El diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, se ha marchado este jueves de la comisión de reconstrucción del Congreso tras discutir con el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, por acusar a la formación de Santiago Abascal de golpista.

Iglesias ha afirmado que "aunque aveces parezca que están dispuestos a dar un golpe de estado", él está "dispuesto a dialogar con cualquiera".

Las palabras del vicepresidente del Gobierno han sentado mal al diputado Vox: "Acaba de decir que falta a la verdad". Por ello, ha pedido al presidente de la comisión, el socialista Patxi López, que tome "cartas en el asunto". "Es tremendamente ofensivo para nosotros y los votantes", ha aseverado Iván Espinosa de los Monteros.

Patxi López ha señalado entonces que "alguno tiene la piel muy fina": "A veces no nos gusta escuchar algunas cosas, pero eso significa también libertad de expresión".

En ese momento, Iglesias, lejos de retirar sus acusaciones, ha afirmado que Vox "además de desearlo y pedirlo, no se atreve" a dar ese golpe de estado.

"Es una vergüenza lo que están haciendo ustedes, es un espectáculo lamentable propio de un comunista marxista", le ha contestado Espinosa de los Monteros mientras abandonaba el salón de comisiones, al tiempo Iglesias le despedía: "Cierre la puerta al salir, señoría".