tuvieron información de que alguien intentara diseñar o proponer algún tipo de acuerdo entre este partido y un hijo de Obiang", especifica el comunicado redactado por el jefe de prensa de esta formación política guineana en el exilio, que ha confirmado a Vozpópuli los términos del escrito.

En el Informe King, al que ha tenido acceso este diario, Villarejo sostiene que en septiembre de 2008, fecha en la que el abogado Manuel Ollé interpuso una querella en nombre de la Asociación Pro Derechos Humanos Española (APDHE) contra Teodoro Obiang y varios integrantes de su familia, "se detectaron varias reuniones entre miembros de esta supuesta ONG con un sujeto llamado Armengol Engonga, del entorno de Severo Moto".

Ministro de Minas

Uno de estos integrantes del clan Obiang denunciados por el abogado Manuel Ollé era el hijo de la segunda mujer del dictador, Gabriel Mbega, que es ministro de Minas e Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial, y el principal objetivo de Villarejo tras ser presuntamente contratado por los partidarios de Teodorín.

Villarejo resalta en su informe que el empresario del sector del petróleo "Mauricio Hachuel, amigo de Florentino Pérez", fue el que habría puesto al presidente del Real Madrid en contacto con el ministro de Minas e Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial.

Y ambos, compartían contactos e intereses con dirigentes chinos, ya que Florentino Pérez, como presidente del Real Madrid, había firmado un acuerdo con la corporación Citic Guoan, una gigantesca empresa pública china.

Villarejo alude a fuentes cercanas al propio Florentino Pérez para indicar que ocasionalmente pudieron existir reuniones "al más alto nivel: habitualmente por parte de Gabriel Mbega contactaría la ya mencionada [Guillermina] Mekui y un tal Jhon King de la Embajada. Por parte de Moto, el referido Engonga, y por Florentino [Pérez] un tal Demetrio Ullastres y otro llamado Luis Juanini", completa el Informe King.

En el mismo sentido, Villarejo concluye en su dosier que Florentino Pérez ha utilizado para financiar al partido de Moto "a la misma infraestructura con la que habitualmente soborna a políticos en Sudamérica, esto es el despacho llamado Intertrust-International Management & Trust Copr, de Panamá”, Y que como asesor en estos temas utilizaba "a un tal Fernando Muniesa".

El CNI no le contrató

En su declaración de noviembre de 2017 ante la juez Carmen Lamela, que acordó su ingreso en prisión de forma preventiva, Villarejo trató de culpar al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a su director, el general Félix Sanz Roldán, de estar en el origen del informe sobre Guinea Ecuatorial. Por su parte, el CNI ha rechazado haber contratado o recurrido a Villarejo o a cualquiera de sus empresas.

Me entrevisté con el jefe de gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, [García-Margallo], y me pidieron que le hiciera un informe de por qué era o no era conveniente seguir apoyando al hijo mayor [Teodorín]

José Manuel Villarejo

Por su parte el excomisario, que rechazó haber cobrado por el dosier, declaró que él había participado en la elaboración del mismo para que no apareciera el CNI en las pesquisas: "Por ejemplo yo me entrevisté con el jefe de gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, [José Manuel García-Margallo], para hablar de este tema, y me pidieron que le hiciera un informe de por qué era o no era conveniente seguir apoyando al hijo mayor [Teodorín] en beneficio del otro".

Al final de su declaración de noviembre de 2017, y tras un nuevo alegato de Villarejo contra el general Félix Sanz Roldán, la juez dio muestras de desagrado con la actitud del excomisario, y acabó interrumpiendo su alegato para que no hiciera "mítines".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba