Política

Cumbre del G-7 en Biarritz: boicots, barracones para detenidos y caos fronterizo

La cumbre de líderes mundiales que se celebrará a sólo 20 kilómetros de la frontera española amenaza con perturbar el tráfico en plena operación retorno. Se activará un gran despliegue policial ante los actos de protesta previstos

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se reúne con su homólogo francés, Cristophe Castaner.
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se reúne con su homólogo francés, Cristophe Castaner. EP

La localidad francesa de Biarritz se convertirá en un auténtico búnker a finales de agosto. Allí se darán cita los principales líderes de las mayores potencias mundiales en la cumbre del G7 entreel día 24 y el 26. Pero el gran despliegue policial previsto no sólo en Francia sino también en el lado español de la frontera y la 'contracumbre' organizada por distintos colectivos sociales y sindicatos amenazan con provocar más de un quebradero de cabeza en plena época estival.

La Dirección General de Tráfico (DGT) lleva días advirtiendo a los conductores para que eviten el paso fronterizo de Irún-Hendaya durante los días que dure la cumbre. Los estrictos controles policiales y la consecuente acumulación de vehículos provocarán a buen seguro largos atascos en la autopista que une Francia y España. Todo para blindar la localidad y los alrededores donde se reunirán Donald Trump (EEUU), Boris Johnson (Reino Unido), Angela Merkel (Alemania), Carlos Giuseppe Conte (Italia), Justin Trudeau (Canadá), Shinzo Abe (Japón) y el anfitrión, Emmanuel Macron (Francia).

A la reunión de los mandatarios que el presidente galo decidió ubicar en Biarritz, acudirá como invitado el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y coincidirá con el retorno de vacaciones de ciudadanos europeos desde la Península, con la operación Paso del Estrecho en la que miles de magrebíes vuelven de las vacaciones por carretera y con el aumento de afluencia típico de los fines de semana. 

Este mismo viernes, el BOE hacía pública la restricción de ciertos tramos de carretera para vehículos pesados y de transporte de mercancías peligrosas dictada por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco. Y el alcalde socialista de Irún, José Antonio Santano, ponía voz al malestar que cunde por el emplazamiento elegido para la cumbre del G-7."Nadie nos ha pedido opinión, pero si lo hubieran hecho habríamos dicho que es una idea pésima", lamentaba José Antonio Santano. Los departamentos de Interior de ambos países llevan meses planificando el despliegue. 

Reunión del G7
Reunión del G7

Al margen de los previsibles alteraciones previstas para esos días, se espera la llegada de grupos antisistema y antifascistas del resto de Europa, así como de miembros de la izquierda 'abertzale' que ya preparan actos de protesta en los días previos así como el boicot a ciertas infraestructuras. También podrían unirse los famosos chalecos amarillos. El acto principal será una contracumbre entre los días 21 y 23 en Irún y Hendaya, impulsado por las plataformasG7 Ez (G7 No) -promovida por Bildu, Podemos Euskadi y Sortu- y Alternatives G7. También tienen la intención de bloquear las carreteras y hacer actos de sabotaje en algunas infraestructuras.

El Gobierno Vasco prevé movilizar a cerca de 4.000 agentes de la Ertzaintza, casi la mitad de la plantilla del cuerpo policial autonómico ante la posibilidad de que hipotéticos disturbios acaben entrando en territorio español. El dispositivo policial francés contará con más de 10.000 agentes. En el aparcamiento del Tribunal de Justicia de Bayona ya se han instalado barracones prefabricados para acoger a los posibles detenidos durante el transcurso de la cumbre. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba